Ir a Página Principal Mapa del Sitio
Glosario de Términos
 
 
 
Liberty Auto Total
Liberty Asistencia En Clinicas
0800
Talleres Afiliados
Formas de Pago
Dispositivos de Seguridad
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F-G
  • H-I
  • J
  • L
  • P
  • R
  • S
  • T
  • U-W
Letra A
ACEPTACIÓN – DE RIESGO

Asunción de los riesgos, por cuenta del Asegurador. El Asegurado transfiere determinado riesgo, mediante el pago de una prima al Asegurador, quien lo acepta.

 

ACTIVO CIRCULANTE

Conjunto de medios financieros que es preciso contabilizar para el normal desarrollo de la actividad empresarial, y está constituido por las materias primas, saldos de cuentas, depósitos en caja o bancos, etc.

 

ACTIVO FIJO

Son los elementos del patrimonio necesarios para el desarrollo de la actividad de una empresa, tales como locales, instalaciones, maquinarias, equipos informáticos, mobiliario, etc.

 

ACTO MALICIOSO O MALINTENCIONADO

El realizado voluntariamente con objeto de causar daños en beneficio propio o de tercero.

 

ACTUARIAL – CIENCIA

Es la parte de la matemática que estudia la teoría de las operaciones propias de las empresas de seguros así como los principios y métodos para resolver las cuestiones estadísticas y financieras que se relacionan con aquellas operaciones.

La ciencia actuarial tiene sus comienzos en Holanda y Flandes, debido a ser sus mercaderes, a partir del XIII, quienes introducen la costumbre de reembolsar el dinero recibido a préstamo en forma de renta vitalicia, dando ello origen a estudios sobre la mortalidad de los habitantes; así, en tiempos posteriores, De Witt, Rudde y Struyck construyen unas Tablas de Mortalidad; aparece la Tabla de Rentistas de Amsterdam (1672); en Inglaterra, Halley (últimos años del siglo XVII) señala la edad como principal factor de mortalidad; Jacques Bernoiuilli publica en 1713 su célebre "ARS CONJECTANDI" y formula el conocido teorema de la probabilidad; en el siglo XVIII Euler Price Tetens y Gauss contribuyen al desarrollo de esta ciencia; en 1806 Duvillard calcula una Tabla de Mortalidad basada en la observación, de aproximadamente tres millones de personas; más tarde Gompertz (1820) y Makeham representan la mortalidad humana por una expresión analítica. En 1848 se funda el célebre Instituto de Actuarios de Londres, que en 1859 publica las Tablas Inglesas (20 sociedades); el 1868 aparece la Tabla Americana de Homans y en 1883 las Tablas Alemanas (23 sociedades). En 1889, y elaboradas por las principales Compañías, son dadas a conocer las Tablas Francesas C.R., R.F. y A.F. Finalmente, la llamada Escuela Rusa Tchebycheff a la cabeza, da un poderoso impulso a estos estudios. En 1911 se publicó la "Tabla de Mortalidad Española" por Puyol Laguna.

 

ACTUARIO

Es una persona con buenos conocimientos matemáticos, entrenado profesionalmente en la ciencia de las probabilidades, quien usando instrumentos matemáticos define, analiza y resuelve negocios complejos y problemas sociales, diseñando programas de seguros, pensiones, financieros o de otra índole, aptos para satisfacer las necesidades económicas de un país. La labor que desarrolla un Actuario, dentro del campo del seguro, es muy variada y compleja, según podemos citar a continuación:

1. La elaboración de planes y tarifas (nuevos productos), dirigidos a satisfacer las necesidades del público consumidor, en los Ramos de Seguro de Vida Individual, Colectivo, Hospitalización, Accidentes y Bienes Patrimoniales.

2. Asesoría general en materia de Selección de Riesgos, Reaseguro, Estudios de Rendimiento de Cartera, Cálculo de Reservas Estadísticas, Computación, Compensaciones por buena persistencia y baja siniestralidad.

3. Elaboración de Planes de Jubilación, Pensiones, Rentas Vitalicias, Análisis de Factibilidad de los Contratos Colectivos de Trabajo.

 

ADHESIÓN – Característica del Contrato de Seguros

Se dice que el Contrato de Seguros es de Adhesión, por cuanto el Asegurado se somete "a priori" a las normas que han de regir su vinculación contractual de aseguramiento con la Compañía Aseguradora que asume sus riesgos, las cuales han sido establecidas por ésta, previamente su aprobación por la Superintendencia de Seguros.

Todas las Compañías Aseguradoras tienen redactadas, de acuerdo a las costumbres y usos de cada mercado, contratos impresos que, generalmente, son iguales o uniformes para ciertos tipos de riesgos.

 

AERONAVE

Significa aviones terrestres, hidroaviones, botes volantes, anfibios o autogiros

 

AFIANZADO

Persona natural o jurídica, cuya actuación u obligación son el objeto de la fianza. También se llama deudor, obligador o principal.

 

AFIANZAR

Prestar una garantía o aval en favor de otra persona para garantizar determinados intereses o derechos o asegurar el cumplimiento de una obligación.

 

AGENTE DE SEGUROS

Persona que actúa directa y exclusivamente para una Compañía Aseguradora o Sociedad de Corretaje en la producción de seguros, y en la conservación de la cartera conseguida, mediante las gestiones comerciales y administrativas precisas para la obtención de los contratos de seguros que la integran y su mantenimiento en vigor.

Los requisitos para actuar como Agente de Seguros aparecen en el Reglamento de la Ley de Empresas de Seguros y Reaseguros, capítulo VIII, Sección II "de los Agentes de Seguros", Art. 157.

 

AGRAVACIÓN – del Riesgo

Hay agravación del riesgo cuando con posterioridad a la emisión de la Póliza, sobreviene en relación a las circunstancias declaradas al momento de solicitar el seguro, un cambio que aumenta la probabilidad o la intensidad del riesgo asumido por el Asegurador, de manera que éste no lo hubiere hecho en otras condiciones.

En un principio general del seguro, que la agravación que por cualquier causa experimenta el riesgo asegurado y que influya en la estimación de su grado de peligrosidad, debe ser puesta inmediatamente en conocimiento del Asegurador, para que éste pueda cobrar la nueva prima que corresponda o proceder a la anulación de la Póliza.

El Código de Comercio, Art. 571, declara que es nulo cualquier contrato de seguro hecho con inexacta declaración que pueda influir en la estimación del riesgo. El Código de Comercio, Art. 559 "Del Seguro Contra Incendio", estipula que la responsabilidad del Asegurador cesará si el edificio asegurado fuere destinado después del contrato a un uso que agrave los riesgos de incendio, de tal suerte que haya lugar a presumir que el Asegurador no lo hubiere asegurado o lo habría asegurado bajo distintas condiciones.

 

AGRAVIOS

Es un daño legal a otra persona que surge de acciones distintas al incumplimiento de contratos, en que los Tribunales proporcionarán un remedio que permite el resarcimiento en un proceso por daños y perjuicios. El daño resulta cuando los derechos de una persona se lesionan de mala fe. Algunos ejemplos de estos derechos son el de la intimidad personal, el disfrute de la propiedad sin molestias y el derecho a estar libres de las lesiones físicas. Ejemplos de Agravio son: el libelo, la calumnia o difamación, el asalto y la negligencia. Los agravios pueden dar lugar a acción penal, acción civil, o ambas contra la persona que ofende.

 

ALEATORIO – Características del Contrato de Seguro

Se dice que el Contrato de Seguro es Aleatorio, por depender de un hecho fortuito y casual.

Nuestro Código Civil, en su Art. 1136 dice: "El contrato es Aleatorio, cuando para ambos contratantes, o para uno de ellos, la ventaja depende de un hecho casual".

 

ALTAS

Informe o participación que hace el Asegurado en los Seguros Colectivos, a fin de que sea incorporada al plan de protección contratado, alguna persona que inicialmente no estaba incluida.

 

ALTERACIÓN DE RIESGO

Modificación de la naturaleza del riesgo que, si es de carácter accidental puede motivar la rescisión de la Póliza a voluntad del Asegurador o Asegurado; si es originada por éste, la facultad resolutoria queda reservada a la Compañía Aseguradora.

 

ANÁLISIS DEL RIESGO

Instrumento técnico de que se vale la Compañía Aseguradora para lograr el adecuado equilibrio en sus resultados. Fundamentalmente se concreta en los siguientes aspectos:

1. Selección de riesgos, mediante la cual se procure la aceptación de sólo aquellos que por sus características propias se presuma que no van a originar necesariamente resultados desequilibrados, por no ser peores que el promedio de su categoría.

2. Ponderación o clasificación de riesgos, subsiguiente a la selección inicial, mediante la cual se efectúa la correcta tarifación del riesgo asumido, aplicándole la prima adecuada y creando grupos homogéneos en base a la probabilidad de siniestros e intensidad de los mismos.

3. Previsión de riesgos, mediante la cual se adoptan las medidas precautorias adecuadas, especialmente en riesgos de naturaleza industrial, para evitar la producción de siniestros.

 

ANEXO

Son documentos que se agregan a la Póliza para formar parte integrante de la misma, contentivos de algún dato o informe que aclara, modifica, sustituye o incluye nuevas estipulaciones a la Póliza. Su finalidad es la de evitar la emisión de una nueva Póliza cada vez que ocurran variaciones.

Se le llama también endoso

 

ANIMALES FINOS Y PURA SANGRE, Seguro de

La cobertura normal de la Póliza es muerte por accidente, incendio o enfermedad contraída después de contratado el seguro. El sacrificio del animal está también cubierto, siempre que la Compañía Aseguradora haya dado previamente su consentimiento por escrito, pero no el sacrificio ordenado por cualquier autoridad competente.

El seguro puede cubrir el ganado mientras esté en un lugar permanente o incluyendo tránsito del mismo. El ganado, a efecto de seguro, se divide pero no se restringe, como sigue:

a. Animales de pura sangre (carreras, salto, reproducción)

b. Animales de raza (exposiciones, caza, domésticos)

c. Animales para alimentación (vacuno, lanar, porcino)

d. Animales para trabajo (caballos, mulas, bueyes, asnos)

Las Compañías Aseguradoras tienen mucho cuidado en aceptar estos riesgos, en vista de la influencia del riesgo moral. Progresivamente, la experiencia ha enseñado a las Compañías algunas reglas de Underwriting que ayudan a la protección de sus intereses; por ejemplo, de negar el seguro de un solo ejemplar, si el cliente no asegura todos los animales de su clase pero, aceptar que se aseguren todos los animales aptos sanos, como lo que pueden no ser tan sanos. Además, en la mayoría de las veces se solicita el certificado del veterinario antes de otorgar el amparo.

 

ANTICIPO – A cuenta de comisiones

Los adelantos en dinero efectivo que las Aseguradoras y Sociedades de Corretaje hagan a sus respectivos intermediarios.

 

ANTISELECCIÓN

Situación que se produce cuando en un conjunto de Pólizas se integran riesgos de siniestralidad probable, superior a la técnicamente prevista como equilibrada.

Término contradictorio de selección de riesgo.

 

ANUALIDAD DE SEGURO

Período de doce meses seguidos y completos, que empieza a correr a partir de la fecha en que la Póliza toma su efecto. Período por el que normalmente se contratan las Póliza se Seguro de vigencia prorrogable.

 

ANULACIÓN

En la terminología aseguradora, este concepto significa la terminación de un contrato con prioridad a la fecha indicada en el mismo bien sea por producirse las circunstancias que se previeron contractualmente como determinante de ello, o por acuerdo mutuo del Asegurador y Asegurado o por decisión unilateral de cualquiera de las partes, aunque en este último caso, es normal que exista un plazo mínimo de preaviso a la otra parte. Generalmente la mayoría de nuestras Pólizas fijan el plazo mínimo de preaviso y la forma de devolución de la prima.

También se le da este nombre a la facultad que tiene conferida generalmente el Asegurador, para hacer cesar los efectos de una Póliza en virtud de actos u omisión del Asegurado; usualmente proceden a una actitud positiva o negativa del Asegurado que hace cambiar las circunstancias originales de una Póliza, o cuando éste ha hecho declaraciones falsas o reticencia.

 

APODERADO

Persona a quien una empresa concede facultades, para adquirir o ejercitar derechos y asumir obligaciones en nombre de ella. Estas facultades o poderes suelen figurar delimitados en un documento, generalmente otorgado ante Notario y posteriormente, elevado a escritura pública.

 

ARBITRAJE, Cláusula de

Esta Cláusula tiene por objeto disminuir los juicios en materia de seguros, manteniendo las disputas fuera de las Cortes. Por lo que respecta a su aplicación, encontramos dos tipos de Cláusula de Arbitraje, una que se limita a las disputas relacionadas al monto por indemnizar y otra, mucho más amplia, que se extiende a todo tipo de disputa.

En la mayoría de nuestras Pólizas encontramos cláusulas que fijan el procedimiento de arbitraje, en los casos de disputa entre Asegurador y Asegurado.

La Cláusula de Arbitraje tiene en Venezuela, al igual que en algunos otros países, tales como Alemania, una importancia principalmente moral, ya que aún cuando sea la Póliza contrato solemne que conste en documento auténtico obligando así a las partes, nuestro Código Civil Art. 502 al 504, permite a cualquiera de las partes, retractarse del arbitraje ante el Tribunal, cesando así todo el procedimiento. El legislador venezolano ha querido dejar siempre a las partes las puertas abiertas para recurrir a los Tribunales del Estado.

 

ARBITRO

Se denomina Arbitro a la persona nombrada por cada una de las partes (Asegurador y Asegurado) para intentar resolver cualquier desacuerdo surgido con respecto a la interrupción del condicionado de la Póliza.

 

ARRASTRE

Puede aplicarse a diversos sectores y en diferente sentido, aunque generalmente significa la acumulación de datos de un determinado período hasta una fecha concreta.

 

ARREGLO AMISTOSO

Solución a la que se llega entre las partes que litigan un asunto, sin necesidad de acudir a la decisión de terceros (normalmente a la Autoridad Judicial). El arreglo o transacción, supone la renuncia de la víctima a las acciones que judicialmente le corresponderían contra el responsable del os daños y subsidiariamente contra la Compañía Aseguradora.

 

ASALTO

Es el acto de apoderarse de los bienes pertenecientes al Asegurado, utilizando la violencia o la amenaza de causar graves daños inminentes a la persona. Hecho ocurrido en despoblado.

 

ASCENSORES Y MONTACARGAS, seguro de

Aquel en el que el Asegurador se compromete a indemnizar al Asegurado por los daños causados a los usuarios del Ascensor o Montacarga, por accidentes surgidos en la operación y funcionamiento.

Para los Ascensores se cubren tanto las lesiones corporales como los daños materiales. Para los Montacargas no se cubren las lesiones corporales a menos que esté expresamente convenido en la Póliza.

El Seguro queda automáticamente suspendido si el permiso municipal quedó anulado, aún temporalmente o si el contrato de mantenimiento es cancelado.

 

ASEGURABILIDAD

Conjunto de circunstancias que deben concurrir en un riesgo, para que su cobertura pueda ser aceptada por una Aseguradora (en este sentido se exige que el riesgo sea incierto, posible, concreto, lícito y fortuito)

 

ASEGURADO

Persona o bien que, mediante el pago de una prima, recibe la protección del Asegurador, quien se obliga a indemnizar las pérdidas o los perjuicios que puedan sobrevenir a la otra parte en casos determinados, fortuitos o de fuerza mayor.

Es menester aclarar que en el Seguro de Vida, la persona a quien se le llama "Asegurado" es aquella cuya cabeza se contrata el seguro, la cual no tiene que ser forzosamente la misma que la del contratante o persona que estipula el seguro o firma la Póliza con el Asegurador obligándose a pagar las primas del seguro.

 

ASEGURADOR

Es la parte que se obliga mediante una prima, a indemnizar las pérdidas o los perjuicios ocurridos a una persona o un bien. La actividad económica aseguradora sólo puede ejercerse a través de la forma jurídica de una sociedad mercantil y previo el cumplimiento de los requisitos exigidos por la Ley de Empresas de Seguros y Reaseguros Art. 25.

 

ASEGURAR

Prevenir las consecuencias económicas dañosas de un evento futuro e incierto.

 

ATRACO

Es el acto de apoderarse de los bienes perteneciendo al Asegurado utilizando la violencia o la amenaza de causar graves daños inminentes a la persona. Hecho ocurrido en poblado

 

AUMENTO DE PRIMA

Incremento en el precio del seguro que, en concepto de contraprestación, debe pagar el Asegurado a causa de una agravación del propio riesgo, o una modificación de la tarifa aplicable, etc.

 

AUTOMÓVIL

Significa un vehículo terrestre, remolque o semi-remolque autopropulsado y destinado a circular sobre vías públicas (incluyendo cualquier máquina o aditamento siempre que sea acoplado), pero excluyendo cualquier equipo móvil.

 

AUTOMÓVIL CASCO, Seguro de

Es aquel que tiene por objeto amparar las pérdidas que pudieran ocasionarse parcial o totalmente en el vehículo.

Las Compañías Aseguradoras otorgan las coberturas siguientes:

a. Pérdida Parcial conjuntamente con Pérdida Total (Cobertura Amplia)

b. Pérdida Total Solamente

La Cobertura Amplia comprende las Pérdidas Parciales y la Pérdida Total del vehículo, considerándose Pérdida Total el robo o hurto del mismo, o cuando el importe de la reparación sea igual o mayor que el setenta y cinco por ciento (75%) del valor asegurado del vehículo, incluyendo sus accesorios.

La Pérdida Total a consecuencia de motín o disturbios callejeros podrá ser cubierta mediante anexo, pero no se indemnizarán las Pérdidas Parciales ocasionadas por los riesgos antes expuestos.

La Cobertura de Pérdida Total Solamente comprende "la Pérdida Total del Vehículo" considerándose como tal: robo o hurto del vehículo, o cuando el importe de la reparación sea igual o mayor que el setenta y cinco por ciento (75%) del valor asegurado del vehículo, incluyendo sus accesorios. La Pérdida Total a consecuencia de motín y disturbios callejeros podrá ser cubierta mediante anexo.

 

AUTOSEGURO

Formación dentro de la economía individual, de un capital de reserva destinado a cubrir un riesgo eventual.

El Autoseguro es todo lo contrario del seguro, por cuanto se aparta decididamente de la idea de la comunidad, que constituye su integrante fundamental. Conviene no confundir el concepto de Autoseguro con el Propio Asegurador; el autoseguro sustituye la función que realiza el seguro por otro procedimiento completamente distinto. Así como el Autoasegurador cubre con su previsión, y de una manera más o menos eficaz, un riesgo eventual, el propio Asegurador es generalmente un descuidado, un negligente y un imprevisor.

 

AVALÚO

En términos generales es la acción de valorizar o poner precio a una cosa, gestión de cargo de un experto en determinada materia.

En los trámites que ejecuta un ajustador de pérdida, permanentemente se encuentra evaluando los bienes afectados asegurados que han aparecido y/o desaparecido en un siniestro, así como los bienes afectados que se han salvado en la contingencia o bien haciéndose asesorar por otros técnicos en la materia, de manera que le permita rendir un ponderado informe parcial.

 
Letra B

BANCARIO, Seguro

Los riesgos cubiertos por nuestra Póliza de Seguro Bancario son:

1. Infidelidad de Empleados.

Pérdida o daño de la propiedad, causado única y directamente por una o más acciones deshonestas o fraudulentas intencionales de cualquiera de los empleados del Asegurado, cometidas individualmente o en colusión.

2. En el Local

a. Pérdida de la propiedad por hurto, robo, dolo, atraco, o desaparición inexplicable, misteriosa; o daño, destrucción, extravío de propiedad, como quiera y por quien quiera, causado mientras tal propiedad, como quiera y por quien quiera, causado mientras tal propiedad se encuentre (o debiera encontrarse) en el local del Asegurado.

b. Pérdida de propiedad por cualquiera de los hechos especificados en el punto (a) precedente, mientras tal propiedad se encuentre en poder de un cliente o algún representante de tal cliente en el Local del Asegurado, sea legalmente responsable el Asegurado o no, de la pérdida, sujeto siempre a las condiciones generales y excluyendo en todo caso pérdida causada por tal cliente o su representante.

3. En Tránsito

Pérdida de, daño a, o destrucción de la propiedad por cualquier causa mientras se encuentre en tránsito en cualquier parte bajo vigilancia o custodia de algún empleado, o alguna compañía de vehículos motorizados blindados o de seguridad, teniendo el propósito de transportarla por cuenta del Asegurado entendiéndose, que la pérdida aquí cubierta será un exceso de los límites de responsabilidad cubiertos por esas empresas en beneficio de sus usuarios.

4. Cheques Falsificados y Otros

Pérdida por causa de la falsificación o alteración fraudulenta de, o en, cheque, letras de cambio, aceptación, giros, certificados de depósito, cartas de créditos, recibos para el retiro de fondos, giros postales y órdenes de pago.

Pérdida por causa del pago, por el Asegurado, de pagarés que llevan endosos falsificados.

5. Moneda Falsificada

Pérdida por causa de haber recibido el Asegurado, de buena fe, cualquier dinero en papel moneda o moneda fraccionaria emitida, o la cual pretenda que ha sido emitida por, o que sea, moneda legal en el país en el cual está situada la oficina del Asegurado que sufre la pérdida.

6. Daño a Oficina y Contenido

a. Pérdida de, o daño a mobiliario, instalaciones, equipos (con excepción de computadoras y equipo anexo), papelería, suministros o cajas fuertes y bóvedas dentro de cualquier oficina del Asegurado, causado por robo, atraco, hurto o cualquier intento de los mismos, o por vandalismos o daños maliciosos.

b. Pérdida debida a daño a tales oficinas como consecuencia de robo, atraco, hurto o cualquier intento de los mismos, o al interior de los mismos, o al interior de tales oficina por vandalismos o daños maliciosos.

 

BAREMO

Documento, o conjunto de ellos, en que figura una tabla o relación detallada de diversos conceptos, adecuadamente clasificados para su consulta.

 

BENEFICIARIO

Se entiende por Beneficiario a la persona o personas, designadas por el Asegurado para recibir de la Compañía Aseguradora, los beneficios que el contrato de seguro de vida determina, en caso de su fallecimiento o vencimiento del mismo.

Lo beneficios del contrato de seguro de vida están exceptuados del impuesto sucesoral. El Art. 13 de las normas de la Ley de Impuestos Sobre Sucesiones, Donaciones y Ramos Conexos dice: "Tampoco forman parte de la herencia, a los fines de la liquidación del impuesto sucesoral, las cantidades percibidas en conceptos de prestaciones e indemnizaciones acordadas por causa de muerte y en razón del trabajo del causante; las otorgadas por instituciones de auxilio o provenientes de contratos de seguro, con ocasión de la muerte del causante; los libros, la ropa de uso personal y el menaje de la casa, cuando se trata de herencias directas o diferidas al cónyuge.

Generalmente hay dos clases de beneficiario(s): "primero", el único (s) que tiene derecho a los beneficios de la Póliza y el beneficiario (2) "contingente", que sólo tendrá derecho a los beneficios de la Póliza en caso de muerte del beneficiario "primero"

En aquellos casos en que el Asegurado designe como beneficiario, a un acreedor, como garantía de una deuda, debe constar tal circunstancia en la Póliza para que, de esta forma, el derecho del acreedor sea con carácter irrevocable, es decir, que no se pueda modificar la designación beneficiaria sin consentimiento del acreedor mientras persiste la deuda.

Si para la fecha de fallecimiento del Asegurado no existiesen beneficiarios designados, el monto del seguro se repartirá entre sus herederos legales, ateniéndose esa distribución, en un todo, a las normas legales del Código Civil sobre el "Orden de Suceder".

Derecho a cambiar de Beneficiario

Siempre que no exista cesión alguna sobre la Póliza, el Asegurado tiene el derecho, en cualquier momento, de cambiar los beneficiarios solicitándolo por escrito a la Compañía Aseguradora, la cual expedirá el Anexo correspondiente con la fecha de petición del cambio hecho por el Asegurado.

 

BENEFICIARIO PREFERENCIAL, Cláusula de

Mediante esta Cláusula se estipula que en caso de siniestro por el cual la Compañía Aseguradora está obligada a indemnizar pérdidas o daños según la Póliza, la indemnización será pagadera al Beneficiario que conste en el cuadro de la Póliza, o en sus anexos, sin exceder del saldo de su acreencia al momento del siniestro ni de la suma asegurada sobre los bienes dados en garantía.

 

BIENES

Es el calificativo jurídico dado a las cosas.

 

BIENES INMUEBLES

Comprende los bienes que han recibido a un Asiento Fijo dado por el hombre o por la naturaleza (suelo, subsuelo, edificaciones, las minas, lagunas, estanques, árboles no derribados, frutos no cosechados)

Son además bienes inmuebles:

1. Las cosas que el propietario del suelo ha puesto en él para su uso, cultivo o beneficio (animales de labranza, instrumentos rurales)

2. Los objetos muebles que el propietario ha destinado a un terreno o edificio para que permanezcan en él constantemente, o que no puedan separarse sin romperse o dañar la parte del terreno o edificio en que estén sujetos (cocinas empotradas, tuberías, ciertos tipos de rejas).

 

BIENES MUEBLES

Comprende, primordialmente, a los bienes que puedan cambiar de lugar, bien por sí mismos o movidos por una fuerza exterior.

 

BIENES REFRIGERADOS O CONGELADOS, Cláusula de

Ampara los daños o pérdidas a los bienes asegurados, que ocurran a partir de la terminación del período de carencia indicado en la Póliza y que sean ocasionados por o a consecuencia de cambios de temperatura o humedad, debido a:

a. Fallas en el suministro de energía eléctrica pública o privada, y

b. Daños por desperfectos mecánicos o eléctricos accidentales y repentinos en los equipos de enfriamiento, refrigeración, congelación, humectación, generación de energía eléctrica, transformadores y tableros, incluyendo conexiones y tuberías.

Quedan incluidos en la cobertura las pérdidas ocasionadas por contaminación como consecuencia de la ruptura de las tuberías y el escape del medio refrigerante.

 

BILATERAL – CARACTERÍSTICA DEL CONTRATO DE SEGURO

Se dice que el contrato de seguro es bilateral por cuanto las partes recíprocamente, se obligan, estipulan y prometen, y son al mismo tiempo acreedores y deudores.

 

BUEN PADRE DE FAMILIA

Llámese buen padre de familia al modelo de conducta al que se hace referencia para indicar el cuidado y diligencia con que se debe actuar en la utilización y administración de los bienes.

 

BUENA FE, Principio de la Máxima Buena Fe

Principio básico y característico de todos los contratos que obliga a las partes a actuar entre sí con la máxima honestidad, no interpretando arbitrariamente el sentido recto de los términos recogidos en su acuerdo, ni limitando o exagerando los efectos que naturalmente se derivarían del modo en que los contratantes hayan expresado su voluntad y contraído sus obligaciones. Este principio fue expuesto por primera vez por el juez inglés Lord Manifield, en el siglo XVIII, quien en una sentencia en el año 1976 dictaminó, brillantemente, sobre el principio de Uberrimae Fidei. Manifestó que el Asegurado está en una posición única para conocer todos los detalles del riesgo y que éste se desvirtúa ante los Aseguradores, si no se les comunican todos aquellos datos.

En nuestro Código de Comercio hay cuatro artículos que, explícita e implícitamente, consagran el principio de máxima Buena Fe; Arts. 559, 568, 571 y 572.

El principio no se limita solo a proteger al Asegurador. También él está obligado a observar la máxima Buena Fe y evitar malos entendidos en ocasión de siniestro. En caso de duda, siendo contratos de adhesión ella se interpreta a favor del Asegurado (Art. 581 del Código de Comercio)

Las infracciones al principio de la máxima Buena Fe, pueden ser subdivididos en cuatro grupos:

a. Omisiones

b. Ocultaciones

c. Errores

d. Mentiras.

 

BURNING COST

Se entiende por Burning Cost la representación del costo de los siniestros que afectan a una cobertura de exceso de pérdida, expresado en un porcentaje de las primas cobradas, aunque si se quiere que el Burning Cost represente más fidedignamente la realidad, debe expresarse como un porcentaje de las primas devengadas.

Las variantes de este método son:

1. Método del año de cálculo.

2. Método de la media de los tres años anteriores.

3. Bloque de tres años.

 
Letra C
CADUCIDAD

Constituye la pérdida de un derecho a título de pena. En la mayoría de nuestras Pólizas solemos encontrar cláusulas que fijan plazos para el ejercicio de los derechos del Asegurado.

 

CADUCIDAD (De Póliza)

Denominación utilizada cuando por la existencia de determinadas circunstancias previstas, dejan de surtir efectos las garantías contenidas en el contrato.

 

CÁLCULO DE PROBABILIDADES

Los hechos que obedecen a causas desconocidas y que, por esto, se dice que son debidos al azar, parece a primera vista que escapan a toda posibilidad de ser traducidos en leyes matemáticas que regulen sus características, intensidad, frecuencia, periodicidad, etc.

Sin embargo, la experiencia cotidiana y la observación metódica de los fenómenos eventuales o debido al azar, hacen patente que la frecuencia con que aquellos se producen, permanece sensiblemente constante cuando se mantienen invariables las condiciones experimentales. Este número constante alrededor del cual se agrupan las frecuencias de un mismo fenómeno cuando éste se observa en un gran número de casos, recibe el nombre de probabilidad del hecho o fenómeno considerado.

Objeto de cálculo de probabilidad, es el análisis de los fenómenos eventuales mediante principios y métodos que son peculiares de aquella ciencia a fin de inducir la marcha futura de aquellos fenómenos.

 

CALOR

Es el tercer factor que se requiere para producir el fuego, tiene dos propiedades intrínsecas: la cantidad de calor y el aumento de temperatura.

La cantidad de calor que se requiere para producir un incendio puede provenir de diferentes fuentes como son: fósforos, yesqueros, chispas, sistemas eléctricos defectuosos, corto circuito, electricidad estática, rayos, etc.

 

CAPITAL ASEGURADO

Valor atribuido por el titular de un contrato de seguro a los bienes, cubiertos por la Póliza y cuyo importe es la cantidad máxima que está obligado a pagar el Asegurador en caso de siniestro. Sinónimo de Suma Asegurada.

 

CARACTERÍSTICAS (Del Riesgo)

Elementos diversos componentes del objeto asegurado, descritos y definidos en orden a la probabilidad de ocurrencia de un siniestro que le afecte, y en consecuencia, necesario para su más correcta tarifación.

 

CARGA DE LA PRUEBA

El Art. 568 de nuestro Código de Comercio impone al Asegurado en el párrafo N° 7, "probar la existencia de todas esas necesarias circunstancias para establecer la responsabilidad del Asegurador".

Es el Asegurado quien tiene que probar las circunstancias que le dan derecho a la indemnización. Es un precepto de justicia que el que alega un derecho tiene que probarlo. Lo dice claramente el Art. 1.354 de nuestro Código de Comercio "Quien pida la ejecución de una obligación debe probarla y quien pretenda que ha sido libertado de ella debe, por su parte, probar el pago o el derecho que ha producido la extinción de su obligación". El principio data desde los romanos: "Onus probndi incumbit ei qui dicit" ... "La carga de la prueba le incumbe a quien alegue".

Así pues, es el Asegurado o el beneficiario quien debe probar su derecho a indemnización, para lograr que le pague el Asegurador. Ahora bien, ¿Qué pasa si el daño ocurrido fue originado por una causa excluida?. En ese caso, "el que alega" es el Asegurador y, por lo tanto, le corresponde a él comprobar la causa excluida. Como ejemplo, es interesante el Art. 609 del Código de Comercio que al tratar del Seguro de Transporte Terrestre afirma "Ocurriendo algunos daños exceptuados del Seguro, será de cargo del Asegurador justificarlos debidamente".

El Art. 560 del Código de Comercio establece que "el siniestro se presume ocurrido por caso fortuito; pero el Asegurador puede probar que ha ocurrido por motivo que no le constituye responsable según la Convención o la Ley".

Ante las dificultades de tener que probar las exclusiones, cuando había motivos para presumir su liberación de responsabilidad, los Aseguradores han optado por dos métodos a fin de exonerarse de una difícil prueba. El primer métodos, sencillamente, exponiendo el la Póliza que bajo ciertas circunstancias, es el Asegurado quien deberá probar que la pérdida fue independiente de una determinada causa. Por ejemplo, en los casos de daños catastróficos, tales como guerras, revoluciones, terremotos, etc., le corresponderá al Asegurado probar, si la Compañía alegare su consecuente falta de obligación, que la pérdida había ocurrido con tal independencia de estas catástrofes.

El otro método adoptado por los Aseguradores, es el de agregar ciertas limitaciones en la descripción de las pérdidas aseguradas. Veamos, como ejemplo, el texto de un anexo de "doble indemnización en caso de accidente" a una Póliza de Vida, dice: La Compañía de Seguros debe recibir prueba fehaciente de que la muerte haya ocurrido: como consecuencia directa, independiente y con exclusión de otra causa de lesiones producidas únicamente por causas... etc.

Supongamos que un Asegurado tenga un ataque al corazón mientras está manejando su automóvil, resultando así un accidente que le ocasiona la muerte. Aunque tenemos aquí, sin duda, un accidente, ciertamente no se podría decir que hubiera habido independencia de toda otra causa.

Otro caso: un Asegurado se marea y cae al cruzar una calle y lo arrolla un vehículo. Ciertamente no murió por causa accidental "exclusivamente".

 

CARTERA

En su acepción más usada, significa el conjunto de Pólizas de Seguros, cuyos riesgos están cubiertos por una Compañía Aseguradora. En este sentido se habla de Cartera como número de Pólizas vigentes o como suma total de las primas correspondientes a tales operaciones.

La misma acepción es la que se emplea, respecto a un Agente, para significar las operaciones consignadas a través de su gestión de producción.

En otro sentido, Cartera es el conjunto de operaciones que permanecen vigentes al terminar un ejercicio, para distinguirlo de las que formalicen a lo largo del ejercicio siguiente, que se consideran como nuevas producción.

 

CASCO DE NAVE, Seguro de

En este Seguro, nuestro interés asegurable es la embarcación y se extiende a cubrir el casco, el equipo, los aparatos, la maquinaria, calderas, maquinarias de refrigeración, aislamiento, motogeneradores y otros equipos eléctricos.

Las embarcaciones pueden ser divididas en dos grandes grupos:

1. Embarcaciones Mayores: Ferrys, gabarras, remolcadoras, dragas, etc.

2. Embarcaciones Menores: lanchas, yates, veleros, etc.

Las coberturas en es seguro de casco son de acuerdo a la modalidad que se tome (Americana o Inglesa) y de acuerdo a la clasificación de la embarcación (mayores o menores)

Coberturas para Embarcaciones Mayores

Cláusula de Instituto de Aseguradores de Londres)

A. Cláusula Standard por Pérdida Total Solamente (Casco)

B. Cláusula a Término del Instituto

C. Cláusula Standard por Pérdida Total Solamente (Casco)

Esta Cláusula está redactada para ser incluida en las Pólizas con las que los Aseguradores cubren el riesgo de pérdida total y/o pérdida total constructiva.

Este Seguro garantiza solamente la pérdida total (real o constructiva) del buque (incluyendo la pérdida total) causada directamente:

1. Por accidentes en la carga, descarga o corrimiento en la estiba del cargamento o combustible.

2. Por explosiones a bordo o en cualquier otro lugar. Avería o accidente en las instalaciones nucleares o reactores a bordo en cualquier otro lugar.

3. Por estallido de calderas, rotura de ejes o cualquier defecto latente en la maquinaria,

4. Por contacto con aviones

5. Por negligencia del capitán, oficiales, tripulación o prácticos con tal que esta pérdida o daño no resulte de falta de la debida diligencia del Asegurado, Armadores o Gerentes.

B. Cláusula a Término del Instituto

Estas Cláusulas son comúnmente conocidas como las Cláusulas de Casco "todo riesgo", es preferible referirse a ellas como las que corresponden a "condiciones completas".

Las Cláusulas se aplican para garantizar el buque en sí mismo, su maquinaria, aparejos, instalaciones fijas y accesorios, incluyendo el equipo necesario para cualquier tráfico especial al que el buque pueda estar destinado.

A continuación, citamos algunos de los incisos contenidos en esta Cláusula:

1. Cláusula de Abordaje.

2. Cláusula de Buques Hermanos

3. Cláusula sobre Remolques y Asistencia

4. Cláusula sobre de Carga y Descarga en el Mar

5. Cláusula sobre Prórroga

6. Cláusula de Infracciones

7. Cláusula de Venta de Buque

8. Cláusula de Negligencia y Defectos Latentes

9. Cláusula de Avería Gruesa

10. Cláusula de Participación en los Gastos de Conservación

11. Cláusula de Negligencia respecto de la Maquinaria

12. Cláusula de Varadas

13. Cláusula de Desembolsos

14. Cláusula de Extornos

15. Cláusula de Cesión.

Coberturas para Embarcaciones Menores

Se pueden cubrir utilizando:

a. La cobertura de pérdida total, como explicamos en el caso de embarcaciones mayores.

b. La cobertura de todo riesgo, la cual está determinada por las Cláusulas del Instituto de Yates.

 

Cláusula de Instituto de Yates.

A continuación citamos algunos incisos contenidos en esta cláusula:

1. Cláusula de Contaminación.

2. Garantía s Adicionales y Cláusulas de Negligencia

3. Cláusula de Avería

4. Cláusula de Contrato de Alquiler

5. Cláusula de Exclusión de Guerra

6. Cláusula de Exclusión de Huelgas y Motines

7. Cláusulas de Daños no Reparados

8. Cláusula de Pérdida Total Constructiva

9. Cláusula de Aviso de Daño y Repuesto

10. Cláusula de Cambio de Propiedad y Cuestión.

 

Coberturas Adicionales

Para la cobertura de "pérdida total" , existen las siguientes coberturas adicionales:

Embarcaciones Mayores

1. Cláusula de Guerra y Huelga

2. Lucro Cesante

3. Valor Incremento o Valor Aumento

4. Gastos de Salvamento y/o Auxilio

Otras coberturas adicionales, tanto para las embarcaciones mayores como para las menores, es la de Clubes de "p and I".

 

CASO FORTUITO

Se define como el proveniente de la naturaleza, como una inundación que corta las comunicaciones y devasta bienes de toda especie, o una tempestad que hace zozobrar la nave o aeronave. Podemos sintetizar que el caso fortuito es el que no se ha podido prevenir o, previsto, no ha podido evitarse.

Es norma que los siniestros ocasionados por caso fortuito estén cubiertos por la Póliza del seguro en todos los ramos.

 

CAUSALIDAD

Cuando nos referimos a la causalidad, significa que las pérdidas deben haber sido causadas por determinados eventos. A una determinada pérdida puede haber precedido una cantidad de diferentes sucesos, entre los cuales algunos se pueden encontrar amparados por una Póliza de seguros. El hecho de que tal evento haya precedido a la pérdida, no significa necesariamente, que haya sido la causa de la misma.

El Art. 560 del Código de Comercio, dice: "El siniestro se presume ocurrido por caso fortuito, pero el Asegurador puede probar que ha ocurrido por causa que no le constituye responsable según la convención o la ley".

Existe un aspecto muy importante de la indemnización que surge de este artículo, esto es, que las pérdidas deben haber sido causadas por determinados eventos.

Existen en el Seguro tres doctrinas sobre la causalidad:

1. La Doctrina Inglesa de la Causa Próxima.

Esta doctrina, cuyo padrino ha sido el gran Lord Bacon, estadista y filósofo inglés del siglo XVI, estableció que sería imposible para el Derecho, establecer las causas de las causas y las impulsiones entre ellas. Por eso, debe conformarse con la causa inmediata. Para establecer la "causa próxima" simplemente basta averiguar la última causa que precedió la pérdida. Por ejemplo, durante la guerra civil de los Estados Unidos, un buque cargado de café, en viaje de Río de Janeiro a Nueva York encalló, debido a que se había apagado el faro de Cabo Hatteras, lo cual hizo que el capitán del buque perdiera el curso. De los 6.050 sacos de café se salvaron 120; por los combatientes fueron acaparados 1.000 y los 4.930 restantes, se fueron al agua. El juez inglés sentenció que 1.000 se habían perdido por riesgo de guerra y 4.930 por varamiento. Muy simple, la causa próxima era la más cercana en tiempo y no había que tomar en cuenta que todo el varamiento del buque se debió a la guerra civil. Sin embargo, en el curso del tiempo las cortes inglesas se vieron obligadas a ir ampliando el principio de la causa próxima, porque una aplicación tan literal llevaba a muchas injusticias y absurdos. Luego el 1908, un juez aclara que no necesariamente debe ser la causa la más próxima en tiempo, sino la más próxima en eficacia y dice que "debe ser la causa activa y determinante que pone en movimiento una serie de eventos que producen un determinado resultado con la intervención de otra fuerza que empieza a trabajar activamente desde otra fuente nueva o independiente".

2. La Doctrina de la "Conditio sine qua non"

Citamos como ejemplo, la draga holandesa "Sliedrechi", que se le reventó en plena operación una cadena de escalera, la cual hizo un hueco en el caso, dicho hueco logró taparlo la tripulación, pero al enderezar la escalera, se abrió nuevamente produciendo hundimiento de la draga. Según el Asegurador, la causa del hundimiento fue la culpa de la tripulación por no haber tapado bien el hueco. El juez dictaminó que si no se hubiera roto la cadena por vicio propio, no se hubiera hundido la draga, basándose en la Doctrina "Conditio sine qua non" . Cuando se apeló el caso, la Corte Superior desechó el dictamen, alegando que puede haber muchas condiciones previas "sine qua non" y que no se puede caprichosamente postular cualquiera de ellas como "causa". Además de necesaria la causa debe ser también suficiente. Alegó la Corte, que así también se podría decir que si no hubiera salido la draga del puerto (otra "conditio sine qua non") tampoco se hubiera hundido y que, por tanto, la salida había sido la causa.

Vemos por qué esta doctrina no encuentra propiamente aceptación en el seguro; muchas veces hay concurrencia de una variedad de causas pudiendo constituir cualquiera de ellas una "conditio sine qua non". En el Derecho Penal y en caso de hechos ilícitos, en que está envuelto el aspecto de la responsabilidad, esta doctrina tiene más sentido.

 
Letra D

DAÑO

Perjuicio o destrucción sufrido por el bien asegurado, como consecuencia de un siniestro. El pago de los daños se rige esencialmente por el principio indemnizatorio conforme al cual el Asegurado no puede obtener un lucro, sino solamente el resarcimiento del daño sufrido.

 

DAÑO CONSECUENCIAL

Para distinguirlo del daño directo, se da nombre a aquel que es consecuencia mediata o indirecta de un siniestro. Por ejemplo, en un incendio, daño directo es la pérdida originada por el fuego, y daño consecuencial puede ser el producido por el agua que hayan utilizado los servicios de extinción para sofocar el incendio.

 

DAÑO INTENCIONADO

Aquel que ha sido originado a consecuencia de un acto humano voluntario tendente a su producción. Generalmente, nuestras Pólizas estipulan que las Compañías quedarán relevadas de la obligación de indemnizar, cuando los daños ocurridos son intencionales, salvo cuando su intencionalidad este justificada por el deseo de evitar daños mayores. Se indemnizarán los daños intencionados causados por terceros, pero la Compañía Aseguradora se reserva la facultad (Subrogación) de ejecutar contra ellos, las acciones de reclamación que procedan en cada caso.

 

DAÑO MORAL

Estos pueden ser clasificados en dos tipos:

a. Los de carácter social que afectan a la reputación de una persona y que pueden valorarse en daños pecuniarios y por lo tanto susceptible de una reparación en dinero.

b. Los de carácter individual como son el dolor físico o la pena que se produce a consecuencia de la acción irresponsable de una persona y por tanto son difíciles para establecer una indemnización y reparación en dinero.

 

DAÑOS DEBIDO A ONDAS SÓNICAS, Cláusula de

Mediante esta Cláusula la Compañía no responde de la pérdida, destrucción o daños ocasionados directamente por las ondas de presión causadas por aeronaves u otros ingenios aéreos que se desplacen a velocidades iguales o superiores a las del sonido.

 

DAÑOS MATERIALES

La destrucción o daño de bienes muebles e inmuebles, incluyéndose la pérdida de uso de los mismos.

 

DAÑOS POR AGUA, Cláusula de

Ampara contra las pérdidas o daños ocasionados por o a consecuencia de derrames, anegamientos, filtraciones, goteras o vapor de agua, por cualesquiera de las siguientes causas:

a. Desperfectos o roturas de tuberías, depósitos o tanques de agua, incluyendo aguas negras.

b. Desperfectos o roturas de equipos de refrigeración, aire acondicionado o sistemas de protección contra incendio.

c. Lluvia que penetre directamente al interior de la edificación donde se encuentran los bienes asegurados.

d. Filtración de agua a través de las paredes, cimientos, pisos, aceras o claraboyas.

e. Taponamiento de cloacas o desagües.

Esta cobertura no incluye daños causados durante reparaciones, reformas o extensiones de tuberías, depósitos, tanques de agua, equipos de refrigeración o aire acondicionado dentro de los predios ocupados por el Asegurado.

 

DECLARACIÓN DE SINIESTRO

Sinónimo de Aviso de Siniestro.

 

DECLARACIONES DEL ASEGURADO

Son aquellas informaciones suministradas por el Asegurado y que son utilizadas como base del contrato. La falsa declaración o reticencia, dan opción al Asegurador para rescisión del contrato.

 

DEDUCIBLE

Cantidad que se establece en algunas Pólizas como monto no indemnizable por el Asegurador. Generalmente se considera que del monto total a pagar por el Asegurador, una suma, determinada previamente, se considerará como deducible, es decir, que ocurrido el siniestro se deducirá del monto a pagar una cantidad o fracción porcentual.

 

DEPOSITARIO

Es aquel a quien se le confía una cosa con un determinado propósito, por ejemplo, para guardarlo o para repararlo o para transportarlo, etc. Y por lo tanto tienen un interés asegurable en los bienes del depositante.

 

DEPRECIACIÓN

Reducción de valor de un bien por el uso, o el simple transcurso del tiempo. Respecto de algunos bienes, periódicamente se le estima o calcula la depreciación acumulada a fin de ajustar los valores de la Póliza a su monto real.

Debemos distinguir que la depreciación puede ser:

a. Depreciación Física

Esta es producto del desgaste por el uso de las cosas, y la forma usual es calcularla a base de su edad. Los principales sistemas de depreciación son:

1.- La Línea Recta

2.- La de Saldos Disminuyentes

3.- La de Suma de Dígitos

b. Depreciación Funcional

Esta se basa en el desuso de las cosas.

 

DERRAME

Salida de un líquido u otra substancia del depósito que lo contiene por rotura o desbordamiento.

 

DERRUMBAMIENTO, Riesgo de

El riesgo de derrumbamiento comprende daños materiales estructurales, así como los daños materiales a cualquier otra propiedad real, que pudiera resultar cuando quiera que sea, a consecuencia de los mismos.

El término daños materiales estructurales, significa el derrumbe de/o daños estructurales o cualquier edificación o estructura que provenga de:

a. La nivelación de terreno, obras de túnel, hincado de pilotes, operaciones de ataquía o arcón, o

b. El traslado, entibamiento, sotomuración, efección, o demolición de cualquier edificio o estructura, remoción o reconstrucción de cual soporte estructural.

El riesgo de derrumbamiento no comprende los daños materiales con respecto a los cuales el Asegurado ha asumido la responsabilidad bajo algún contrato incidental.

 

DESCUENTO PARA SISTEMAS DE PREVENCIÓN Y PROTECCIÓN CONTRA INCENDIO, Cláusula de

Al otorgar algún descuento en la Póliza de Incendio por cumplir con los sistemas de prevención y protección contra incendio exigidos por las normas venezolanas COVENIN vigentes, se debe incorporar la Cláusula de descuento para sistemas de prevención y protección contra incendios. Mediante esta Cláusula se indica que el riesgo asegurado bajo la Póliza cumple con los requisitos exigidos por las normas COVENIN y por lo tanto se concede el descuento aplicable sobre la tasa neta aplicable a la cobertura básica de dicho riesgo. También estipula que en caso de siniestro la Compañía tendrá derecho a reducir la indemnización si comprueba que los sistemas de prevención y protección contra incendio no funcionaron correctamente por causas imputables al Asegurado.

 

DEVOLUCIÓN DE PRIMA

La anulación y la modificación de una Póliza de Seguros, o el reemplazo de la misma, pueden dar lugar a que el Asegurador reintegre o devuelva una parte de la prima cobrada de antemano al Asegurado, en atención al tiempo que la Póliza quedara sin fuerza, ni efecto del tiempo mayor que era previsto.

 

DINERO EN TRÁNSITO Y DINERO EN LOCAL, Seguro de

Este Seguro cubre las pérdidas de bienes, valores y dinero propiedad del Asegurado o bajo su cuidado, control y custodia.

 

A. En tránsito

La Compañía Aseguradora indemnizará al Asegurado por pérdida de bienes valores asegurados que ocurran mientras se hallen en tránsito fuera de las oficinas del Asegurado, bien sea en manos de un empleado debidamente autorizado por éste, o en vehículos blindados de motor operando bajo responsabilidad de alguna firma tercera, siempre y cuando las pérdidas ocurran como consecuencia de:

1. Asalto o atraco, con o sin armas, o accidentes que sufra el mensajero o el vehículo transportador

2. Mientras se encuentren en poder del empleado del Asegurado se cubre el hurto, negligencia o apropiación indebida, actuando individualmente o en complicidad con otros que no sean empleados del Asegurado,

B. Dentro de los Locales del Asegurado

La Compañía Aseguradora indemnizará al Asegurado por pérdida de bienes o valores asegurados, mientras se encuentren dentro de los locales ocupados por el Asegurado, en las direcciones que figuran en el cuadro de la Póliza, debiendo quedar guardados, durante las horas no hábiles, en bóvedas o cajas fuertes debidamente cerradas y siempre y cuando tales pérdidas sean consecuencia de:

1. Robo, asalto o atraco, con o sin armas.

2. Hurto, negligencia, apropiación indebida por parte de empleado o empleados encargados del manejo o custodia de los bienes o valores asegurados.

· Mobiliario, equipo e instalaciones de oficina

Cualquier pérdida o daño que sufra el mobiliario, útiles, enseres, instalaciones, equipos, cajas de seguridad, bóvedas propiedad del Asegurado o por el cual sea responsable en cualquier oficina del Asegurado causada por robo con escalamiento o asalto en dichas oficinas excluyendo daños por incendio.

 

DISMINUCIÓN DE RIESGO

Situación que se produce cuando, por determinados acontecimientos ajenos o no, a la voluntad del Asegurado, el riesgo cubierto por una Póliza adquiere una peligrosidad inferior a la inicialmente cubierta.

La disminución del riesgo motiva necesariamente un reajuste en las primas que puede realizarse con carácter inmediato, o a partir del próximo vencimiento del contrato.

 

DOBLE INDEMNIZACIÓN

Beneficio por muerte accidental que dispone el pago doble de la suma asegurada, si la muerte fuese ocasionada por causas accidentales.

 

DOLO

Sinónimo de mala fe. El siniestro no es jurídicamente indemnizable cuando se ocasiona o causa por una actividad ilícita del Asegurado, es decir cuando lo ha provocado dolosamente y ocurre en ocasión de su actividad no lícita. Para que el evento pueda llamarse doloso, es necesario la presencia de una voluntad o conciencia del acto perjudicial por parte del Asegurado.

El dolo o daño causado intencionalmente no es asegurable. Recordemos que la Póliza de Seguro es un contrato y ningún contrato, para que tenga efecto, puede tener, como lo establece el Art. 1157 de nuestro Código Civil, una "causa ilícita". Fuera de esta razón jurídica hay también razones desde el punto de vista asegurador netamente. El dolo es una violación del principio de la buena fe y, por tanto, invalida el seguro. Por otra parte el evento que es causado por el mismo Asegurado, ya no es un evento incierto. No es ya "riesgo" y por definición sale entonces de la órbita en que se mueve el seguro.

 

DOMICILIO SOCIAL

Sede de la Compañía, a efectos legales, fiscales y jurisdiccionales, en donde suelen hallarse establecidos sus servicios centrales.

 

DOTAL O SEGURO DE VIDA MIXTO

Es una forma ideal para proporcionar la debida protección de los beneficiarios durante la vigencia del seguro atendiendo, al mismo tiempo, a las necesidades de ahorro del propio Asegurado. Su fin es constituir un capital en un determinado número de años, pero en caso de muerte prematura, el capital quedará completamente constituido a la muerte del Asegurado, y a favor de los beneficiarios. El capital asegurado es pagadero al vencimiento de la Póliza, o a la muerte del Asegurado si ocurriese antes.

 

DURACIÓN ECONÓMICA

Representaría el intervalo de tiempo durante el cual puede suponerse que se usará en condiciones de buen rendimiento una máquina o instalaciones determinadas, en relación con el progreso constante de la técnica frente al envejecimiento de ellas.

La duración económica es siempre inferior a la duración técnica.

 

DURACIÓN DEL SEGURO

Plazo durante el cual tienen vigencia las garantías de un contrato de seguro. Este plazo comienza con la fecha de efecto inicial de la Póliza y finaliza con el vencimiento de ésta, que suele ser un año más tarde. Generalmente, la Póliza se prorroga de año en año.

 

DURACIÓN TÉCNICA

Es lapso comprendido desde el momento en que el Asegurador comienza a correr el riesgo por el Asegurado, y el tiempo en que cesan los riesgos para el Asegurador. La obligación del Asegurador se inicia a partir del momento en que las partes, celebrado el contrato, acuerdan el comienzo de su efecto. En el Seguro de Vida a plazo fijo, la muerte opera como término resolutorio de la duración técnica.

 
Letra E
EDUCACIONAL, Seguro de

Este Seguro es una combinación de un Término Fijo y una Renta Familiar. La Póliza Educacional se hace sobre la vida del padre, y la prima se computa sobre la edad de éste, pero también debe tomarse en cuenta la edad del niño, así como también, la edad a partir de la cual deberá comenzar a recibir el beneficio para los estudios, a fin de determinar el período del seguro.

El capital asegurado o el beneficio para los estudios, es pagadero al término del plazo elegido (de 10 a 20 años) si el beneficiario vive en aquella fecha o al que estuviera designado a falta de éste.

 

EFECTO (Del Seguro)

Momento en que se inicia la vigencia de las garantías de las Pólizas. Normalmente la fecha del efecto inicial coincide con la emisión de la Póliza aunque es posible la existencia de efecto diferido o incluso excepcionalmente retroactivo.

 

ELÉCTRICA, Cláusula

Esta Cláusula es aplicable a toda Póliza de Incendio y/o Robo, que cubra aparatos o máquinas eléctricas.

Mediante esta Cláusula el Asegurador queda relevado de toda responsabilidad por pérdida de o daño a cualquier máquina eléctrica, aparato o cualquier parte de la instalación eléctrica por causa de u ocasionado por sobrecarga de corriente, tensión excesiva, cortocircuito, arco voltaico, recalentamiento o escape de corriente (inclusive rayo) cualquiera que sea la causa.

Si a consecuencia de lo antes mencionado ocurriese un incendio, el Asegurador entonces será responsable solamente por la proporción que le corresponda en las pérdidas causadas por dicho incendio.

 

EMBARGO

Este término es parecido a "captura", pero aplicable por actos políticos o por un poder civil o por disposición sanitaria de un país.

 

EMISIÓN

Se da este nombre al acto de confeccionar un contrato de seguros (Emisión de Póliza) o la puesta en circulación de un recibo de prima (Emisión de Recibo)

 

ENTIERROS, Seguro de

Aquel en cuya virtud, en caso de fallecimiento del Asegurado, se entrega a sus familiares la indemnización prevista en el contrato y/o prestan los servicios necesarios para el acto de sepelio.

 

EQUIPO DE CONTRATISTA, Seguro de

Este Seguro es el indicado para cubrir la maquinaria y el equipo movible (por propulsión propia, transportable o remolcable), utilizado por los contratistas en trabajos de construcción, que esté sujeto a riesgos de transporte y no instalado en forma fija (salvo por almacenamiento).

La Póliza puede ser suscrita en base de "todo riesgo" o contra "riesgos nombrados", siendo esta última forma, como sigue: Incendio, rayo, explosión, colisión o vuelco; varadura, hundimiento, incendio o colisión con otras embarcaciones, mientras el equipo esté siendo transportado por chalanas o gabarras; huracán, tifón, erupción volcánica, fuego subterráneo o crecida de agua (excepto en trabajos agrícolas), robo y daños malintencionados realizados por terceras personas, motín y conmoción civil o colisión con otros vehículos del Asegurado. Prácticamente, esta cobertura se puede considerar "a todo riesgo", ya que poco más se puede presentar que afecte al equipo, siendo opcional para el Asegurado elegir una u otra fórmula.

También se puede extender la cobertura, para incluir el Seguro de Lucro Cesante, cubriendo no sólo la pérdida de beneficios del Asegurado resultante de daños o pérdidas del equipo asegurado sino también los gastos incurridos por el Asegurado para reducir tal pérdida o daño (excepto gastos para extinguir incendio). Este seguro adicional no cubre:

a. Más del 25% de la suma asegurada para el equipo, por 30 días consecutivos de paralización del mencionado equipo.

b. Los mismos riesgos excluidos para el equipo.

 

EQUIPO DE INFORMÁTICA, Seguro de

Es una Póliza a todo riesgo de uso intencional que abarca los riesgos cubiertos por los Seguros de Incendio y de Rotura de Maquinaria e incluye algunas más. La Póliza cubre daños a causa de:

· Manejo Incorrecto

· Avería de Maquinaria

· Influencias Eléctricas

· Rayo

· Incendio y Riesgos Afines

· Combustión y Calcinación

· Agua

· Agentes Externos

· Hurto y Robo

· Riesgos Naturales, tales como vendavales, inundaciones, etc.

· Aquellos riesgos no excluidos expresamente en el condicionado particular de la Póliza.

 

EQUIPO MÓVIL

Significa un vehículo terrestre, autopropulsado o no, inclusive cualquier maquinaria o aditamento acoplado, siempre que:

a. No esté sujeto a la matriculación de vehículos automotores, o

b. Sea mantenido exclusivamente para la utilización dentro de los predios propiedad de o alquilado por el Asegurado, incluyendo los caminos directamente colindantes.

c. Esté diseñado para ser utilizado principalmente fuera de las vías públicas

d. Esté diseñado por, o mantenido con el solo objeto de proporcionar movilización a algún equipo de los tipos siguientes, de los cuales forma parte integral o a los cuales está permanentemente acoplado: grúas, palas, cargadores, excavadoras y perforadoras mecanizadas, mezcladoras (que no pertenezcan al tipo automezcladoras); niveladoras, traíllas, aplanadoras, u otra maquinaria para la construcción o reparación de carreteras; compresoras neumáticas, bombas y generadores, incluyendo equipo de rocío, soldadura o limpieza de estructuras; así como equipos de exploración geográfica o de servicio de pozos.

 

EQUIPOS FOTOGRÁFICOS (PROFESIONALES), Seguros de

Se aseguran equipos de filmación, cámaras de televisión, radio comercial (propaganda), fotografía comercial, óptica, química, laboratorios ambulantes y similares.

La Póliza cubre en base a todo riesgo de pérdida o daños a equipos transportadores en automóviles, camiones o trailers instalados en forma permanente.

 

ESTADÍSTICA

Tratamiento técnico experimental de una serie de datos, hechos o de sus circunstancias, con el objeto de conocer de modo global, por ejemplo, las causas que intervienen en su aparición, su frecuencia de producción, su intensidad media, etc.

En este sentido, puede hablarse de estadísticas de siniestros, de producción, de cobro, etc.

 

EVALUACIÓN DEL RIESGO

Estudio para determinar la probabilidad de que ocurran siniestros, así como su cuantificación, en un período de tiempo determinado.

 

EVENTO

Se entiende por evento cualquier pérdida, siniestro o accidente o serie de pérdidas, siniestros o accidentes provenientes de un mismo suceso.

 

EXCLUSIONES

Convenios suscritos en las Pólizas de Seguros, por medio de los cuales aún cuando en el texto de las mismas no apareciere la cobertura de un riesgo determinado, el mismo queda excluido del amparo.

Las exclusiones son necesarias:

1. Para combatir el riesgo moral

2. Para bajar la prima

3. Para eliminar coberturas

No solamente encontramos exclusiones en las Pólizas de Seguros, la Ley también establece ciertas exclusión de importancia, como las que observamos en el Art. 565 del Código de Comercio: "El Asegurador no responde de la pérdida o deterioro proveniente de vicio propio de la cosa, de un hecho personal del Asegurado o de un hecho ajeno que afecte civilmente la responsabilidad de éste, ni de riesgos de guerra y motines". Por estipulación expresa puede tomar sobre sí la pérdida proveniente de vicio propio de la cosa y los riesgos de la guerra o daños ocasionados por motines; pero nunca los que provengan de hechos del Asegurado.

Se observan dos tipos de exclusiones: las Relativas y Absolutas.

 

EXCLUSIONES ABSOLUTAS

Son aquellos riesgos en los cuales la Compañía Aseguradora no asume responsabilidad por ser demasiado peligroso o por ser prohibido

 

EXCLUSIONES RELATIVAS

Son aquellos riesgos que ,aún estando en principio excluidos, pueden ser amparados mediante el pago de una prima adicional.

 

EXPLOSIÓN

Es un efecto producido por una expansión violenta y rápida de gases.

 

EXPLOSIÓN, Cobertura de

Según Resolución de la Superintendencia de Seguros, efectivo el 23/1/1989, la cobertura de Explosión pasa a formar parte de la cobertura básica de la nueva Póliza de Seguro contra Incendio.

La Cláusula N° 1 de las Condiciones Particulares de la Póliza de Seguro contra Incendio estipula que la Compañía indemnizará a el Asegurado por los daños materiales causados a los bienes asegurados por la acción directa o indirecta de Incendio, equiparándose a los daños por incendio las pérdidas o daños causados por Explosión.

El amparo que ofrece la nueva Póliza para cubrir el riesgo de Explosión se equipara con la cobertura ofrecida por la antigua Cláusula de Explosión Amplia.

 

EXTENSIÓN DE COBERTURA, Cláusula de

Ampara los daños o pérdidas (incluyendo los causados por Incendio o Explosión) que ocurran a los bienes asegurados y que sean ocasionados por o a consecuencia de:

a. Huracán, Ventarrón o Tempestad

b. Humo

c. Impacto de Vehículos

Cabe destacar que la cobertura de humo comprende el daño súbito, accidental e imprevisto causado a los bienes asegurados por humo a consecuencia del mal funcionamiento de aparatos quemadores ubicados en los predios ocupados por el Asegurado o en predios adyacentes. Esta cobertura es diferente a la cobertura de Humo que forma parte integrante de la cobertura básica contra Incendio, la cual comprende la pérdida o daño causado por el humo de un incendio originado en los predios ocupados por el Asegurado o en predios adyacentes.

 

EXTORNO DE COMISIÓN

Se produce extorno de comisión, cuando por haberse anulado en contrato y restituir la prima el Asegurador, el Intermediario de Seguros (agente o corredor de seguros) debe restituir la comisión no devengada efectivamente.

 

 
Letra F
FACTORES DE MORTALIDAD

Se llama así a todas y cada una de las causas determinantes de la mortalidad. Los factores de mortalidad son:

1. Generales
La edad, el sexo, el país en que se vive, la época de observación y el lugar de domicilio. La tabla de mortalidad construida en base a todos los factores – o algunos de ellos – es denominada Tabla de Mortalidad General.

2. Especiales
El estado de salud, la clase de contrato o Póliza escogida, la profesión u oficio, el ejercicio o no de dicha profesión u oficio, estado civil, la duración del seguro, la selección médica y algunos otros. La tabla que tiene en cuenta algunos de estos factores, entre ellos la salud y la clase de contrato, se denomina Tabla de Mortalidad Especial.

 

FALSA DECLARACIÓN

Es una reiteración modificada de la condición implícita de absoluta buena fe.

 

FIADOR

Una de las tres partes que intervienen en el Contrato de Fianza; en este caso, es la Compañía Aseguradora que otorga la fianza, respondiendo por el afianzado. Llámese también "Afianzador".

 

FIANZA

De acuerdo al derecho positivo venezolano, está clasificada como un contrato por medio del cual una persona llamada fiador se obliga, frente a otra llamada acreedor, a cumplir la obligación de una tercera persona llamada afianzado, para el caso de que ésta no la cumpla.

El objeto del contrato de fianza es el de dar a una persona (acreedor) la seguridad de que su deudor (afianzado) va a cumplir cabalmente una obligación, y que en el caso de que no lo hiciera, otra persona (fiador) lo hará por él, o lo indemnizará por los daños y perjuicios que le cause el incumplimiento de este deudor.

A pesar de que la fianza puede ser mercantil (regida por el Código Mercantil) o Civil, la totalidad de las mismas otorgadas por una Compañía Aseguradora son del primer tipo, porque toda fianza mercantil cuando la obligación principal es mercantil (Código de Comercio Art. 544) y también lo es cuando, aún siendo la obligación principal civil, es un comerciante el fiador (de hecho todas las Compañías Aseguradoras son comerciantes), por lo tanto se trata de un simple acto de comercio; siendo así que las fianzas otorgadas por las Compañías Aseguradoras, son de naturaleza mercantil (Código de Comercio Arts. 107, 544, 545, 546 y 547; Código Civil Arts. 1804, 1805, 1806, 1807, 1808, 1809, 1810 y 1811).

 

FIANZA ANTE EL FISCO NACIONAL

Esta fianza se otorga a favor del Fisco Nacional, para garantizar el pago de plantillas del impuesto, sobre las cuales el solicitante (futuro afianzado) está efectuando una apelación.

 

FIANZA ANTE EL I.V.S.S.

Con esta fianza lo que se garantiza es el pago de las cotizaciones que originan los obreros que se utilizan en una construcción. El monto que en estos casos alcanza la fianza está determinada por un Reglamento, según el cual el monto de ésta tiene una relación directa sobre el número de metros cuadrados de que se trate (para casas, quintas y edificios de oficinas y habitación: Bs. 10.50 para cada metro cuadrado. Para edificios industriales y galpones, Bs. 6.00 por metro cuadrado)

 

FIANZA DE ADUANA

Esta es una fianza otorgada a favor de alguna aduana o autoridad para garantizar diversos conceptos, entre los cuales podemos mencionar:

· Para garantizar el pago de impuestos.

· Por apelación o no de plantillas de aduana

· Para garantizar la presentación del conocimiento de embarque o factura comercial

· Para garantizar el traslado de una mercancía de una aduana a otra, etc.

 

FIANZA DE BUENA CALIDAD O EJECUCIÓN

En su mayor parte esta fianza garantiza, por un lapso determinado, que la obra ejecutada lo ha sido correctamente y se han empleado buenos materiales; en otras palabras, lo que se garantiza es que la obra no se deteriorará con su puesta en acción. Generalmente, se trata de fianzas que son requeridas cuando se concluye o se está concluyendo la obra.

No hay que confundir este tipo de fianza con las fianzas de cumplimiento; ya que en algunos contratos se dice que el contratista debe presenta una fianza para garantizar la buena ejecución de la obra y su completa y oportuna terminación. En estos casos, no se solicita una fianza de buena ejecución, sino que se solicita fianza de fiel cumplimiento de contrato.

En realidad, las fianzas que comúnmente se llaman de Buena Ejecución o Calidad, son para garantizar el cabal funcionamiento de la obra, lo cual, sin duda, incluye la buena calidad de los materiales usados en la misma, por lo tanto más bien deberían llamarse fianza de garantía de funcionamiento y operación.

 

FIANZA DE CUMPLIMIENTO DE CONTRATO

Como su nombre lo indica, con este tipo de fianza lo que se garantiza es que el constructor u obligado principal ejecutará fielmente el contrato que se afianza, en consecuencia deberá cumplir con todas las obligaciones que se deriven del mismo.

En Venezuela, este tipo de fianza es común en cuanto se refiere a los contratos firmados por el Gobierno, exigiendo, normalmente, una garantía de cumplimiento equivalente al 10% del monto total de la obra; no obstante, otros Institutos o Ministerios exigen el 15%, 20% ó 30% del monto del contrato y, esporádicamente hasta el 50% del mismo. Esto no quiere decir que no pueda solicitarse una fianza de cumplimiento por un monto mayor a los ya indicados, ni por una suma fija determinada, ya que no existe, a este respecto, ninguna limitación a no ser la establecida en el Código Civil, Art. 1806, que indica lo siguiente: si una fianza se constituye por una suma mayor que la deuda, es nula respecto a ese exceso y que si una fianza se constituye en condiciones más onerosas, también será nula en cuanto a estas condiciones. Esto tampoco quiere decir que si se contrata con una persona determinada, la ejecución de una obra cuyo costo es de UN MILLÓN DE BOLÍVARES (Bs. 1.000.000,00), no se puede solicitar una fianza por un monto superior, ya que ello sí se puede hacer; lo que sucedería en este caso es que habiendo incumplimiento se tendría que probar que los daños y perjuicios que se han ocasionado superan esta suma; incluso, si se hubiera solicitado una fianza de Bs. 500.000,00 y los daños y perjuicios fuesen de Bs. 300.000,00 nunca se le podría exigir al fiador del deudor que pagara más de esta última suma.

 

FIANZA DE FIDELIDAD

El propósito de la Fianza de Fidelidad (o de Infidelidad, como más apropiadamente se debería denominar), es indemnizar al patrón por las pérdidas de dinero, valores, mercancías u otras propiedades que puedan sufrir a causa de actos cometidos, por, o con, la colaboración de sus empleados. Los actos cubiertos son: Robo, Hurto, Extorsión, Falsificación, Apropiación Indebida y Estafa, sujeto a que sean cometidos durante el período de vigencia de la fianza.

Veamos algunos tipos de Fianza de Fidelidad.

a. Fianza Individual

Esta es para un solo afianzado, designado por su nombre y apellido y Asegurado por un monto específico. La demanda de este tipo de fianza procede de los pequeños comerciantes y de los empleados públicos.

b. Fianza Colectiva para Afianzados Nombrados

Esta es similar a la anterior, excepto que cubre a más de una persona. Se nombran a varios empleados con sus nombres y apellidos y se indica una suma afianzada para cada uno, y otra suma o límite afianzado por colusión (acto perjudicial cometido por dos o más empleados). Esta clase de fianza la suele solicitar el comerciante, o la empresa que cuenta con un corto número de empleados estables.

c. Fianza Colectiva por Cargos Nombrados

Ésta es análoga a la precedente salvo que en lugar de nombrarse a los empleados afianzados, se cubren los cargos que el patrón desee o requiera, evitando así la incomodidad administrativa de tener que informar a la Compañía Aseguradora los reemplazos o cambios en su personal afianzado (como ocurren en la fianza anterior). Por tanto, en esta modalidad no importa quien ocupa el cargo (cajeros, administradores, cobradores, jefes de almacén, etc...). Se fija un monto para cada cargo afianzado y otro para colusión.

d. Fianza Colectiva Abierta

Las dos fianzas colectivas inmediatamente anteriores (b y c) son adecuadas para la empresa que cuenta con pocos empleados. Cuando se trata de afianzar a empresas formadas por un gran número de empleados, resulta una incomodidad preparar listas de nombres o cargos (siempre sujetas a cambios, adiciones, aumentos o exclusiones de afianzados). Las fianzas colectivas abiertas cubren a todo el personal (ejecutivo, empleados y obreros) colectivamente, sin especificar nombres ni cargos, con lo cual la empresa afianzada no puede ejercer la selección de los empleados que quiere afianzar, como ocurre en las mencionadas fianzas anteriores (b y c). En ésta que nos ocupa, el personal afianzado es clasificado en tres grupos ya que no ofrecen la misma exposición en razón al cargo que ocupan, por tanto, no tienen la misma oportunidad de causar una pérdida al patrón. Los hay que manejan fondos o mercancías y no son responsables directos; otros que no tienen tal responsabilidad o están bajo estrecha supervisión de algunos empleados de superior jerarquía. En consecuencia, la clasificación se establece como se especifica a continuación:

Clase A

Personal con firma de cheques o documentos negociables por dinero, valores o mercancías y aquellos que manejan dinero, valores o mercancías.

Clase B

Empleados que ocasionalmente manejan dinero, cheques, valores o mercancías, y aquellos en oficina, depósitos, almacenes o similares.

Clase C

Empleados que no manejan dinero, cheques, valores o mercancías.

En esta clase de fianza, se asegura una cantidad única por cada pérdida causada por uno o más afianzado, no existiendo por lo tanto, límite por colusión.

Para cierto personal "clave" (Gerentes, Contadores, Cajeros, Cobradores, etc.), se puede contratar una suma adicional afianzada para todo el personal, mediante la Cláusula Suma en Exceso Afianzada.

Los cambios en el número de personal, no afecta al alcance de la cobertura, salvo que exceda del 10% (en más o menos), en cuyo caso la empresa afianzada debe declararlo a la Compañía Aseguradora para el ajuste en la prima correspondiente.

 

FIANZA DE LICITACIÓN

Garantiza que la oferta de un licitante será mantenida luego del acto de apertura de sobres, y que este licitante firmará el contrato respectivo.

Como se sabe, una licitación es un acto en el cual una persona o entidad que desea constituir o hacer o comprar algo, manifiesta pública o privadamente (en cuy caso se dirige exclusivamente a un número de empresas que previamente ha seleccionado) su deseo de construir o hacer o comprar algo y solicita precio o cotizaciones.

Las empresas previamente seleccionadas (caso de licitación privada) o las empresas interesadas (caso de licitación pública) concurren a una reunión cuya fecha, hora y lugar se fija en la manifestación de voluntad hecha por el oferente (llevando en su sobre cerrado su oferta); a la hora fijada se abren todas las ofertas para que el oferente acepte o no una de las cotizaciones presentadas, ello de acuerdo a su exclusivo criterio. Desde un punto de vista legal, desde el momento en que el oferente acepta las condiciones y precios fijados por el licitante queda cerrado el contrato; no obstante, como quiera que se acostumbre a redactar un contrato para luego firmarlo, hasta que esto no suceda, no va a comenzar, en realidad la obra.

Una de las principales razones por los cuales se solicitan Fianzas de Licitación, es para evitar posibles acuerdos no éticos entre dos o más licitantes, con el fin de obtener un mayor beneficio económico.

Veamos como sucede: Dos empresas que concurren a una licitación, se ponen de acuerdo en que una de ellas cotice un precio más o menos ajustado y la otra a un precio bastante mayor. Llegado el acto de apertura de sobres, si la empresa que cotizó más bajo queda en primer lugar y la otra en segundo lugar, la primera no aceptará en mantener su oferta para que le den el contrato a la otra y recibir de ella una suma que, generalmente es de 50% de la diferencia de las dos cotizaciones. Es para evitar esto así como otros acuerdos ilegales, que se solicita este tipo de fianza y algunas veces se utiliza como un filtro, para excluir de las licitaciones públicas a aquellas empresas pequeñas que no pueden obtener fianzas de licitación de cierta importancia.

 

FIANZA DE REINTEGRO DE ANTICIPO

A través de este tipo de fianza, lo que se pretende es garantizar la obligación de una persona (usualmente un constructor) de invertir en la obra el anticipo entregado y el de reintegro, no en dinero en efectivo, sino en la obra ejecutada. La mayoría de las veces, el anticipo que se entrega representa un tanto por ciento del monto total del contrato y aquél se entrega al inicio de la obra, y se conviene que tal anticipo se deberá ir amortizando parcialmente en un tanto por ciento igual al de la obra que se va ejecutando; de esta manera, habiendo realizado el 100% de dicha obra, el anticipo se deberá haber amortizado completamente. Si por alguna causa, la obra a ejecutar se ve reducida, lo que se acostumbra es descontar de las últimas valuaciones, un porcentaje superior y así cuando se hubiese ejecutado todo lo previsto, no quede ningún saldo de anticipo por amortizar. Si por el contrario, se ejecutase más de lo originalmente previsto, no se le retendrá al constructor ninguna suma por amortización de anticipo, cuando ya éste se encuentre completamente amortizado; esto deberá suceder cuando el constructor hubiese ejecutado obra por una valor igual al monto original del contrato.

 

FIANZA JUDICIAL

Es la que otorga la Compañía Aseguradora ante Tribunales de la República de Venezuela para garantizar las resultadas de medidas preventivas; en otras palabras, para embargar previamente o para evitar un embargo de este tipo. Como quiera que se trata de fianzas cuyo plazo de vencimiento no está bien determinado, ya que no se sabe con exactitud, se discute si pueden o no ser otorgadas por Compañías Aseguradoras, por cuanto todas las fianzas deben cumplir con todos los requisitos que exige el Art. 113 de la Ley de Empresas de Seguros y Reaseguros, el cual dice: "Párrafo Único – Toda fianza otorgada por Compañías de Seguros deberán ser determinadas en cuanto al monto máximo y a su duración".

 

FINIQUITO

Se da este nombre al documento que firma el Asegurado o contratante o perjudicado a consecuencia de un accidente, una vez que la Compañía Aseguradora le ha satisfecha la indemnización correspondiente a un siniestro. En dicho documento, el firmante reconoce que las obligaciones que por tal motivo incumbiría al Asegurador han quedado completamente liquidadas.

 

FLOTANTES, Pólizas

Una Póliza de esta naturaleza puede ser utilizada para asegurar mercancías tipo muebles donde quiera que estén localizadas, ya sea en tránsito o con ubicación permanente. Sin embargo, estos seguros son a menudo más restringidos y sólo cubren las mercancías en forma limitada cuando no están en su lugar de situación permanente. Estos seguros pueden ser contra riego o contra determinados riesgos, que es lo más frecuente.

 

FRACCIONAMIENTO (De Prima)

Sistemas utilizados por algunas Compañías Aseguradoras en determinados ramos o modalidades de Seguro en virtud del cual se permite al Asegurado que la prima anual, la cual debería ser pagada por anticipado, y de una sola vez, sea liquidada en varios pagos periódicos. En cualquier caso, el pago fraccionado de la prima no supone el fraccionamiento del seguro. Por ejemplo, aunque la liquidación de las primas se efectúe por semestres o trimestres, la Póliza no puede ser libremente rescindida por el Asegurado al finalizar uno de tales períodos sino al vencimiento de la Póliza, por lo que la obligación de pagar las primas pendientes persisten hasta su vencimiento.

 

FRANQUICIA

Exención de pago establecido a favor del Asegurador, por los daños que no pasan de una cantidad determinada de antemano y que consta regulada en la Póliza.

La franquicia implica un pago íntegro al exceder. Por ejemplo, si los daños ascienden a Bs. 1.000.000,00 y el contrato estipula una franquicia de Bs. 500.000,00 la liquidación correcta ascenderá a Bs. 1.000.000,00. Sin embargo, si el importe del siniestro es inferior a la cantidad estipulada como franquicia, su costo correrá por completo a cargo del Asegurado.

Nuestra Póliza de Transporte estipula que la Aseguradora no atiende reclamaciones por daños o pérdidas cuyo valor no alcance el tanto por ciento de franquicia que se convenga, pero si el monto de la reclamación fuese superior a dicha franquicia, la Aseguradora la satisfará debidamente.

En el ramo de Transporte Marítimo, la franquicia tiene una constante aplicación en cuanto a las mercancías se refiere; su funcionamiento está en que las mercancías que han viajado por mar han tenido que sufrir, forzosamente, demérito en su valor intrínseco por muchas y variadas causas, demérito que no tiene la significación de siniestro. Caso de no existir franquicia alguna, las primas serían mucho más onerosas para el Asegurado.

La franquicia se establece con la finalidad de que exista una recuperación económica del siniestro en el propio Asegurado, para que éste procure evitar su ocurrencia o reducir sus efectos.

La diferencia entre deducible y franquicia es que en la franquicia, si el importe del siniestro es inferior a la cantidad estipulada como franquicia, correrá por completo a cargo del Asegurador, pero si es superior, la Aseguradora indemnizará el 100% del siniestro, sujeto al límite de la suma asegurada. Sin embargo, en el deducible, la Aseguradora sólo indemnizará por el exceso de éste.

 

FRAUDE

El fraude o engaño malicioso, por el cual se provoca intencionalmente el siniestro garantizado por la Póliza de seguro, además de constituir un delito castigado por la ley penal, es un factor contrario a la marcha normal del seguro y del Asegurador. Como quiera que a veces el fraude adquiere una intensidad demasiado notoria, puede llegar a ocasionar un estrago muy dañoso en la economía y patrimonio del Asegurador. La preocupación de éste ha sido siempre la de luchar contra el fraude del Asegurado, por todos los medios a su alcance, aunque a nadie se le oculta la dificultad que tal lucha presenta a causa de la naturaleza de los obstáculos que se levantan ante el Asegurador, para probar la realización de actos fraudulentos. He aquí algunos caos típicos del fraude:

Incendio

Los siniestros intencionados ocasionados por el propio Asegurado o por investigación suya existen siempre, pero la experiencia enseña que son más abundantes, al iniciarse un período de crisis económica; es un hecho cierto y comprobado por los Aseguradores de todo el mundo que una crisis acarrea un aumento en los siniestros voluntarios; esto se aprecia mejor cuando la crisis castiga una industria con preferencia a las demás, pues súbitamente se observa un extraño aumento de siniestros en el renglón aludido. Del mismo modo, es un hecho comprobado por la experiencia, que el incendio de automóviles ocurre más pertinazmente cuando alcanzan los años medios de su vida, que no cuando son nuevos o han alcanzado ya un grado importante de vetustez.

Transporte Marítimo

En este ramo existe un caso de fraude, el más característico, que adopta un nombre específico y exclusivo: "Baratería", que es el engaño (por destrucción, desaparición o simulación), sobre la suerte corrida por el buque o las mercancías, a objeto de lucrarse con la indemnización del siniestro a cargo de los Aseguradores.

El concepto de baratería del capitán o del patrón, abarca los delitos por ellos cometidos que atañen a la marcha de la navegación y a los que comenten violando sus obligaciones de guardadores y procuradores del patrimonio de terceras personas, al igual que los actos cometidos por imprudencia temeraria. Dentro del concepto de baratería, se comprende también la de la tripulación, por ser el capitán responsable de la disciplina a bordo.

Robo

En este ramo, tanta importancia tiene el fraude por el robo simulado como el acto por el cual el Asegurado se aprovecha de un robo real que ha sufrido, aumentando el número o el valor de los objetos robados, con lo que el fraude existe igualmente.

Accidentes personales y Hospitalización

Son numerosísimos los casos (de diversa gravedad e importancia) por los que se defrauda o se intenta defraudar a los Aseguradores, simulando enfermedad, provocando un accidente, mutilándose o agravándose intencionalmente, etc.

Vida

En este ramo el suicidio no debido a causas patológicas; es decir, el suicidio estrictamente voluntario, acusa en períodos de estrechez económica, una intensidad que se sale de lo normal y corriente seguramente motivada por el deseo del contratante o del Asegurado de dejar a sus familiares el capital de la Póliza. Aunque parece que en estos casos no hay fraude para el Asegurador, porque éste cubre el riesgo de suicidio. No se debe ocultar a nadie que al admitir semejante riesgo, el Asegurador no lo hace en la suposición de que el contratante pueda suicidarse por una causa accidental (penuria económica) a veces pasajero y siempre no motivada, pero si así fuese, su cobertura sería, en ciertos casos, una inmoral "prima al suicidio". El Asegurador lo cubre, porque sabe que existe la posibilidad de que un trastorno en equilibrio mental, una enfermedad, un disgusto, etc. Pueden ser causas, de que en un momento de arrebato, el contratante llegue a causarse la muerte, en cuyo caso sería casi inhumano privar a sus beneficiarios del capital del seguro, en todo o en parte. El Asegurador nunca cubre el riesgo de suicidio pensando que el contratante pueda suprimirse de una manera fría y serena, violentando así la ley fundamental que ordena vivir. Por ello se puede afirmar que con el suicidio voluntario se defrauda civilmente al Asegurador. Tal vez, la pérdida más difícil de fingir es la muerte, aunque no por ello dejan de verse algunos intentos al respecto.

A fines del siglo pasado, en Venezuela, el pueblo de Turmero sirvió de escenario a un famoso escándalo en el mundo del Seguro de Vida. Una señora de nombre Marietta Bacalao, a fin de cobrar una Póliza de vida, fingió o trató de fingir su muerte, en complicidad de un médico sin título, quien extendió el certificado de defunción y declaró haber tenido a la paciente (quien supuestamente padecía de fiebre amarilla) agonizante durante varios días. Al esclarecerse el caso, resultó que se había enterrado una caja llena de piedras y la presunta fallecida desapareció por la puerta trasera de su casa, y que la fiebre amarilla (grave flagelo de entonces) no había sido más que un hábil medio para aterrar a la población de Turmero, por lo que el temor al contagio, hizo que nadie se atreviera a acercarse a la grave enferma.

 

FRONTING

Esta expresión es utilizada para designar a la Compañía Aseguradora que asume un riesgo pero transfiere su cobertura íntegra o en gran parte de ella a otros Aseguradores o Reaseguradores.

FUEGO

Es un proceso de combustión suficientemente intenso para emitir calor y luz. Esta definición no ha limitado la reacción química a una que solamente implique la presencia de oxígeno; porque, a pesar de que el oxígeno juega un papel muy importante en la mayoría de los procesos de combustión, debe mencionarse que ciertos mentales, tales como el Calcio y el Aluminio pueden quemar en nitrógeno; que al oxido nitroso alimenta la combustión del fósforo, del carbón y de muchos otros elementos y aún hace que una ascua se convierta en llama, del mismo modo que lo hace el oxígeno; y que los vapores del Ácido Nítrico causen que un ovillo de lana se envuelven en llamas.

Los fuegos pueden ser generalmente clasificados en dos formas:

1. Llamas, ya sean luminosas, o no luminosas, que son evidencias directa de la combustión de gases.

2. Superficie que arde, que según lo implica su nombre, no es una combustión en el espacio sino estrictamente una oxidación de la superficie, la cual tiene lugar a los mismos niveles de temperatura como si se tratara de llamas abiertas. Esta clase de fuego también recibe las denominaciones de superficie al rojo, brasa, incandescencia, etc.

 

FUERZA MAYOR

Es la que ocasiona o motiva la realización de un evento dañoso, que no es posible prever, impedir ni resistir.

 

FUSIÓN NUCLEAR

Reacción producida por la unión de dos núcleos ligeros que da lugar a un núcleo más pesado, con gran desprendimiento de energía.

 
Letra C

HECHO PERSONAL DEL ASEGURADO

El Art. 565 de nuestro Código de Comercio excluye terminantemente la responsabilidad del Asegurador, cuando el daño haya sido causado por un hecho personal de Asegurado, o de un hecho ajeno que afecte civilmente la responsabilidad de éste. Y va más allá, pues termina el artículo prohibiendo indemnización de pérdida "que provenga de hecho del Asegurado". La interpretación que muchas de las legislaciones extranjeras le han dado al "hecho personal del Asegurado" es la imprudencia de tal gravedad, que puede dar lugar a la presunción de que el Asegurado no la hubiera cometido sino hubiera existido el contrato de seguro. Debemos recordar que, en todo caso, le corresponde la carga de la prueba del "hecho personal" al Asegurador, quien es que la alegará. En cuanto al hecho ajeno que afecta civilmente la responsabilidad del Asegurado fijémonos que la legislación no ha prohibido asegurar ese riesgo, y más aún lo templa específicamente, por ejemplo, en el ramo de Incendio, donde dice en el Art. 593 que los daños causados por esas personas "son de cargo del Asegurador", de nuevo estamos ante el problema que tantas veces ha surgido en la interpretación que podemos dar en Venezuela, a las disposiciones legales en materia de Seguros, considerando la redacción del Art. 565.

El hecho personal, tiene un significado especial en el Seguro de Vida, en conexión con el suicidio. Aunque nuestro Código de Comercio, Art. 584, elimina la responsabilidad del Asegurador en caso de suicidio, en la práctica, las Compañías Aseguradoras amparan el suicidio, siempre y cuando acontezca en los primeros años de la Póliza, en cuyo caso se reintegrará aquellas primas pagadas. Los Aseguradores se basan en la observación de que difícilmente se suelen abrigar intenciones serias de suicidio durante tanto tiempo.

Es de hacer notar que nuestras Pólizas excluyen específicamente el daño causado voluntariamente por el Asegurado o con su complicidad.

 

HIPOTECA, Seguro de

El Seguro de Hipoteca es un novedoso instrumento financiero desarrollado básicamente, en los Estados Unidos de Norteamérica, y por medio del cual se ha logrado ampliar considerablemente las condiciones tradicionales para el funcionamiento inmobiliario, en cuanto a cuotas iniciales y plazos se refiere. En otros términos, ha sido un eficiente sustituto de la tradicional y onerosa hipoteca de segundo grado.

El Seguro de Hipoteca garantiza al ente financiero la insolvencia del deudor hipotecario, sea cual fuere el motivo de ésta. Hasta su aparición lo que hacían los entes financieros era obtener parcialmente coberturas colaterales mediante el seguro de vida del deudor. Sin embargo, dicha cobertura era insuficiente, ya que su operación se limita a caso de muerte del deudor. El Seguro de Hipoteca cubre ampliamente el riesgo, ya que la causa suficiente para la indemnización es la simple morosidad del deudor hipotecario.

 

HIPOTECARIA, Cláusula de

Esta Cláusula tiene por objeto crear un Convenio separado entre el acreedor hipotecario y el Asegurador, concertando una Póliza, distinta para cubrir sus intereses en la propiedad. Bajo la Cláusula Hipotecaria el acreedor hipotecario tiene ciertos derechos y obligaciones. Entre los derechos figuran:

1. Recibir pago por pérdida o daño según sus interese, sin tener en cuenta cualquier falta del titular de la propiedad bajo el Contrato de Seguros, y sin tener en cuenta tampoco cualquier cambio en la propiedad o incremento del riesgo.

2. Recibir preaviso de cancelación de 10 días.

3. Demandar en nombre propio, basándose en dicha Póliza.

Entre las obligaciones del acreedor hipotecario bajo la Cláusula Hipotecaria puedes citarse:

1. Notificar al Asegurador cualquier cambio de propiedad o de uso, o el aumento de los riesgos de que el acreedor tenga conocimiento.

2. Pagar las primas en caso que el dueño o el deudor hipotecario no lo haga.

3. Entregar al Asegurador las pruebas de pérdidas en caso de que el dueño o el deudor no lo haga.

4. Dar traslado al Asegurador de cualquier reclamación que tenga contra el deudor que esté cubierta por tal Asegurador. Bajo ciertas condiciones, el Asegurador puede negar responsabilidades para con el propietario o deudor y retener así, mediante subrogación, todos los derechos que el acreedor tenga contra el deudor.

 

HONORARIOS DE ARQUITECTOS, TOPÓGRAFOS E INGENIEROS

Mediante la inclusión de esta Cláusula en la Póliza, se conviene pagar los Honorarios de Arquitectos, Topógrafos e Ingenieros (para presupuestos, planos, especificaciones, cuantías y propuestas) en que se incurra para la reparación o reconstrucción de los bienes asegurados al ser destruidos o dañados por un riesgo cubierto bajo la presente Póliza, hasta el límite de la suma asegurada contratada específicamente para la aplicación de esta Cláusula.

 

HOSPITALIZACIÓN, CIRUGÍA Y MATERNIDAD, Seguro de

El propósito de este Seguro es ayudar a cubrir los gastos incurridos, como consecuencia de una enfermedad o un accidente.

Las coberturas otorgadas bajo este seguro generalmente son:

1. Hospitalización

a. Beneficios para la habitación y alimentos, incluyendo servicio de enfermeras.

b. Beneficios por cargos de hospital a causa de la enfermedad o accidente, tales como: sala de operaciones, anestesia y oxígeno, transfusiones de sangre, rayos X, exámenes de laboratorio, medicina y material de curas, diagnósticos especiales y servicios de ambulancias.

2. Intervenciones Quirúrgicas

Los costos de las operaciones especificadas en la Póliza. La protección incluye tanto la cirugía efectuada en el hospital como las visitas médicas periódicas para la recuperación.

3. Maternidad

Comprende en conjunto todos los gastos incurridos como consecuencia de un embarazo, período prenatal y parto normal, así como la atención de la madre y el hijo en su establecimiento asistencial.

4. Poliomielitis

Los gastos ocasionados como consecuencia de la enfermedad de poliomielitis serán tomados en conjunto, cubriéndose además los gastos de hospitalización e intervenciones quirúrgicas, y todo lo inherente a recuperación como: reeducadores, kinesiólogos (kiniesiterapistas), servicio de pulmotor o equipo similar, traslado del Asegurado hasta y desde el establecimiento asistencial.

 

HUELGA

Se denomina Huelga a la paralización laboral de los trabajadores de una unidad económica de explotación con el objeto de obtener reivindicaciones en su modus vivendi o condiciones de trabajo.

 

HUELGA, Seguro de

Bajo nuestra Póliza de Casco y de Transporte, se excluye el riesgo de Huelga; no obstante, es posible cubrir este riesgo mediante Cláusulas especiales, tales como la Cláusula de Huelga, Motín y Conmoción Civil del Instituto, pero esta Cláusula se limita a indemnizar los daños materiales ocasionados como consecuencia de los riesgos antes mencionados, excluyendo la pérdida de tiempo y toda forma de lucro cesante.

El Seguro de Huelga es ofrecido solamente por los Clubes de P and I protegiendo a los armadores o fletadores frente a las pérdidas económicas sufridas por la paralización de sus buques a consecuencia de huelga, esto contra pago de una prima especial y obligaciones complementarias.

La cobertura que da el Club se basa en días u horas de parada, de forma que al amparar a un buque se establece, que el Club le indemnizará en caso de paralización motivada por una de las causas cubiertas hasta un máximo de X días, y se aplica una franquicia para los primeros días de cobertura que son a cargo del armador o charteador. La cobertura básica se establece en 30 días que garantiza el Club al armador, soportando éste los cuatro primeros días de paralización, pero estas cifras pueden ser variadas, consiguiéndose incluso, la anulación total de la franquicia y la ampliación de la cobertura hasta sesenta días de paralización por huelga.

Para establecer el tipo de cobertura, el Club las ha dividido en tres clases independientes unas de las otras, y cuyo alcance procedemos a resumir:

Clase I

Cubre las pérdidas sufridas por huelga o lock.out de los trabajadores de puerto de carga, descarga, transporte, etc. Es decir, huelgas o lock-out de empleados de los servicios administrativos, estibadores, agentes de aduana, operadores de grúa, tripulantes de remolcadores, e incluso, cuando estos hechos se produzcan en los centros de producción, suministradores o receptores de la mercancía (fábrica, mina, etc.), o bien durante su transporte a estos centros, como en el caso de huelga de transportistas, siempre y cuando tales sucesos sean causa inmediata y directa, de la demora del buque.

Clase II

Cubre las demoras que puedan producirse a un buque cuando llega a un puerto, después de que ha finalizado una huelga, pero que por estar congestionado debido al motivo de la huelga, paraliza al buque durante una serie de días, por no tener muelle para atracar y descargar.

Clase III

Cubre el riesgo de paralización de un buque por huelga de la propia tripulación. Por lo tanto, un armador podrá asegurarse indistintamente de una, de varias o de todas las coberturas ofrecidas por el Club, y la prima irá en función del número de días que desean ampararse, la franquicia que se escoja y las coberturas seleccionadas.

 

HUELGAS, MOTINES Y TUMULTOS POPULARES, Cláusula del Instituto de Aseguradores de Londres

Por medio de esta Cláusula se cubre la pérdida de/o daño a la propiedad asegurada causada por:

a. Huelguistas, obreros bajo paro forzoso impuesto por los patrones o personas que toman parte en disturbios laborales, motines o tumultos populares;

b. Personas que actúan malintencionadamente.

Esta Cláusula ha sido reemplazada por la Cláusula del Instituto para Huelgas (Cargamentos) 1.1.82.

La nueva Cláusula cubre la pérdida o daño al interés asegurado causado por:

1. huelguistas, obreros bajo el paro forzoso impuesto por los patrones o personas que tomen parte en disturbios laborales, motines o tumultos populares.

2. Cualquier terrorista o cualquier persona actuando por un motivo político.

Con estos mismos términos se describen las exclusiones de la Cláusula (A) para Cargamentos 1.1.82 exceptuando la sub-cláusula 7.2 que habla de "pérdida resultante de huelgas, cierre de fábricas, etc.", la cual no está cubierta por esta Cláusula, como tampoco estaba cubierta por Cláusula de 1.1.63, por ser pérdidas o daños "indirectos", es decir, no causado directamente por huelguistas, etc.

La anterior Cláusula de Huelga 1.1.63 cubría las pérdidas o daños causados por personas que actúen malintencionadamente, pero la actual Cláusula no lo cubre, por encontrarse cubierta para los casos de Cláusulas de Cargamento (B) y (C) bajo la Cláusula especial de "Daños Maliciosos 1.1.82".

 

HUMO

Es una materia formada por diminutas partículas sólidas y vapor condensado.

 

HURTO

Es el acto de apoderarse de los objetos contenidos en el establecimiento y/o casa del Asegurado, contra su voluntad, sin intimidación en las personas y sin utilizar medios de violencia o de fuerza en las cosas.

Otra forma de definir hurto es "la desaparición de los bienes asegurados que ocurre sin el consentimiento y conocimiento del Asegurado y sin dejar huellas visibles del hecho".

En otras palabras se entiende como la sustracción de una propiedad sin hacer uso de la fuerza ni de la violencia.

 
Letra I

INACTIVIDAD, Cláusula de

Mediante la inclusión de esta Cláusula en la Póliza de Aviación se conviene que cuando la aeronave asegurada bajo la cobertura de vuelo por razón justificada que no sea accidente indemnizable bajo la Póliza, queda fuera de operación, en tierra por un período superior a 30 días consecutivos, el Asegurado tiene derecho a una devolución será igual a la prorrata de la diferencia entre la prima para la cobertura de "vuelo" y la de "tierra".

 

INCAPACIDAD

Se denomina así la incapacidad de una persona para el desarrollo de sus funciones normales.

Pueden distinguirse diversos tipos que dan lugar a distintas indemnizaciones; por su duración, la incapacidad puede ser temporal o permanente; por su importancia y extensión puede ser parcial o total y, dentro de esta última, cabe distinguir entre total para el trabajo habitual o para todo tipo de trabajo.

 

INCENDIO

Se ha definido como la consecuencia inmediata del fuego. Para establecer un criterio acorde con lo que es el Seguro de Incendio podemos definirlo como "la destrucción total o parcial de los objetos asegurados por la acción de las llamas, las cuales no estaban destinadas a ser distribuidas de esa manera en ese momento"

 

INCENDIO, Seguro contra

Nuestra Póliza de Incendio indemniza al Asegurado por los daños materiales causados a los bienes asegurados por la acción directa o indirecta de Incendio, equiparándose a los daños por incendio, las pérdidas o daños causados por:

a. Rayo

b. Explosión

c. Impacto de aeronave, satélites, cohetes u otros aparatos aéreos o de los objetos desprendidos de los mismos.

d. El agua u otros agentes de extinción, utilizados para apagar un incendio, en los predios ocupados por el Asegurado o en predios adyacentes.

e. El humo de un incendio originado en los predios ocupados por el Asegurado o en predios adyacentes.

 

INCERTIDUMBRE

El desconocimiento acerca de cuándo un hecho o suceso va a ocurrir, así como su duración o intensidad.

 

INCLUSIONES Y EXCLUSIONES AUTOMÁTICAS, Cláusula de

Mediante esta Cláusula queda cubierta, automáticamente, cualquier aeronave que adquiera el Asegurado o excluidas aquellas que elimine de su flota, sujeto a dar aviso a la Compañía Aseguradora dentro del lapso estipulado en la Póliza.

 

INCREMENTO ESCALONADO, Cláusula de

En determinadas circunstancias y siempre con sujeción a una prima adicional, la suma asegurada puede ser objeto de un incremento automático que enjugue los efectos de la inflación. Esto se consigue con la Cláusula del Incremento Escalonado.

La Cláusula establece que, durante el período de cobertura, la suma asegurada se incrementará en la proporción del porcentaje especificado, que resulte de comparar el número de días transcurridos desde el comienzo de la cobertura con el del total del período, de este modo la suma asegurada aumenta progresivamente durante el período de cobertura.

La Cláusula puede aplicarse a seguros de edificios o de contenidos, pero no al seguro de existencias que se cubre por una Póliza de Declaración.

 

INDEMNIZACIÓN

Pago que hace el Asegurador al Asegurado por el daño ocasionado al bien siniestrado, determinándose su valor antes del siniestro.

El objeto de la indemnización es conseguir una reposición económica en el patrimonio del Asegurado afectado por un siniestro, bien sea a través de una sustitución de los objetos dañados o mediante la entrega de una cantidad en metálico equivalente a los bienes dañados.

Lo que el Asegurador persigue es colocar al Asegurado en la misma posición económica que ocupaba antes de producirse el siniestro, con sujeción a la suficiencia de la suma asegurada, a las restricciones de la Póliza tales como la aplicación de la Regla Proporcional o la aplicación de deducibles.

 

INDEMNIZACIÓN DIARIA

Es el pago que ha de efectuar el Asegurador al Asegurado durante los días en que éste permanezca de baja por incapacidad temporal y a tenor de la suma acordada en las condiciones particulares den contrato.

 

INDEMNIZACIÓN, Principio de

Este es tal vez el principio más importante del seguro. En la más antigua reglamentación legal del seguro, la Ordenanza de Barcelona de 1435, encontramos ya los primeros indicios del Principio de Indemnización. Se establece en estas Ordenanzas que la carga marítima no puede asegurarse por más de tres cuartas partes de su valor. De esta manera los ibéricos resolvieron poner término a descuidos y engaños de parte de los Asegurados, a fin de proteger a los Aseguradores.

Nuestro Código de Comercio, en su Art. 548, nos indica y deja sentado el Principio de Indemnización: "El seguro es un contrato por el cual una parte se obliga, mediante una prima, a indemnizar las pérdidas o los perjuicios que pudieran sobrevenir a la otra parte...".

De acuerdo con este Principio básico, el Seguro no podrá ni puede convertirse en fuente de provecho o de lucro, ya que la indemnización sólo contempla reparar o reponer la cosa dañada. Este principio radica en la reposición o reparación de pérdidas materiales y reales que haya tenido el Asegurado, en consecuencia, este principio es aplicable a aquellos ramos, donde se pueda determinar, en forma monetaria, la pérdida de un siniestro. No es aplicable en aquellos ramos en los cuales el perjuicio experimentado no puede expresarse en valor determinado, por ejemplo, el Seguro de Vida; por eso decimos que el Seguro de Vida no es un contrato de indemnización ya que la vida de una persona no puede ser determinada en dinero y que por lo menos, teóricamente, se puede tomar la cantidad de seguros que se desee.

Tampoco sería aplicable en las Pólizas de riesgos generales en que, de antemano, se determina el valor que se atribuirá al objeto del seguro en caso de siniestro.

Los principios de indemnización e interés asegurable van mano a mano. Es como si el interés asegurable le diera color al seguro y la indemnización, forma. Muchos especialistas consideran el Principio de Indemnización derivado del interés asegurable, alegando que el interés tiene un límite y es ese límite, justamente, lo indemnizable.

Otros consideran que el interés asegurable es un derivado del Principio de Indemnización, porque la pérdida y el principio son los que determinan el interés asegurable.

 

ÍNDICE DE FRECUENCIA

Cifra o coeficiente que refleja el promedio de número de siniestros que el titular de una Póliza de seguros tiene durante un año completo, o el promedio de siniestros por un año de todo un conjunto o cartera de Pólizas.

 

ÍNDICE DE INTENSIDAD

Cifra que refleja el costo promedio de los siniestros producidos respecto a un Asegurado o conjuntos de Asegurados, o con relación a una determinada cartera de Pólizas.

 

ÍNDICE DE SINIESTRALIDAD

Coeficiente o porcentaje que refleja la proporción existente, entre el costo de los siniestros producidos en un conjunto o cartera determinada de las Pólizas, y el volumen global de las primas que han devengado en el mismo período tales operaciones.

 

INDISPUTABILIDAD

Beneficio a favor del Asegurado, usado corrientemente, en virtud del cual el Asegurador renuncia a partir de un plazo prudencial (que suele ser de dos años, pero algunas Compañías lo establecen desde el momento de entrar en vigor la Póliza( a ejercer contra el contratante, los argumentos o excepciones derivadas de las omisiones o declaraciones inexactas de éste motivadas por negligencia excusable.

La Compañía Aseguradora ha tenido un lapso de tiempo para investigar, con amplitud, las declaraciones del solicitante, y después de transcurrido dicho lapso, no tiene derecho a dudar de la validez o certeza de las declaraciones.

El Principio de Indisputabilidad o Incontestabilidad, está exceptuado en caso de fraude. Tampoco subsiste si el Asegurado obra con dolo o malicia. Esto debe ser así, por cuanto si se estableciese un contrato indisputable por cualquier causa, tal convención sería nula y no podría subsistir, según el Art. 1154 del Código Civil.

El Art. 1155 del Código Civil nos dice que el contrato debe ser posible, lícito, determinado o determinable, y no puede existir causa de mayor ilicitud en un contrato, que el estipulado con ánimo de defraudar o engañar maliciosamente a uno de los contratantes.

La existencia de la inconstabilidad, otorga una mayor seguridad a los contratantes, al garantizarles que las Pólizas no serán discutidas aunque contengan vicios que, sin ser de los excluidos, forzosamente invalidarían en todo caso los contratos.

 

INDISPUTABILIDAD, Cláusula de

Estipulación que se acostumbra a consignar en la Póliza de Seguro de Vida por la cual se establece el beneficio de la indisputabilidad en favor del contratante.

 

INDIVISIBILIDAD DE LA PRIMA

La prima es, en esencia, indivisible, pues ella se aplica de modo ineludible a una unidad de tiempo, y ésta, dada la relación que existe con el riesgo, debe corresponder a un período determinado de cobertura, generalmente de un año. No destruye este principio la práctica de fijar el pago de la misma trimestral o semestralmente, o bien de celebrar el contrato de seguros por varios años, porque la prima se establece en ellos, también, por año de seguro.

 

INEMBARGABILIDAD

Privilegio conferido al valor económico o capital asegurado en las Pólizas de Seguro de Vida, en virtud del cual dicho capital no está sujeto a embargo que, por mandamiento judicial, pueden efectuar contra los bienes de una persona sus acreedores legítimos.

 

INFRAMORTALIDAD

Situación que se produce en el Seguro de Vida, cuando el número de fallecimientos acaecidos durante un período de tiempo determinado es inferior al previsto en las correspondientes Tablas de Mortalidad.

 

INFRASEGURO

Situación que se origina cuando el valor que el Asegurado o Contratante atribuye al objeto garantizado en una Póliza, es inferior al que realmente tiene, por lo tanto, existe Infraseguro cuando la cantidad asegurada, no alcanza el valor de lo asegurado.

El Infraseguro presenta dos aspectos fundamentales totalmente distintos: el Infraseguro tácito si hay caso, se aplicará el prorrateo. Cuando el Infraseguro es Expreso aparece el Seguro a Primer Riesgo.

 

INSTALACIONES Y EQUIPOS ELECTRÓNICOS, Seguro de

Dentro de este Seguro, puede ampararse toda clase de instalaciones, aparatos y equipos electrónicos, propiedad del Asegurado o arrendado por el Asegurado.

El Seguro de Instalaciones y Equipos Electrónicos garantiza la indemnización de daños que sobrevengan por las siguientes causas:

  1. Incendio, Impacto de Rayo, Explosión, Caída de Aeronave.
  2. Humo, Hollín, Gases Corrosivos.
  3. Acción del Agua y Humedad, siempre que no se trate de influencias atmosféricas o de las operaciones normales de la empresa.
  4. Corto Circuito y otras causas eléctricas.
  5. Errores de Construcción y de Cálculo, Fallas de Fabricación y de Montaje, Defectos de Fundición y Material, Fallas en el Taller, Mano de Obra Deficientes.
  6. Fallas de Manejo, Impericia, Negligencia.
  7. Daños Malintencionados y Dolo por Parte de Terceros.
  8. Robo, Saqueo
  9. Granizo, Helada, Tempestad
  10. Hundimiento del Terreno, Corrimientos de Tierra, Caída de Rocas, Aludes.

Además de lo amparado bajo el alcance de la cobertura standard y acordando en endosos especiales, es posible incluir otros riesgos, así como:

    • a. Terremoto, Erupción Volcánica, Tifón, Huracán y Ciclón
    • b. Huelga y Motín
    • c. Riesgos de Transporte
    • d. Riesgo de Climatización
    • e. Hurto
    • f. Gastos Adicionales por Flete Aéreo, Flete Expreso, Horas Extras y Trabajo en Domingo y Días Feriados.

 

INSTITUTO DE FORMACIÓN DE PROFESIONALES DEL SEGURO (INSPROSEG)

El INSPROSEG cumple la labor básica de impartir la primera instrucción en la materia de seguros, a aquellas personas que se inicien en el campo del seguro. El programa nacional de aprendizaje, está dirigido tanto a la formación de oficinistas como productores.

 

INTERÉS

Es una relación susceptible de valoración económica entre un sujeto y una cosa apta a satisfacer una necesidad, a prestar una utilidad.

 

INTERÉS ASEGURABLE

Uno de los principios básicos de la Institución del Seguro.

Se define como un interés de tal naturaleza, que el evento contra el cual se asegura pudiera causar pérdida al Asegurado.

El interés no se refiere al objeto en riesgo, sino a la relación económica, que relacione a una persona determinada con los bienes que han de ser objeto del contrato, en tal forma, que la conservación de tales bienes le sea beneficiosa y su deterioro o pérdida signifique un quebranto patrimonial, expresable en dinero.

Las formas más simples del interés asegurable se encuentran, por supuesto, en el caso del propietario de un bien. Pero éste no es el único que puede sufrir una pérdida pecuniaria en el caso de un siniestro. Hay muchos que pueden estar "interesados". Al acreedor hipotecario le interesa que se conserve el bien que se ha dado en garantía. El usufructuario perdería el beneficio que tiene el uso de un bien y por tanto, tiene interés en su conservación. Un transportista asume responsabilidad por los bienes que transporta, y tienen, por tanto, interés en la conservación de las cosas.

En el Seguro de Vida, el interés asegurable tiene ciertas características.

Anteriormente mencionamos que el Interés Asegurable se basa en una pérdida pecuniaria y tiene como límite la pérdida máxima que pueda resultar del siniestro. Esa pérdida, en el caso de vida es básicamente una pérdida de "capacidad productiva".

El interés asegurable, en el Seguro de Vida, se puede dividir en:

1. El interés de una persona en su propia vida

2. El interés de un familiar

3. El interés pecuniario de un tercero

 

Encontramos en general, que en nuestro Código de Comercio no se habla mucho del interés asegurable. El Art. 548, menciona que es condición del seguro que el Asegurado sufra perjuicios o daños, requisitos indispensables del interés asegurable. El Art. 550 señala, como condición para la validez del seguro que el Asegurado debe tener interés en evitar los riesgos. Los demás Artículos se refieren a ramos más específicos: Vida, Art. 577, reconoce explícitamente el derecho de asegurar su propia vida. También trata sobre el interés de los familiares, poniendo como condición que haya un interés "actual y efectivo" y que además, exista un parentesco en línea recta, ascendente o descendente en cualquier grado, o colateral dentro del cuarto grado civil de consanguinidad o segundo de afinidad. El Art. 581 prohibe la Póliza de Vida a la orden o al portador, obligando a que siempre sea nominativa. De esta manera, impone un tácito control sobre la presencia del interés asegurable. El Art. 582, prohibe que la Póliza sea traspasada, sino por vía de garantía. No obstante lo estipulado en dicho Art., en la práctica se aceptan cambios de beneficiarios, siempre y cuando estos cambios queden asentados en los libros de la Compañía Aseguradora y se anoten al respecto los endosos correspondientes. El Art. 583, considera nulo cualquier Seguro de Vida, si al tiempo del contrato, no existe la persona cuya vida es asegurada, aún cuando las partes ignoren su fallecimiento. El Art. 584, declara nulo todo beneficio por concepto de Seguro de Vida a favor de quien haya provocado la muerte de la persona asegurada, sean sus herederos o no.

En cuanto a Transporte Terrestre, el Art. 603, refleja lo que en los Estados Unidos se llama un Interés Asegurable Representativo, éste es cuando un transportista asume responsabilidad por los bienes que transporta, y tiene, por tanto, interés en la conservación de las cosas.

En el Transporte Marítimo, Art. 819, se considera nulo cualquier seguro que haya contratado con posterioridad a la casación de los riesgos, así el Asegurado tuviere conocimiento de la pérdida.

 

INTERÉS CONTRACTUAL

El interés contractual surge de la condición que, una de las partes del contrato asegurará en beneficio de la otra parte.

Son intereses asegurables que nacen de un contrato.

 

INTERÉS DE FAMILIARES

El interés asegurable existe en el caso de personas relacionadas por la sangre o la ley, como un interés engendrado por el afecto y en otros casos como un interés económico porque se conserve la vida de la persona asegurada.

 

INUNDACIÓN

La inundación puede describirse como la salida de agua de los límites normales de cualquier curso natural o artificial (que no sea un tanque de agua, un aparato o una cañería), lago, embalse, canal o presa. Puede ser el resultado de una tempestad fuerte.

 

INUNDACIÓN, Cláusula de

Ampara contra los daños o pérdidas que ocurran a los bienes asegurados y que sean ocasionados por o a consecuencia de inundación debida a:

a. Desbordamiento de quebradas, ríos, lagos, lagunas, embalses o depósitos de agua, naturales o artificiales, de cualquier naturaleza.

b. Ruptura de diques o cualesquiera obra de defensa hidráulica.

c. Crecida de mar, marejada, mar de fondo o mar de leva

 

INVALIDEZ

Sinónimo de incapacidad

 

INVENTARIO O AVALÚO, Cláusula de

Por medio de esta Cláusula se estipula que si la pérdida o daño reclamado por el Asegurado no excede del 5% del total de las sumas aseguradas por la Póliza, no se requerirá la realización de un inventario o avalúo de los bienes no afectados por el siniestro.

 

INVERSIÓN AGRÍCOLA, Seguro a la

Concede protección en caso de pérdida parcial o total del cultivo, debido a causas naturales fuera de control de los agricultores. Cubre sequía, lluvia en exceso o intempestiva, inundación, vientos huracanados, incendio, rayo, pestes y plagas no controlables por los medios técnicos y científicos existentes en el País.

La cobertura, a diferencia del Seguro de Cosecha que se calcula en base al rendimiento promedio, se aplica a los costos totales de producción correspondiente a lo invertido desde la preparación del terreno hasta que el fruto esté apto para su recolección.

Estos programas de seguro generalmente reciben subsidios del Estado. En Venezuela, se viene experimentando un programa piloto de Seguro de Inversión Agrícola desde el año 1980.

 

 

Letra J

JOYAS, PIELES Y OBJETOS VALIOSOS, Seguro de

Se amparan joyas, alhajas, pieles, objetos valiosos, previa la tasación de un experto, siempre y cuando se detallen y especifiquen sus características en el cuadro de la Póliza.

La cobertura más frecuente, suele ser requerida en base a todo riesgo. No obstante, se pueden cubrir sólo ciertos riesgos nombrados, tales como: robo, atraco, asalto, etc. Igualmente la cobertura se puede convenir alternativamente: Dentro del domicilio del Asegurado solamente o en cualquier lugar dentro de Venezuela, o si existen viajes con alguna frecuencia fuera del país. Se puede cubrir el mundo entero, excepto países bajo dominio comunista.

 

JUBILACIÓN, Pensión de

Retribución económica que percibe el trabajador retirado de su ocupación profesional, a causa de haber alcanzado la edad preestablecida a tal efecto.

 

JURISDICCIÓN

En su aceptación general, se da este nombre al poder o autoridad atribuida a determinada persona u órgano para poner en ejecución las leyes o aplicarlas en un juicio.

En seguros, se utiliza esta expresión para asignar a los órganos judiciales que habrán de entender las cuestiones litigiosas, o discrepancias surgidas entre Asegurador y Asegurado, respecto a la aplicación de las condiciones previstas en la Póliza.

 

JURISDICCIÓN, Cláusula de

Prácticamente en todos los formularios de Conocimiento de Embarques se incluye una Cláusula que se denomina Cláusula de Jurisdicción, que designa el Tribunal o Corte competente para conocer los casos que puedan llevarse ante ellos.

 

JURISPRUDENCIA

Conjunto de principios constitutivos de fuente de derecho basados en resoluciones o sentencias judiciales, normalmente del Tribunal Supremo.

 
Letra L
LESIÓN MORAL

Daño ocasionado a la reputación o crédito de la persona, humillado o menoscabando su personalidad.

 

LESIONES CORPORALES

Este término comprende heridas, desmembramiento, pérdida física del uso de órganos o miembros, fracturas, enfermedades o muerte.

 

LEY DE LOS GRANDES NÚMEROS O LEY DE PROBABILIDADES

Esta ley bautizada por el francés Poisson es en realidad la que ha hecho posible el seguro como institución. Nos dice que a mayor número de exposiciones, más se cumplirá la probabilidad; es decir, que cuanto mayor sea el número de exposiciones, tanto menor se desviará el resultado de la probabilidad. Supongamos que de 10.000 casas de habitación, se queman tres durante un año. Se puede decir que la probabilidad de que cualquiera de las casas se quemen en un año es de 3/10.000, fórmula en la cual el numerador representa el número de siniestro, y el denominador, el número de individuos sujetos al mismo riesgo. La fracción 0.0003 de contingencia, que gravita sobre cada individuo; la unidad, la certeza segura del siniestro. Dicha formulación matemática de la posible contingencia de un siniestro y del riesgo a que está de un siniestro y del riesgo a que está expuesto cada uno de los individuos, es lo que se denomina Ley de Probabilidades. Para que ésta se cumpla y así el número probable de siniestros se realice con la relativa exactitud en una experiencia dada, es necesario que dicha Ley se aplique a un grupo numeroso de individuos, sujetos al mismo riesgo, porque si opera en un solo individuo o en un grupo reducido de individuos expuestos al mismo riesgo, o a riesgos distintos, la Ley de Probabilidades resulta fallida (no resulta tal Ley, es en verdad un fracaso). Por ejemplo, si tenemos en cuenta una sola casa expuesta al riesgo de incendio, cuya probabilidad de incendio es, como hemos visto, de 3/10.000; en la práctica bien puede suceder que durante el año se incendie precisamente esa casa. En tal caso falla totalmente la Ley de Probabilidades, porque en la realidad resulta ser diez mil sobre diez mil (10.000/10.000), o lo que es lo mismo, la unidad, la certeza del siniestro y, en tal caso, habría un error de cálculo monstruoso de 9.997/10.000.

Para que opere con regularidad la Ley de Probabilidades, es necesario que haya oportunidad de experimentarla en grupos numerosos. Este principio es lo que, con una expresión un tanto afectada, se conoce como "Ley de Los Grandes Números".

 

LEY DE LA NEGLIGENCIA

Existen una serie de principios y normas, cuyo cumplimiento nos acerca bastante al ideal del "hombre prudente". Ese conjunto de principios y normas ha sido definido como una rama del Derecho, que establece las reglas para determinar la responsabilidad legal de una persona por los daños que cause a otra, sin intención, mediante el descuido o abandono del cuidado debido.

 

LEYES

Los actos que sancionen las cámaras como cuerpo colegisladores se denominan Leyes (Art. 162 Constitución Nacional)

 

LIFE INSURANCE MARKETING AND RESEARCH ASSOCIATION (LIMRA)

Asociación sin fines de lucro. La labor fundamental es la investigación científica de la profesión, y el acopio de experiencias de Compañías Aseguradoras Asociadas, en las áreas de la gerencia dinámica de vida. Este acervo de conocimiento es transmitido luego por LIMRA a través de los distintos comités de la organización.

LIMRA cumple eficientemente en cada país, por medio de sus cursos intensivos, con diferentes eventos científicos, el suministro de material para trabajo especializado y una sostenida tarea de intercambio, objetivos y resultados.

 

LÍMITE DE ACEPTACIÓN

Es el monto máximo por el cual se ha cubierto un riesgo y, por lo tanto, la cantidad máxima de indemnización de un siniestro.

LÍMITE DE EDAD

Edad máxima, a partir de la cual los Aseguradores no admiten una persona determinada para que sobre su cabeza se formalice una Póliza de Seguro de Vida.

 

LÍMITE – de la Responsabilidad del Asegurador

Constituye una regla fundamental del seguro y, es esencial para su buen funcionamiento que, en ningún caso, el Asegurador sea responsable de una suma superior a la que conste en la Póliza.

 

LÍMITE ÚNICO COMBINADO

En las Pólizas de Seguros de Responsabilidad Civil es común establecer un solo límite expresado en cantidades redondas, que se aplica tanto para lesiones corporales como para daños a la propiedad ajena. De esta forma se ha ido eliminando los límites para cada una de las coberturas antes mencionadas.

 
PAGO A CUENTA

Cantidad parcial que el deudor abona al concertarse la obligación y que será considerada en la liquidación final con menor importe a satisfacer.

 

PAGO EX-GRATIA

Se da este nombre al pago que efectúa la Compañía Aseguradora sin tener responsabilidad legal alguna de indemnizar una pérdida. Generalmente se trata de pérdidas relativamente pequeñas, que no afectan mayormente al "fondo común" formado por aportaciones que representen las primas.

Normalmente, se persigue con el "pago ex-gratia" evitar los gastos excesivos que se producirán al tener que demostrar judicialmente, o de modo análogo la improcedencia de dicho pago, cuyo importe no compensaría la cuantía de aquellos gastos. El pago ex-gratia legalmente vicia la subrogación, por ser un tipo de obsequio.

 

PANDI (Protección e Indemnización, P & I)

Cobertura ofrecida a través de los diferentes Clubes de P & I. El propósito de éstas es cubrir las obligaciones de los miembros armadores para con terceros, lo cual quiere decir, dentro de este contexto solamente, el dueño del barco asegurado. Cubre:

1. Miembros de la Tripulación

Otorgando cobertura por muerte, lesiones personales, demandas, gastos de hospitalización, médicos y funerales.

Bajo algunas circunstancias también se cubren los gastos de envíos de sustitutos a un barco y los gastos de repatriación.

Si los marineros pierden efectos personales, en caso de peligro en el mar, el Club reembolsará a los armadores los pagos que ellos tengan que efectuar.

Si un barco tiene que desviarse solamente con el objeto de dejar en tierra a un marinero enfermo, se pagará la pérdida neta sufrida por el armador, con relación a combustible, salarios, almacenaje, etc.

2. Otras Personas

Cualquier persona a bordo o cerca de un barco registrado, que sufra heridas o muera por causa del manejo o la navegación negligente del barco, tiene derecho a que el armador lo indemnice.

 
RAMO

Modalidad o conjunto de modalidades de seguro relativas a riesgos de características o naturaleza semejantes. En este sentido se habla de Ramo de Vida, Ramo de Incendio, Ramo de Automóviles, etc.

 

REACCIÓN EN CADENA

Tomando como ejemplo el Seguro de Incendio, este factor se presenta como una consecuencia del incremento del calor, el cual produce una mayor emanación de gases de la materia combustible, los cuales van a combinarse con el oxígeno; a esta combinación sucesiva se le ha dado el nombre de reacción en cadena.

 

REASEGURADO

El que cede un riesgo en reaseguro a un reasegurador. Sinónimo de cedente y equivalente de Asegurador.

 

REASEGURADOR

Grupos o empresas que aceptan los riesgos inicialmente contratados por los Aseguradores. Sinónimo de cesionario.

 

REASEGURO

Es un método mediante el cual un Asegurador original distribuye sus riesgos traspasándolos (cediéndolos) total o parcialmente a otro Asegurador a objeto de reducir el monto de su posible pérdida.

El Art. 553 de nuestro Código de Comercio, establece: “el Asegurador puede reasegurar las cosas que él hubiere asegurado ...” dándole así estado legal, en Venezuela, a una institución de tal trascendencia que bien se podría observar que, sin ella, el Seguro en su forma moderna, no podría funcionar.

El Reaseguro en Venezuela, tal como en la mayoría de otros países, es una forma de seguro, siendo la diferencia que las partes del contrato son (ambas) empresas aseguradoras.

Las razones que tienen las Compañías de Seguro para reasegurar son muchas, siendo las principales: 1° Ley de los Grandes Números; 2° Sumas Aseguradas Excesivas; 3° Acumulaciones y peligros de Configuración o Catástrofe y 4° Riesgos Indeseables.

Una clasificación general de los métodos para obtener el Reaseguro es la siguiente:

A) Reaseguro Facultativo

1.- Reaseguro Facultativo-Facultativo

2.- Reaseguro Obligstorio-Facultativo

3.- Reaseguro Facultativo-Obligatorio

B) Reaseguros Proporcionales

1.- Reaseguro Cuota-Parte

2.- Reaseguro por Excedentes

C) Reaseguros No Proporcionales

1.- Reaseguro Exceso de Pérdida

2.- Reaseguro Límite de Pérdida

 

REASEGURO ACEPTADO

Expresión utilizada para denominar la parte del riesgo, asumida por el Reasegurador.

 

REASEGURO AUTOMÁTICO

Es aquel, en que el Reasegurador asume la parte proporcional de una serie de riesgos, por el mero hecho de que éstos hayan sido aceptados originalmente por la cedente, sin establecer exclusiones predeterminadas.

 

REASEGURO DE CATÁSTROFE

Es aquel que está destinado a proteger la cedente frente a contingencias anormales producidas por acontecimientos realmente catastróficos que excedan de unas previsiones razonables de siniestralidad.

Teóricamente es un reaseguro de exceso de pérdida, complementario de otro de excedente o de cuota-parte.

 

REASEGURO CEDIDO

Parte del riesgo a cargo del Reasegurador,

 

REASEGURO DE CUOTA-PARTE

Mediante este tipo de convenio se establece que la Compañía Cedente tendrá que ceder y el Reasegurador aceptar, un porcentaje fijo previamente establecido de todos los riesgos suscritos por la empresa de seguros, indistintamente de la calidad del riesgo suscrito.

Una características muy importante de este tipo de tratado y que está íntimamente vinculado con uno de los principales objetivos del Reaseguro, es que con el mismo no se consigue en ningún momento una homogeneización de la cartera del Asegurador, puesto que por su característica de cesión, lo único que produce es una disminución monetaria de la cuantía de las obligaciones a cargo de la cedente, permaneciendo constante la variabilidad de los riesgos.

El Reaseguro Cuota-Parte es recomendable para las Compañías que comienzan con su gestión Aseguradora y que por ende no cuenta con un volumen de negocios suficientes que les permite a los Reaseguradores ofrecerles otro tipo de tratado.

 

REASEGURO POR EXCEDENTE

Cuando en Reaseguro es colocado sobre una base de excedente, la cedente sólo reasegura aquellos importes que no desea retener por cuenta propia. Muchos de los riesgos aceptados por la Aseguradora directa pueden ser completamente retenidos, por lo que no hay necesidad de ceder primas a los Reaseguradores bajo todas y cada una de las Pólizas, como ocurre cuando el reaseguro es colocado en base a Cuota-Parte.

Los tratados de excedentes se establecen en forma de plenos o retenciones; por ejemplo, un tratado puede tener diez o veinte plenos, lo que quiere decir que la Compañía Cedente puede cubrir, automáticamente, diez o veinte veces su propio pleno de retención.

Puede haber un primer, segundo o hasta tercer tratado de excedente. El Reasegurador de un tratado de primer excedente, sabe que su participación en cada riesgo cubierto por el tratado, se producirá inmediatamente, después que la retención de la Compañía Cedente haya sido rebasada. Esto le asegura un buen volumen de negocio y no hay selección de riesgo contra sus intereses, salvo la que se deriva del hecho de que la cedente retendrá más, cuando sea la calidad del negocio.

 

REASEGURO DE EXCESO DE PÉRDIDA POR EVENTO

En este tipo de cobertura el Reasegurador busca protegerse principalmente contra las pérdidas catastróficas, por ellos la responsabilidad del Reasegurador comienza cuando la ocurrencia de un evento ocasiona daños a los entes que integran la cartera reasegurada y la cual podría ocasionar a la cedente un fuerte descalabro económico.

En este tipo de Reaseguro, es necesario para el Reasegurador establecer límites superiores en lo que respecta a su responsabilidad ante el Asegurador directo, y no solo límites sino además, esta cobertura le es ofrecida a las Compañías Cedentes mediante el sistema de escalón.

Cabe destacar que los Reaseguradores que intervienen en cada escalón pueden ser distintos.

 

REASEGURO DE EXCESO DE PÉRDIDA POR RIESGO

En esta modalidad de reaseguro el Reasegurador es responsable ante el Asegurador, por la cuantía de un siniestro que sobrepase un límite previamente establecido y por el cual considera la cedente como la cantidad máxima que está en capacidad de soportar.

Es de hacer notar que bajo este tipo de cobertura la responsabilidad del Reasegurador se deriva de los daños sufridos por cada ente asegurado individualmente, independientemente de que dichas pérdidas en el caso que se afecten varios entes asegurados a la vez, sean producidos por un mismo acontecimiento.

 

REASEGURO FACULTATIVO-FACULTATIVO

Este tipo de reaseguro como se desprende de su denominación, las partes que intervienen tienen la facultad de ofrecer y a su vez rechazar los riegos objetos del mismo.

La prima a pagar por la cedente va en función directa de la proporción del riesgo que toma bajo su responsabilidad el Reasegurador. Éste último concederá a la cedente un porcentaje sobre la prima recibida (comisión de reaseguro) para compensarla de los gastos en que incurrió para hacerse del negocio en cuestión.

Desde el punto de vista de la cedente, esta forma de reaseguro es costosa (comisión de reaseguro baja), además de ocasionar un trabajo de control administrativo bastante voluminoso.

En la actualidad esta modalidad de reaseguro es sólo utilizada para cubrir aquellas sumas aseguradas que excedan los límites de los contratos obligatorios suscritos, o en aquellos negocios azarosos que puedan perjudicar los resultados de los contratos.

REASEGURO FACULTATIVO-OBLIGATORIO

Como su nombre lo indica en esta forma de contrato, la Compañía Cedente tiene la facultad de elegir si ofrece o no un riesgo, pero por su parte, el Reasegurador está obligado hasta por un monto previamente establecido a aceptar todos los riesgos que le fueron ofrecidos (límites del contrato).

Su principal función es la de ampliar la capacidad de las cedentes y es muy apropiado en ramos como incendio y transporte, debido a su carácter cambiante (generalmente en aumento) de la suma asegurada.

 

REASEGURO LÍMITE DE PÉRDIDAS

En esta modalidad la responsabilidad del Reasegurador se establece sobre la base del coeficiente de siniestralidad experimentado por la cartera reasegurada, pero siempre manteniendo un límite superior de indemnización.

Es decir, que al culminar el período pautado para la cobertura, generalmente de un año, al reasegurador se le cargaría el monto que representan los siniestros que excedan el límite de siniestralidad convenido, hasta la cantidad máxima también previamente establecida.

 

REASEGURO MIXTO

Sinónimo de Reaseguro Facultativo-Obligatorio

 

REASEGURO NO PROPORCIONAL

El Reaseguro no Proporcional, o como mejor se le conoce, Exceso de Pérdida es básicamente una forma de reaseguro en la que el Asegurador directo, decide hasta cierto límite monetario el importe que está dispuesto a pagar como consecuencia de cualquier suceso en determinada clase o clases de negocios, concertando a tal efecto por medio del Reaseguro el ser relevado del importe de la pérdida que haya que soportar como consecuencia de cualquier suceso que le exceda de dichos límites.

Estas coberturas pueden clasificarse en dos grandes grupos:

 

REASEGURO OBLIGATORIO-FACULTATIVO

Esta modalidad de reaseguro esta en desuso actualmente en nuestro país, solo la utilizan aquellas Compañías con filiales, las cuales tienen como norma imponerles a éstas últimas que todos los negocios por ellas suscritos le sean ofrecidos, reservándose el derecho de aceptarlos o no, de acuerdo a las características de los mismos.

1° Reaseguro de Exceso de Pérdida propiamente dicho

2° Reaseguro de Límite de Pérdida (Stop Loss)

A su vez en el Reaseguro de Exceso de Pérdida podemos distinguir entre:

1.1.- Exceso de Pérdida por Riesgo

1.2.- Exceso de Pérdida por Evento

 

REASEGURO PROPORCIONAL

En esta modalidad de reaseguro existe un contrato o acuerdo entre las partes (cedente y reasegurador) y en el cual se establece que el Reasegurador está obligado a aceptar todos lo riesgos que se le cedan dentro de los límites y estipulaciones pautadas en los contratos, y por otra parte, la cedente está obligada a otorgar al Reasegurador todos los riesgos que cumplan con las condiciones ya mencionadas.

Los tratados proporcionales presentan distintas variantes de las cuales las más conocidas y usadas son: el Reaseguro Cuota-Parte y el Reaseguro por Excedente.

 

RECARGOS (LOADING)

La suma que se añade a la prima neta para cubrir lo gastos de operación de la Compañía, comisiones y contingencias. Los recargos incluyen el costo de conseguir nuevos negocios, los gastos de cobros y los gastos generales de operación.

 

RECIBOS DE PRIMAS

Documento por el que una Compañía Aseguradora reconoce haber percibido, del Asegurado y respecto a determinado riesgo, las primas correspondientes al período que en tal documento se hace constar.

 

RECIPROCIDAD

Es un de los aspectos más característicos del método de Reaseguro Obligatorio, caído es desuso en Venezuela, pero todavía muy vigente en Europa.

En este sistema una Compañía solamente cede parte de su contrato a otra Empresa que pueda darle una participación similar.

La reciprocidad nació en los primeros tiempos en que se practicó el Reaseguro.

En dicha época no existía el Reasegurador exclusivo, el reaseguro era practicado únicamente por Aseguradores entre sí, y es lógico que el Asegurador que alimentaba a otros con sus cesiones, exigiera la reciprocidad.

Las razones por las cuales cayó en desuso este sistema en Venezuela, fueron:

1) Los malos resultantes de los contratos aceptados, unidos a

2) Los buenos resultados de los contratos cedidos y

3) La posibilidad de obtener mejores condiciones económicas en contratos no recíprocos.

 

RECLAMO

En general es una solicitud planteada a una persona para la satisfacción de un derecho; en la terminología Aseguradora esta palabra se utiliza frecuentemente para referirse a la demanda de indemnizar que, en virtud de un contrato suscrito, se plantes a un Asegurador.

 

RECONSTRUCCIÓN DE ARCHIVOS, Cláusula de

Mediante la inclusión de esta Cláusula en la Póliza de Seguros contra Incendio, la Compañía Aseguradora conviene en pagar hasta el límite contratado, aquellos gastos en exceso a lo establecido en la Póliza ocurrido por concepto de personal y papelería para la reconstrucción de documentos, planos, dibujos, registros y libros del negocio asegurado necesario para el buen funcionamiento del mismo.

 

RECONSTRUCCIÓN NUEVA, Cláusula de

Por medio de esta Cláusula se conviene que en caso que un edificio cubierto por la Póliza sufriese pérdida total e irreparable a consecuencia de uno de los riesgo amparados por la Póliza, la indemnización será calculada en base al Valor de Reposición, sujeto a las siguientes condiciones:

La responsabilidad de la Compañía se determinará por el costo de reposición de los bienes destruidos, como si fueran nuevos (debiendo ser de iguales características y calidad a los destruidos sin exceder en ningún caso de lo que costaría reemplazar viejo por nuevo).

Nada de lo dispuesto en esta Cláusula invalida en derecho de la Compañía de reparar el edificio que haya sufrido daño. El Asegurado no tiene derecho a exigir la indemnización a base de reposición, a menos que el costo de reparación o reconstrucción exceda del setenta y cinco por ciento (75%) del valor del edificio destruido o dañado, calculado en base a su valor de reposición.

En caso de que proceda la indemnización de todos o parte de los bienes asegurados mediante la aplicación de esta Cláusula, la Compañía calculará el costo de reposición de la totalidad de tales bienes y si la suma asegurada resultare ser inferior al valor total de reposición, el Asegurado se considerará su propio Asegurador conforme a los establecido en las Condiciones Generales de la Póliza.

Esta Cláusula quedará sin valor ni efecto alguno si el Asegurado no puede o no quiere reemplazar o reponer la propiedad destruida en el mismo o en otro sitio.

 

RECUPERACIONES

El significado de recuperar es reintegrar o recobrar, y en el léxico del seguro, podríamos definirlo como el medio por el cual el Asegurador se indemniza de los terceros responsables, el monto de los daños que pagó por el Asegurado a consecuencia de un siniestro.

Es un requisito “Sine Qua Non”, para que sea procedente la recuperación, determinar la culpabilidad y consecuente responsabilidad del tercero. El Fundamento Doctrinario de la Recuperación lo encontramos en el Principio de Indemnización.

Los pasos a seguir son como sigue a continuación:

(Ejemplo: Siniestro de Automóvil).

Selección de Recuperaciones:

Así como seleccionan los riesgos, también se debe proceder a realizar una selección de las recuperaciones en atención a los siguientes elementos:

1.- Por la forma cómo se produjo el siniestro

2.- Por la cuantía

3.- Por las posibilidades jurídicas del caso.

La forma como se produjo el siniestro es determinante para establecer la responsabilidad de las partes que intervienen en el accidente.

La cuantía, a su vez, se puede determinar, bien por la experticia de las Autoridades Administrativas del Tránsito, bien por el ajuste que ordene el Asegurador y, en consideración al monto obtenido, resolvemos si, económicamente, es aconsejable su recuperación.

Las posibilidades jurídicas de recuperar, viene dadas en la apreciación objetiva del accidente, experticia, informes, testigos, para asegurar la comprobación de culpabilidad del tercero en el accidente.

Procedimiento para la Recuperación:

Extrajudiciales

Judiciales

El procedimiento extrajudicial se fundamenta en la declaración del Asegurado y tiene los siguientes pasos:

 

Selección

Comprobación ante la Inspectoría, acerca de la veracidad de la declaración del siniestro.

Solicitud de recaudos ante la Inspectoría

Localización de terceros

Labores de cobro directo

Telegramas dirigidos al tercero renuente para que comparezca al Departamento Legal.

 

Procedimiento Judicial

Agotadas las gestiones extrajudiciales, hacemos una nueva selección de recuperaciones con base a la cuantía y los elementos legales para proceder a demandar:

 

Informe del Tránsito

Experticia

Finiquito de Subrogación

Otros elementos: Evidencia de responsabilidad del tercero, testigos, etc.

Debemos observar que el Finiquito de Subrogación es el elemento fundamental de toda demanda de recuperación, por tanto, la conveniencia de exigirlo al realizar un pago en las condiciones antes expresadas y remitirlo al Departamento de Automóviles (Siniestro) para su trámite de ley, a la mayor brevedad, dado el lapso de prescripción tan corto de las acciones derivadas de accidentes de tránsito (seis meses de sucedido el accidente según el Art. 26 de la Ley de Tránsito Terrestre, tiempo en el cual se debe citar al demandando o registrar la demanda para interrumpir la prescripción).

 

Asistencia de Recuperación

Las Póliza de Seguro suelen incluir, con frecuencia, alguna Cláusula mediante la cual el Asegurado se obliga a colaborar con el Asegurador en todo proceso contra terceras personas, con el fin de recuperar la pérdida.

 

Reembolso, Cláusula de

Puesto que el Seguro de Pérdida Consecuencial no proporcionará una indemnización plena a no ser que la suma asegurada sea suficiente y el Asegurado debe, por tanto, evaluar por anticipado su máximo beneficio bruto y/o los salarios que es probable que se devenguen durante el período de indemnización (que puede iniciarse el último día de validez de la Póliza y durar doce o veinticuatro meses, según el período de indemnización máximo fijado), es necesario que presupuesten con cierto exceso las cantidades que han de asegurar. Para permitir y estimular tal medida, los Aseguradores incluyen en la Póliza una Cláusula de Reembolso de Prima, que concede el reintegro de la misma (siempre que no supere el 50 por ciento de la satisfecha) al recibirse los detalles revisados del beneficio real bruto y/o de los salarios para el ejercicio contable cuya duración coincida más estrechamente con el año aseguramiento. Aún cuando el Asegurado no está obligado a formular una declaración de acuerdo con esta Cláusula, es de desear la obtención del certificado, ya que con él se evitará el infraseguro en cualquier revisión que pueda sugerirse en el futuro. Naturalmente, el Asegurado no podrá obtener ninguna devolución de la prima por supraseguro a no ser que tuviera el certificado.

 

REGLA PROPORCIONAL

Mediante la Regla Proporcional, los Aseguradores tratan de impedir el infraseguro. Su efecto es convertir al Asegurado en coasegurador cuando exista infraseguro, al pagar los Aseguradores sólo la proporción del siniestro que la suma asegurada guarda con el valor de la cosa en el momento del incendio o riesgo amparado.

El infraseguro es injusto; cuando existe, los Aseguradores resultan perjudicados al no percibir la prima proporcionada. Esta anomalía la corrige la regla proporcional al convertir al Asegurado en Coasegurador.

Esta es la condición que se usa con más frecuencia. La responsabilidad de los Aseguradores, cuando el Seguro está sometido a ella y el valor en juego excede de la suma asegurada, será la siguiente:

 

SUMA ASEGURADA x PÉRDIDA

------------------------------------------------------------

VALOR EN EL MOMENTO DEL SINIESTRO

 

REGLAMENTOS

Son decretos emanados del Poder Ejecutivo de acuerdo a lo previsto en el Art. 190, Ordinal Décimo, que faculta al Presidente de la República para reglamentar total o parcialmente una ley, sin alterar su espíritu, propósito o razón.

 

REHABILITACIÓN (de la Póliza)

Acto por el que, desaparecidas las circunstancias que motivaron la suspensión de efectos de una Póliza, las garantías de ésta vuelvan a adquirir plena vigencia.

 

REMOCIÓN DE ESCOMBROS, Cláusula de

Mediante la inclusión de esta Cláusula en la Póliza, la Compañía indemnizará todos los gastos que ocasione la demolición, remoción o limpieza de escombros por sí mismo o por medio de quien ella designe.

 

REMOCIÓN TEMPORAL, Cláusula de

Mediante esta Cláusula se estipula que dentro de la suma asegurada indicada en la Póliza, se cubren las maquinarias y equipos asegurados, mientras se encuentren temporalmente en predios distintos a los ocupados por el Asegurado para su limpieza, renovación, reparación o mantenimiento.

 

RENOVACIÓN, de una Póliza

Acto por el cual, al extinguirse la vigencia de un contrato o Póliza de Seguro por llegar al término previsto de duración, se formaliza otra Póliza igual a la extinguida que toma efecto – generalmente – en el mismo momento en que la prima expira.

 

RENTA

Suma que satisface un Asegurador a una persona (el rentista) en vencimiento periódico, a cambio de un capital o de una prima entregada por éste.

Si se considera a la renta en relación al tiempo de duración, puede ser vitalicia o temporal.

 

RENTA TEMPORAL

Es la que se paga por el Asegurador y se cobra por el rentista sólo durante el número de años establecidos en el contrato, con lo cual se distingue de la renta vitalicia que se satisface por toda la vida del rentista. Puede ser también inmediatamente o diferida.

 

RENTA VITALICIA

Es aquella por la cual el deudor se obliga a pagar una pensión anual, durante la vida de una o más personas determinadas, a cambio de un capital cuyo dominio se transfiere, desde luego, con la carga de la pensión.

Puede ser pagadera por anticipado, cuando debe ser satisfecha al comenzar cada período de su contratación (año, mes, etc.), por vencimiento, si su pago se hace al finalizar cada período.

 

RENTA VITALICIA DIFERIDA

La que empieza a devengarse una vez transcurrido un tiempo prefijado, generalmente un cierto número de años, si vive entonces el Asegurado.

 

RENTA VITALICIA INMEDIATA

La que empieza a devengarse a partir de la firma de la Póliza, y de su entrada en vigor.

 

RENUNCIA A SUBROGACIÓN, Cláusula de

Mediante la Cláusula de Renuncia a Subrogación se modifican las condiciones Generales de la Póliza conviniendo el Asegurador en no intentar recursos contra los terceros causantes del accidente o siniestro, a fin de poder recuperar de ellos la cantidad porque civilmente deberían responder a consecuencia de los daños producidos siempre y cuando esos terceros sean subsidiarios del Asegurado o en los cuales el Asegurado tenga intereses mayoritarios.

 

REPARTICIÓN DE SEGUROS, Cláusula de

En los casos en que la potencia financiera del Asegurador no permite absorber y suscribir la totalidad de un riesgo determinado aparece la figura jurídica del Coaseguro, en virtud del cual son varios los Aseguradores que aceptan el Seguro que un solo no puede garantizar; de forma que la suma de las partes alícuotas que cada uno de ellos admite, es igual al importe del capital Asegurado total. La Aseguradora que lleva a cabo la cobertura inicial de un riesgo que posteriormente es distribuido en forma de Coaseguro se llama “Compañía Abridora”.

Mediante la inclusión de la Cláusula de Repartición de Seguro a la Póliza, se hace constar que el Seguro a que se refiere la Póliza queda repartido entre las Aseguradoras autorizadas para poder operar en Venezuela (Coaseguradoras) que firman dicha Cláusula y en la proporción que cada una señala, declarándose cada una de ellas responsables por la parte que le corresponde.

Las Coaseguradoras convienen en elegir como representante para todas las gestiones a la Compañía Abridora, siendo ésta la única autorizada para ajustar y arreglar reclamaciones y el ajuste o arreglo convenido por ella obliga a todas las demás Coaseguradoras.

Está estipulado que ninguna de las Coaseguradoras asume responsabilidad alguna por otra de ellas, limitando cada una su obligación máxima a aquella suma o porcentaje acordado.

En caso que alguna Coaseguradora desee anular su participación deberá comunicarlo por escrito a las demás Coaseguradoras con treinta (30) días de anticipación.

 

REPOSICIÓN

Acto por el cual un Asegurador, en lugar de indemnizar en dinero los daños causados por el siniestro, sustituye el objeto u objetos siniestrados, por otros de la misma especie que se encuentren en idénticas condiciones de conservación y vetustez, que la que tenía aquellos antes del siniestro.

 

REPOSICIÓN VALOR NUEVO, Cláusula de

Mediante la inclusión de esta Cláusula a la Póliza de Seguro contra Incendio, las partes convienen que en caso de que los bienes asegurado sean destruidos o dañados la base sobre la cual se calculará la indemnización será el costo de reposición de los biene destruidos o dañados.

 

REQUISITOS TÉCNICOS

Características técnicas que permiten valorar y apreciar el riesgo, y hacer posible su aceptación por parte del Asegurador. Por ejemplo: la determinación específica del riesgo, la dispersión, la suma asegurada, la duración del seguro, etc.

 

RESCATE

 

Es la rescisión íntegra del contrato de vida que provoca la extensión total del mismo.

 

RESERVAS

Es el monto de una determinada cantidad de dinero que el Asegurador estima debe constituir con parte de las primas satisfechas por los Asegurados, para hacer frente a sus futuros compromisos frente a éstos. Son las estimaciones que el Asegurador hace respecto de sus futuras responsabilidades.

La finalidad de las reservas es dar la máxima garantía a los Asegurados de que sus reclamos les serán indemnizados, o que a sus beneficiarios adquiridos les serán pagados o la parte de la prima no consumida le será devuelta, aún en el caso de que el Asegurador suspenda pagos, quiebre o no disponga de fondos suficientes. El Asegurado es acreedor privilegiado con respecto a las reservas técnicas que mantiene la Compañía Aseguradora. Esta situación de saneamiento económico, a través de la vigilancia estatal, consolida la Institución del Seguro Privado.

 

RESERVAS ESTATUTARIAS

Son aquellas fijadas en los Estatutos de la Compañía, principalmente dirigidas a dar mayor solidez económica a la empresa y hacer frente a compromisos especiales de la misma.

 

RESERVAS GENERALES

Llámese reservas generales las que son de aplicación a toda clase de empresa. Se constituye sustrayendo de los beneficios a repartir entre los accionistas determinadas cantidades con diversos fines, los cuales son la defensa del capital ante posibles pérdidas o desvalorizaciones, nivelación de dividendos ulteriores, ampliación de actividades, etc.

Estas clases de reservas pueden ser legales, estatutarias y voluntarias.

 

RESERVAS LEGALES

 

Son aquellas que marcan las leyes para poder ejercer una determinada actividad mercantil, por ejemplo, la que señala el Código de Comercio en su Art. 262 que obliga a reservar el 5% de las utilidades de cada año hasta alcanzar un máximo del 10% del capital social de la Compañía, para darle mayor estabilidad financiera, en caso de cualquier adversidad en los negocios.

 

RESERVAS MATEMÁTICAS

En el Seguro de Vida (planes ordinarios y dotales), la prima que paga el Asegurado en constante, es decir, igual monto cada año, no obstante sea el riesgo de muerte mayor a medida que envejece. Durante los primeros años de vigencia de la Póliza, se cobra una prima mayor que la que corresponde a la edad del Asegurado; de ahí los valores en efectivo para compensar la parte de prima que no se cobra, pero correspondería cobrar por aumento de edad (cada año) del Asegurado, la prima anual que correspondería pagar en los último años, o en los de edad más avanzada, sería excesivamente alta, resultando difícil la continuidad de la Póliza.

Por lo tanto la Reserva Matemática es la parte de prima pagada en exceso bajo cada Póliza vigente al 31 de diciembre de cada año, la cual, por lo tanto, es propiedad del Asegurado.

 

RESERVAS DE RIESGOS ANORMALES

 

Se refieren a aquellos riesgos peligrosos respecto a los que, no obstante la sobreprima con que apareces recargados, pueden producir una siniestralidad más alta que la normal, por lo que es prudente la constitución de una reserva especial que proteja a la empresa de toda desviación en los cálculos efectuados.

 

RESERVA PARA RIESGOS EN CURSO

En Ramos Generales (Excluido Vida y Garantía Financieras), la ley obliga a constituir esta reserva con un monto no menor del 40% de las primas netas del ejercicio anual.

La razón de esta reserva reside en que los riesgos suscritos por las Compañías generan primas que se cobran en distintas fechas, pero normalmente para cubrir un período anual. Cuando la Compañía Aseguradora hace el cierre de sus cuentas al 31 de Diciembre de cada año, muchas de las primas cobradas no están totalmente devengadas, ya que falta parte del riesgo por correr, es por ello que después del citado 31 de diciembre puede establecerse el siguiente planteamiento:

100 de primas cobradas durante el año, menos 20 de comisión promedio, resta 80 de primas netas, a las cuales les damos una fecha promedio del cobro (30 de junio), por lo tanto al 31 de diciembre quedan 6 meses de riesgo por correr (50% de 80 = 40%), es decir el 40% que estipula la Ley. Esta reserva pertenece también a los Asegurados.

 

RESERVAS PARA SINIESTROS PENDIENTES DE PAGO

Al cerrar el ejercicio anual, cualquier Compañía Aseguradora tiene numerosos reclamos en proceso de ajuste, averiguación y liquidación o rechazo, para los cuales es necesario establecer una estimación de lo que corresponderá indemnizar. El monto de tales siniestros, aunque se paguen en algún año posterior, deben gravar el ejercicio en que ocurrieron, por lo tanto, la estimación hecha s constituye en reserva, de la cual iremos sacando, en años sucesivos, las cantidades que correspondan para indemnizar tales siniestros. Esta situación de siniestros pendientes se presenta, principalmente en los Ramos Patrimoniales (Incendio, Robo, Automóviles, Casco de Nave, Transporte, etc.) y en los de Responsabilidad Civil, donde las demandas legales suelen tener larga duración.

 

RESERVAS TÉCNICAS

Son aquellas derivadas, propiamente, de las operaciones de seguro. Se clasifican así:

Reservas Matemáticas

Reservas para Riesgos en Curso

Reservas para Siniestros Pendientes

 

Las reservas técnicas son reservas obligatorias según la Ley de Empresas de Seguros y Reaseguros.

 

RESERVAS VOLUNTARIAS

Las Compañías siempre tienen que tener en cuenta, ciertas fluctuaciones o contingencias (devaluaciones de monedas, estimación insuficiente de los siniestros pendientes al final de cada año, etc.), para lo cual, de los beneficios anuales se restan unas cantidades que se consideran bajo distintos nombres en los Balances Anuales: Reserva para Contingencias, Reservas Especiales, Reserva para Fluctuaciones de Cambios, Reserva para Valores Muebles e Inmuebles, Reserva para Cuentas Dudosas o Morosas, etc.

 

RESPONSABILIDAD ABSOLUTA, Doctrina de

 

Esta Doctrina aplica el principio de que existe responsabilidad aunque no haya negligencia; en otras palabras, esta Doctrina establece que ciertas y determinadas actividades son tan peligrosas “per se” que, de ocasionar daños o perjuicios a terceros, se entenderá que hay responsabilidad para que el que las desarrolla, aunque no haya negligencia. Por ejemplo: El uso de explosivos por contratistas. El almacenamiento de artículos muy inflamables o explosivos en el centro de una ciudad. La posesión de animales salvajes dentro de zonas urbanas o residencias particulares.

 

RESPONSABILIDAD ANTE VECINOS, Cláusula de

 

Cubre al propietario, arrendatario u ocupante a título gratuito de un inmueble contra la acción que de acuerdo a lo establecido en el Art. 1.193 del Código Civil, los vecinos (inclúyase bajo el alcance de esta expresión también a los demás inquilinos, sub-arrendatarios, etc.) puedan ejercer por los daños causados a sus propiedades a las cuales se hubiese comunicado un siniestro originado en los locales ocupados por los primeros.

El Art. 592 del Código civil define los requisitos para el pago de la responsabilidad ante vecinos.

 

RESPONSABILIDAD CIVIL

 

Es la obligación que incumbe a una persona de reparar el daño causado a otra por su propio hecho, o por el hecho de las personas o cosas dependientes de ella. Según la naturaleza de la conducta incumplida, la responsabilidad civil puede ser:

A.- CONTRACTUAL

B.- EXTRACONTRACTUAL

Responsabilidad Legal

Responsabilidad Delictual

Según el origen culposo de la obligación de reparar, la responsabilidad civil puede ser:

Objetiva

Subjetiva

 

RESPONSABILIDAD CIVIL, Seguro de

La cobertura otorgada por el Seguro de Responsabilidad Civil es sumamente amplia, por cuanto la Compañía Aseguradora se compromete a pagar al Asegurado o, en su nombre, al tercero que corresponda, las indemnizaciones que le sean legalmente impuestas, en resarcimiento de daños causados a tales terceros por accidentes ocurridos durante la vigencia de la Póliza y derivados de actos de negligencia o imprudencia no intencional del Asegurado o de sus dependientes legales, durante el ejercicio de la actividad declarada en la Póliza.

Nótese que, no obstante la obligatoriedad de pagar la indemnización por parte del Asegurador sólo existe después que le ha sido legalmente impuesta al Asegurado; es decir, cuando un tribunal ha emitido sentencia condenatoria contra al Asegurado señalando el monto de la indemnización; en la práctica se encuentra siempre más conveniente la transacción amistosa.

Cabe destacar que el espíritu de este Seguro no es el de un contrato de “relaciones públicas” – y apenas se reciba una demanda se pretenda que la Compañía Aseguradora abone el importe de los daños o perjuicios reclamados, sin que la misma ejercite los derechos que los procedimientos legales le franquean para defender la “Reclamación” , sobre todo cuando existen evidencias razonables de que la “negligencia” del Asegurado puede se dudosa.

La Responsabilidad Civil tiene una doble fuente: por una parte, los actos u omisiones de imprudencia o negligencia que, de acuerdo con las leyes civiles, originan la obligación de reparar el mal causado. Nuestro Código Civil en su Artículo 1.185 contempla “El que con intención o que por negligencia, o por imprudencia, ha causado un daño a otro, está obligado a repararlo ...” y la segunda fuente de la Responsabilidad Civil reside precisamente en los delitos culposos o de imprudencia, que se diferencia de los delitos dolosos en la falta de intencionalidad por parte de su autor.

Así tenemos que el daño puede ser por tres causales; Intencional, por Negligencia o por Imprudencia. El Seguro, por estar fundamentalmente en la buena fe de ambas partes contratantes sucesos fortuitos e involuntarios en su acaecimiento, no deben amparar los daños causados intencionalmente, por lo tanto, sólo quedan dos causales asegurables bajo el Seguro de Responsabilidad Civil: Negligencia e Imprudencia.

Para concluir podemos decir que el Seguro de Responsabilidad Civil cubre contra “todo acto Negligente o Imprudente no intencional del Asegurado, o sus dependientes legales, que cause daños a terceros.

 

RESPONSABILIDAD CIVIL POR ABASTECIMIENTO DE GASOLINA, Seguro de

La distribución de gasolina es asumida, directamente, por las Compañías petrolíferas.

Se puede cubrir la responsabilidad civil del Asegurado a consecuencia de errores o negligencia durante el abastecimiento. Las consecuencias de estos errores o negligencia, son a veces catastróficos. Por ejemplo, un Boeing 707 se estrelló en Maryland, perdiendo la vida diez de los sesenta y un pasajeros como consecuencia del abastecimiento de un carburante que, según los especialistas, no era el adecuado.

Una avioneta del M.O.P actualmente MINDOR se estrelló en Barcelona, Estado Anzoátegui, unos segundos después de haber despegado, debido a una considerable pérdida de potencia en sus motores; la causa probable de este accidente fue debido a un error en el momento de abastecimiento.

 

RESPONSABILIDAD CIVIL DE ARQUITECTOS Y EMPRESARIOS O RESPONSABILIDAD DECENAL, Seguro de

Este Seguro se otorga en algunos países para garantizar la calidad de la construcción de las edificaciones durante el período de diez años después de su construcción o entrega de la obra. En nuestro país, esta forma de seguro no se otorga normalmente, y en los países en que se ha extendido este tipo de Póliza, ha creado una problemática de tanta importancia, que se han visto en la necesidad de suspender esta cobertura. Actualmente existe la tendencia de eliminar totalmente esta forma de seguro, o de reducir a un período menor la cobertura que se otorga, y se está pensando en un período máximo de dos años.

 

RESPONSABILIDAD CIVIL DE AUTOMÓVILES, Seguro de

El Seguro de Responsabilidad Civil De Automóvil protege al propietario del vehículo o a la persona que lo conduzca, debidamente autorizado por él, de la responsabilidad civil que pudiera serle exigida por daños causados por el vehículo, y la Compañía Aseguradora, se obliga por el límite de la garantía a abonar cada siniestro como máximo y por todos los conceptos, la cifra estipulada en el contrato.

Cabe destacar que la Compañía Aseguradora computa con esta cifra máxima todos los desembolsos que haya tenido que realizar por cuenta y en interés del Asegurado, aparte de la indemnización que hubiese entregado a un tercero perjudicado. Estos diversos desembolsos al margen de la indemnización pueden ser: Honorarios de Abogados designados por la Compañía Aseguradora y los Gastos Judiciales y Extrajudiciales Civiles, todos los cuales se hallan comprendidos en garantía.

 

 

RESPONSABILIDAD CIVIL DE AUTOMÓVILES CON PLACA DE DEMOSTRACIÓN, Seguro de

El amparo concedido por esta Póliza se limita a los daños que pueda causar el vehículo portador de la placa identificadora del vehículo no dado definitivamente a la circulación, identificada en el cuadro de la Póliza, únicamente mientras el vehículo se encuentre en curso de demostración a una persona que no es propietario del mismo, dentro de la zona urbana en que se encuentren las oficinas de la agencia vendedora.

A los efectos de identificar al Asegurado que solicita este amparo, el Art. 128 del Reglamento de la Ley de Transporte Terrestre dice: “las placas identificadoras de vehículos que no han sido dadas definitivamente a la circulación, serán otorgadas a nombre de las compañías ensambladoras, distribuidoras o importadoras de vehículos no usados, legalmente constituidas en el país y que hayan sido inscritas como tales en la Dirección General de Tránsito Terrestre.

 

RESPONSABILIDAD CIVIL CONTRACTUAL

Es la obligación de reparar un daño proveniente del incumplimiento culposo de una obligación derivada de un contrato. Entendiéndose que no sólo se refiere al contrato en si mismo sino también todo acto convencional mediante el cual un sujeto de derecho asume una obligación.

 

RESPONSABILIDAD CIVIL CONTRACTUAL, Seguro de

Por medio de este Seguro, la Compañía Aseguradora asume la responsabilidad civil que el Asegurado haya asumido bajo contrato o convenio distinto de un contrato incidencial, y la cual no hubiese existido para él, de no haber sido asumido bajo el referido contrato.

 

RESPONSABILIDAD CIVIL CRUZADA, Anexo de

Mediante la inclusión de este Anexo a la Póliza, cada Asegurado nombrado en la misma será considerado como una entidad separada y distinta, como si se hubiese emitido una Póliza por separado de responsabilidad civil para cada uno de ellos. El Anexo de Responsabilidad Civil Cruzada es frecuentemente utilizado en las Pólizas de Todo Riesgo de Montaje y Construcción, y es considerado a menudo como una valiosa extensión de la cobertura requerida. Sin embargo, su importancia está limitada prácticamente al riesgo de una parte asegurada que reclama contra parte asegurada en el caso de ciertas reclamaciones por daños personales o por pérdidas financieras consecuenciales en el caso de daños materiales.

La suma asegurada bajo este Anexo es la misma que la de la cobertura de Responsabilidad Civil.

 

RESPONSABILIDAD CIVIL CUASI-OBJETIVA

Se dice de la responsabilidad civil garantizada por el Seguro de automóviles de suscripción obligatoria y que recae en todo conductor de vehículo de motor que, con motivo de su circulación causa daños a terceros, salvo que pruebe que el accidente se ha debido a culpa excesiva de la víctima o por causa de fuerza mayor.

 

RESPONSABILIDAD CIVIL DE ESTACIONAMIENTOS Y TALLERES MECÁNICOS, Seguro de

Esta Póliza es de frecuente demanda, cubre la responsabilidad de tales negocios, principalmente por daños o pérdidas sufridos por los vehículos de terceros bajo su custodia, aunque también se cubren las lesiones corporales causadas a terceras personas.

 

RESPONSABILIDAD CIVIL EXTRACONTRACTUAL

La Responsabilidad civil Extracontractual puede ser legal o delictual.

Legal: proviene del incumplimiento culposo de una obligación derivada de la Ley. EJ.: pago de lo indebido, gestión de negocios, enriquecimiento sin causa, o sea, son todas aquellas situaciones en que el legislador pauta o impone obligaciones a cumplirse por todo sujeto de derecho.

Delictual: es la derivada del hecho ilícito que está contemplado como principio general en el primer párrafo del Art. 1.185 del Código Civil. El que con intención o por negligencia o por imprudencia ha causado un daño a otro está obligado a repararlo.

Dentro de nuestro derecho también constituye un caso de responsabilidad delictual la necesidad de reparar un daño cuando éste es causado por abuso de derecho. El abuso de derecho está consagrado en el segundo párrafo del Art. 1185 ejusdem: “Debe igualmente reparación quien haya causado un daño a otro, excedido en el ejercicio de su derecho los límites fijados por la buena fe o por el objeto en vista del cual le haya sido conferido ese derecho.

 

RESPONSABILIDAD CIVIL PERSONAL, Seguro de

Este tipo de cobertura, como Póliza individual, ha desaparecido prácticamente. En general, es parte integrante de la cobertura que brinda la Póliza de Combinado para Residencias Particulares.

Esta cobertura ampara la responsabilidad civil del Asegurado o de su familia en su actuar como persona, pero no ampara la responsabilidad civil por ninguna actividad comercial o profesional del Asegurado.

 

RESPONSABILIDAD CIVIL PREDIOS Y OPERACIONES, Seguro de

Ampara la responsabilidad civil de propietarios, arrendatarios o inquilinos cuando en forma comercial, es decir, como empresarios, bien como persona jurídica o natural, es propietario, arrendatario o inquilino de un local y en él se desarrolla determinada actividad comercial. Por medio de ésta, se cubre todas las sumas (hasta el límite establecido en la Póliza) que el Asegurado se encontrara legalmente obligado a pagar por lesiones corporales o daños materiales a la propiedad ajena, causadas por un accidente y originada por la propiedad, mantenimiento o uso de los predios asegurados y por todas las operaciones necesarias o incidentales a ellos.

 

RESPONSABILIDAD CIVIL DE PRODUCTOS Y/u OPERACIONES, Seguro de

Paga a favor del Asegurado, todas las sumas o cantidades (de acuerdo a los límites contratados) que dicho Asegurado se encontrare obligado a pagar por lesiones personales o daños materiales originados por un producto, o una obra o trabajo terminado, cuando debido a “errores en la producción o fabricación (no diseño, planeamiento, propaganda, etc.) dicho producto u obra no realiza la función o sirve al propósito para el cual se fabricó o realizó”. Por ejemplo: Compramos un automóvil, y debido a ciertos defectos básicos de dicho automóvil previamente comprado, sufrimos un accidente en el cual nos lesionamos o lesionamos a otras personas; si el defecto se debe a un error en la producción o a un mal funcionamiento del automóvil debido a defectos en la fabricación, la cobertura de responsabilidad civil de productos que tenga el fabricante en esa marca de automóviles, ampararía la responsabilidad civil que pueda caberle por las lesiones que nosotros sufrimos, o por las lesiones que otras personas sufrieron a consecuencia del accidente que dicho defecto originó. No obstante, los daños al propio automóvil no estarían cubiertos por la Póliza, aunque lógicamente, el comprador lesionado tendría derecho a reclamar del fabricante la reposición del automóvil dañado.

 

RESPONSABILIDAD CIVIL PROFESIONAL, Seguro de

Indemniza al Asegurado por aquellas sumas que el mismo fuere obligado legalmente a pagar por daños causados a terceros y derivados de error, negligencia o equivocación, durante el ejercicio de su profesión. Entre los profesiones que normalmente requieren esta forma de seguro están los abogados, médicos, enfermeros, odontólogos, oftalmólogos, etc.

Esta forma de seguro no se ha popularizado en nuestro país, pero existen otro países en los cuales se ha desarrollado de forma tal que caso todos los profesionales al estar aptos para el desarrollo de sus funciones, lo contratan con el objeto de salvaguardar sus intereses.

 

RESPONSABILIDAD CIVIL DE LOS PROPIETARIOS Y OPERADORES DE AEROPUERTOS Y HANGARES, Seguro de

Cubre la responsabilidad civil que pueda derivarse contra el Asegurado a consecuencia de los riesgos relacionados con la explotación del aeropuerto; es decir, la utilización, mantenimiento y despegue, pistas de acceso y otros; de las instalaciones fijas de los puestos de gasolina, hangares, edificios, aparcamientos de vehículos; las instalaciones de seguridad de vuelo, torres de control, instalaciones de radar, estaciones de significación y radiotelegráficas.

Muy a menudo también se cubren los trabajos de mantenimientos, reparación y ampliación de edificios, pistas y otros.

La responsabilidad civil de hangares se puede cubrir separadamente cuando su propietario es ajeno a la empresa exploratoria del aeropuerto.

 

RESPONSABILIDAD CONTINGENTE

Es la impuesta al Asegurado por la Ley, en razón de actos realizados por sus contratistas independientes.

 

RESPONSABILIDAD EMPRESARIAL, Seguro de

El objeto de esta Póliza es garantizarle al Asegurado la indemnización que esté obligado a efectuar a cualquiera de sus trabajadores en virtud de lo establecido en el Capítulo IX de la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo, por las consecuencias de enfermedades y accidentes profesionales en los cuales tenga responsabilidad, y que le causen al trabajador la muerte o incapacidad absoluta y permanente, o incapacidad absoluta y temporal o incapacidad parcial permanente o incapacidad parcial temporal o vulneren la facultad humana más allá de la simple pérdida de la capacidad de ganancias, alternando la integridad emocional o psíquica del trabajador lesionado.

 

La cobertura que ofrece la Póliza es como sigue a continuación:

 

Muerte: Hasta el equivalente al salario de 5 años.

 

Incapacidad Absoluta y Permanente: Hasta el equivalente al salario de 5 años.

 

Incapacidad Absoluta y Temporal: Hasta el equivalente al triple del salario correspondiente a los días que dure esta incapacidad.

 

Incapacidad Parcial Permanente: Hasta el equivalente al salario de tres años.

 

Incapacidad Parcial Temporal: Hasta el equivalente al doble del salario correspondiente a los días que dure esta incapacidad.

 

Artículo 31 de la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo.

 

Referente a las secuelas o deformaciones permanentes de enfermedades profesionales o accidentes de trabajo que vulnere en la facultad humana más allá de la simple pérdida de la capacidad de ganancia, alterando la integridad emocional y psíquica del trabajador lesionado. Hasta el equivalente al salario de cinco años.

 

Adicional a estas coberturas se podrá contratar: Asistencia Legal y Defensa Penal para cubrir los gastos en que incurra el Asegurado durante el juicio que se le siga por las consecuencias de enfermedades y accidentes profesionales en los cuales tenga responsabilidad.

 

 

RESPONSABILIDAD PATRONAL, Seguro de

 

Este seguro es para cubrir la extensión del Seguro Social, donde éste no opera (Título IV de la Ley del Trabajo).

 

La Ley del Trabajo es su Título IV, establece para los patronos una serie de obligaciones, en el caso de que alguno de sus trabajadores sean víctimas de accidentes, o contraigan enfermedad como consecuencia de las actividades que desarrollen en sus labores. Estos accidentes y enfermedades, derivadas directamente del trabajo, son conocidos “Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales”.

 

Las obligaciones del patrono, según el Título IV de la Ley del Trabajo, estriban en el pago de los gastos en que se incurran como consecuencia de accidentes de trabajo o enfermedad profesional, tales como: gastos médicos, hospitalización, indemnizaciones y gastos de entierros. El Instituto Venezolano de los Seguros Sociales a expensas de las cotizaciones conjuntas del patrono y los trabajadores, garantiza el cumplimiento de dichas obligaciones. En los lugares donde no existen oficinas del Seguro Social, el Seguro de Responsabilidad Patronal lo suple, garantizando a los trabajadores los mencionados beneficios. Los montos de las indemnizaciones conforme, al Título IV de la Ley del Trabajo, son incrementados según el Contrato Colectivo de la Construcción y el Contrato Colectivo Petróleo. Estos Contratos obligan igualmente al patrono cuando las actividades que éste desarrolle, se encuentren ligadas a la industrias de la construcción a la industrias petroleras.

 

 

RESPONSABILIDAD PENAL

Es la que nace de los delitos y faltas dolosas, es decir, los intencionales, y las penas que establece el Código Penal son su concreción. Una típica expresión de responsabilidad penal son las penas de prisión, las multas, la privación del derecho de sufragio, etc. Como es evidente, la responsabilidad penal, no es asegurable, pues ello equivaldría a garantizar las consecuencias de un delito.

 

 

RESPONSABILIDAD DE REPARADORES DE BUQUES, Cláusula de

Según la cláusula inglesa en su edición del 11 de marzo de 1968, la “Shiprepaires Liability Clause” cubre la responsabilidad jurídica establecida, entre reparador y armador, que es el fundamento de la necesidad del reparador de concretar un seguro que le cubra, total o parcialmente, la responsabilidad que asume por el hecho de que un buque sea reparado en sus instalaciones. Esta Cláusula cubre la responsabilidad jurídica del

Asegurado por:

  • Pérdidas o dañes a todo buque o artefacto que esté bajo su cuidado, custodia o control para la realización de trabajos, considerándose también cubiertos a tal efecto los movimiento y maniobras dentro del puerto en que se lleven a cabo los trabajos y las pruebas, dentro de un radio de 100 millas de distancia del mismo puerto.
  • Pérdidas o daños a cualquiera de los buques a artefactos en que esté el Asegurado efectuando trabajos, exceptuando los buques o artefactos que estén en el mar y no realicen pruebas.
  • Pérdidas o daños a mercancías u otros objetos que estén sobre cualquiera de los buques o artefactos a los que se refieren los anteriores apartados (1 y 2), o sean descargados de los mismos.
  • Pérdida o daño a maquinarias o equipos de cualquier buque o artefacto, si se produce mientras están siendo levantados o trasladados desde el buque o artefacto bajo el cuidado, custodia o control del Asegurado para la realización de trabajos. Considerándose también cubiertos las pérdidas o daños producidos durante el tránsito entre el buque y las instalaciones del Asegurado, o de reparadores o industrias especialistas.

Daños derivados de:

  • Pérdida o daños a propiedades (no enunciadas en los anteriores apartados 1,2,3y 4), acaecidos durante las reparaciones de buques realizados por el Asegurado o derivados de las mismas.
  • Muerte o lesiones personales acaecidas durante las reparaciones de buques realizadas por el Asegurado o derivados de las mismas.

 

Remoción de restos cuando la responsabilidad se derive de negligencia del Asegurado, sus empleados, agentes o subcontratistas, acaecidas durante el período de vigencia del seguro.

 

 

RESPONSABILIDAD SUBJETIVA

Es aquella que resulta a cargo de una persona como consecuencia de actos u omisiones de la misma, o sea las personas deben de hacer lo que debieron hacer para evitar daños, o hacer lo que no deberían hacer para evitarlos. Aquí son dos los elementos que hay que tomar en consideración para imputar a una persona esta responsabilidad:

La ilicitud de la conducta del sujeto

Que el daño causado sea consecuencia directa e inmediata de la ilicitud en el acto u omisión del sujeto.

Esta responsabilidad se llama subjetiva ya que el elemento primordial que motiva la responsabilidad civil a cargo de una persona lo constituye la naturaleza de la conducta de dicha persona.

 

 

RESPONSABILIDAD VICARIA, Doctrina de

Esta Doctrina establece la responsabilidad civil de una persona por el daño o perjuicio que otra pueda causar; por ejemplo: la responsabilidad del patrono por los daños o perjuicios que cause cualquiera de sus empleados o trabajadores, mientras se encuentren desempeñando las funciones propias de su empleo. Esta responsabilidad se conoce con el nombre de “Respondeat Superiror”, en otras palabras, el patrono responde por los actos de sus empleados o trabajadores.

Otro ejemplo sería la responsabilidad de los padres por los actos negligentes de sus hijos menores de edad.

 

 

RESTITUCIÓN AUTOMÁTICA DE SUMA ASEGURADA, Cláusula de

Al ocurrir un siniestro y la Compañía pagar la indemnización, la Póliza, automáticamente, se reduce en el valor igual a la indemnización pagada por la Compañía. Por medio de esta Cláusula se restituye el monto de tal pérdida o indemnización automáticamente (hasta el límite máximo establecido en la Póliza), cancelando el Asegurado a la Compañía la prima correspondiente a esta restitución de suma asegurada calculada a prorrata.

 

RESULTADO TÉCNICO

Es el que proviene propia y exclusivamente del ejercicio de la actividad aseguradora, sin tener en cuenta otra serie de ingresos y gastos que pueda tener la empresa, ajenos a la citada actividad, como puede ser su gestión financiera o de inversiones.

 

RETENCIÓN

Es el límite que retiene la Compañía Aseguradora y se fija de acuerdo con las posibilidades económicas de la misma. Este límite es la parte del riesgo que no es cedida, es decir, la parte retenida o mantenida por la Compañía Cedente.

 

 

RETICENCIA

Se entiende por tal, la ocultación de algo realizado por el Asegurado (al formalizarse la Póliza, o durante el curso de ésta), con malicia, para evitar que llegue a conocimiento del Asegurador, ocasionando por ello se califique erróneamente el riesgo que cubre, o su grado de peligrosidad. En tal caso, la reticencia es causa que anula el Seguro y por lo cual, queda el Asegurado privado de todo derecho para declarar a la Compañía.

 

RETROCESIÓN

Reaseguro del Reaseguro

No se llegaría a la mejor pulverización de los riesgos, si se estancasen las cesiones aceptadas en manos de los Reaseguradores originales. Estos se ven obligados, a su vez, a reasegurar, es lo que se llama retroceder. En la retrocesión, se pueden utilizar los mismos métodos y tratados usados en el reaseguro, aunque, por supuesto, adaptados a la forma como se reciben los negocios de los Asegurados originales.

 

RETROCESIONARIO

Es el reasegurador que acepta el riesgo ofrecido por otro Reasegurador.

 

REVALORIZACIÓN

Sistema que consiste en el aumento de las sumas aseguradas (y en la misma proporción de las primas) en la medida en que se incrementa el índice del costo de vida u otros similares preestablecidos.

 

RIESGO

Es la falta de certeza sobre el acontecimiento de un pérdida.

 

RIESGO (Características)

Las características principales del riesgo son:

El riesgo es un elemento esencial en el contrato de seguro, de tal manera que si cesa antes de comenzar el contrato, éste es nulo.

El riesgo tiene que ser independiente de la voluntad de los contratantes. Quien lo provoca voluntariamente, pierde el beneficio de la Póliza; así el Asegurado que intencionalmente incendia lo asegurado (excepción: suicidio en ciertos grado

Si el Asegurado agrava el riesgo durante el contrato, el Asegurador puede rescindirlo.

El Asegurado debe cuidar el salvamento de las cosas aseguradas como si no estuviera asegurado.

No se debe presumir como asegurables aquellos riesgos que no sean aptos de ser objeto de un estudio estadístico, y amenacen o caigan sobre un gran número de personas.

El Asegurador debe tener un concepto completo del riesgo, con el objeto de que la prima sea su exacta equivalencia. Por ello, las falsas declaraciones, las reticencias del Asegurado que hacen equivocar la apreciación del riesgo, y su exacta estimación para el Asegurador, son causas de anulación del contrato.

Es nulo el contrato que asegura contra riesgos inherentes a actos ilegítimos. Por ello, por ejemplo, la responsabilidad civil proveniente de un delito no es asegurable, y lo es la que deriva de un acto culposo no delictivo, como la imprudencia temeraria.

 

 

RIESGO, Clasificación de

Pueden ser objetivos y subjetivos.

El riesgo subjetivo significa el estudio y conocimiento de las condiciones morales, grado de honradez, diligencia y seguridad del Asegurado, buscando que éste reúna, al menos, el promedio exigible. El riesgo objetivo no significa otra cosa, que el examen del grado de peligrosidad en vistas a las causas externas del siniestro de la cosa que se asegura, o de la persona en cuyo interés se formaliza un seguro.

En el Seguro de Robo y en el de Fidelidad, el riesgo subjetivo adquiere un interés mucho mayor que el objetivo desde el punto de vista del Asegurador.

 

 

RIESGO CATASTRÓFICO

El ocasionado por una causa, generalmente extraordinaria, los procedentes de hechos de la naturaleza o de conflictos humanos, afectando a las personas y a las cosas de amplitud y volumen desacostumbrados en sus efectos, inmediatos y mediatos, que no ofrecen actualmente carácter de periodicidad de previsión y que, por consecuencia, no responde a la regularidad estadística dentro de la concepción científica contemporánea.

Un riesgo es considerado catastrófico cuando:

No obedece a la Ley de los Grandes Números.

Es independiente de la voluntad humana.

Es de realización futura.

Amenaza por igual a todos los elementos asegurables.

Produce efectos simultáneos a todos los Asegurados.

No existe homogeneidad entre las masas expuestas al riesgo.

Los hechos se producen con independencia absoluta entre sí.

Ocasiona una necesidad económica en una entidad concreta.

La necesidad económica no puede ser resarcible.

 

 

RIESGO COMÚN

Aquel en que por estar los objetos asegurados reunidos o superpuestos, llegan a constituir realmente un riesgo único que obliga al Asegurador, a los efectos del grado de peligrosidad, a considerarlo en forma global, formando cúmulo, y no cada uno con independencia del otro.

 

RIESGO CONSTANTE O ESTACIONARIO

Cuando no puede alterarse la probabilidad de siniestro durante el tiempo de contrato.

  • Cláusula de Valoración
  • Cláusula sobre Tránsitos
  • Cláusula de Entrega
  • Cláusula de Desviaciones o Cambios de Viajes.
  • Cláusula Todo Riesgo
  • Cláusula sobre Diseños Defectuosos
  • Cláusula sobre Desplazamientos
  • Cláusula sobre Cesiones y Cambios de Propiedad
  • Cláusula de Abordaje
  • Cláusula de Buques Hermanos
  • Cláusula de protección e Indemnización
  • Cláusula de Remoción de Restos.

 

RIESGO CONTIGUO

Genéricamente se considera como contiguo aquel riesgo que está en contacto, prácticamente, con otro.

 

RIESGO, DIVISIÓN DEL

El Riesgo, por las consecuencias a que da lugar se ha clasificado de la siguiente manera: Riesgos Especulativos y Riesgos Puros.

 

RIESGO INACTIVO

Es aquel cuyas actividades han sido suspendidas por un período continuo superior a treinta (30) días.

 

RIESGO INMEDIATO – Riesgo Próximo

Se considera riesgo inmediato el que, por el lugar o el grado, esté próximo a otro.


RIESGO LOCATIVO, Cláusula de

Mediante el pago de una prima adicional se puede incluir esta Cláusula a la Póliza contra Incendio, la cual le garantiza a los arrendatarios u ocupantes a título gratuito de un inmueble contra la acción que de acuerdo con lo establecido en el Art. 1.597 del Código Civil, el propietario-arrendador pueda ejercer contra ellos por los daños causados al inmueble por un incendio.

En consideración de que el citado artículo establece una presunción de responsabilidad sobre el arrendatario, éste debido a las dificultades que frecuentemente se presentan para recabar pruebas que le exoneren la responsabilidad, podría verse en la desagradable situación de entregar al arrendador todo o parte de la indemnización recibida por los daños sufridos por sus propios bienes aún en el caso de que pudiera aplicarse a su favor lo pautado por el Art. 1.598 del Código Civil.

 

RIESGO MORAL (o Subjetivo)

Este se entiende como el peligro de pérdidas a causa de actitudes mentales del hombre. Es facultativo de la Compañía Aseguradora, si acepta o no este tipo de riesgo.

El riesgo moral representa uno de los peores enemigos del seguro, porque es sumamente difícil de localizar. Además de enemigo del seguro, es una sombra inevitable que acompaña al seguro, porque es el conocimiento de estar asegurado lo que hace a los asegurados frecuentemente más negligentes y muchas veces, más exigentes. El riesgo moral comprende dos aspectos: a) Riesgo Moral Activo y b) Riesgo Moral Pasivo.

 

RIESGO MORAL ACTIVO

Se entiende por riesgo moral activo el peligro de que un asegurado deliberadamente provoque un siniestro, o aumente sus efectos, o contrate un seguro para hacer luego reclamaciones falsas.

 

RIESGO MORAL PASIVO

Significa negligencia y los descuidos manifiestos del Asegurado que surgen del mismo hecho de estar asegurado.

 

RIESGO PREFERENTE

En el Seguro de Vida, son aquellos que satisfacen altas normas físicas, tienen condiciones aceptables y permiten obtener primas más bajas.

 

RIESGO PROGRESIVO

Cuando la probabilidad de siniestro crece constantemente con el transcurso del tiempo, como el riesgo de muerte y enfermedad; el riesgo puede tener implícita la destrucción total del objeto en cuyo caso producirá un solo grado de intensidad.

 

RIESGO PROHIBIDO

Son aquellos que las Compañías Aseguradoras no cubren bajo ninguna circunstancia, porque atentan contra el ordenamiento jurídico establecido. Ejemplo: el dolo, las penas corporales privativas de la libertad, multas por infracción, etc.

 

RIESGO RETROACTIVO

Puede ocurrir que el acontecimiento se haya realizado pero no sea conocido ese hecho ni por el Asegurado ni por el Asegurador, en cuyo caso se admite que por falta de certeza todavía se corría el riesgo. En este caso el riesgo es retroactivo.

Se habla de retroactivo por existir el riesgo en cuanto al pasado, sólo en la mente de la persona.

Este tipo de seguro retroactivo se presenta en el Seguro de Transporte Marítimo.

 

RIESGO TARADO O RIESGO SUBNORMAL

En el Seguro de Vida, se denominan así los riesgos agravados o deteriorados, los cuales no serán aceptados por la Compañía según sus métodos ordinarios de selección. No obstante pueden ser aceptados con un recargo de prima. Estos recargos pueden ser por salud, profesión, hábito, etc.

 

 

RIESGO – TRATAMIENTO

El riesgo se puede:

 

A) EVITAR:

Este sistema es únicamente posible cuando hay el deseo y la posibilidad de elegir. El que desea ir a Maracaibo, puede evitar correr el riesgo de un accidente de aviación, viajando en automóvil.

 

B) PREVENIR

La prevención de pérdidas constituye, indudablemente, la mejor solución al problema del riesgo, siempre y cuando sea posible. Lo malo de la prevención es que en la práctica, en la mayoría de los casos, resulta ser sencillamente imposible. Pese a los mejores sistemas de extinción, los incendios siguen haciendo estragos; no obstante los antibióticos, la gente continúa muriendo de infecciones; con los mejores sistemas de radar, siguen las colisiones entre buques y aviones; en desafío los más modernos y eficaces equipos mecánicos, continúan los accidentes de trabajo.

Ante la imposibilidad de prevenir muchos tipos de riesgos, ha surgido la alternativa de disminuir sus efectos mediante una mejor protección. La protección también persigue prevenir, aunque no las causas, sí la extensión de sus efectos.

A menos que la probabilidad de pérdida baje a cero, no prevención ni protección logran eliminar la incerteza.

 

C) TRANSFERIR

En vez de asumir el riesgo, la persona expuesta puede tratar de traspasarlo a otro. Conocemos este sistema, por ejemplo, en la subcontratación de obras, en donde una contratista subcontrata con otro la ejecución de un trabajo determinado, traspasándole los riesgos correspondientes.

El Seguro constituye para el Asegurado, una transferencia de riesgo.

 

D) ASUMIR

Una forma común utilizada contra el riesgo, es asumido. La asunción del riesgo puede ser:

a. Por ignorancia:

Este no es un método de combatir el riesgo, sino más bien de la falta de conciencia humana acerca de la existencia del mismo.

b. Por Desidia:

Este método, si es que se puede hablar de un método, porque más bien deberíamos llamarlo actitud, es mucho peor que la ignorancia, pues revela una falta de sentido de responsabilidad ver los riesgos y no hacer nada; por ejemplo el caso del Seguro de Vida, en donde asombra ver la inercia de padres de sus familias, aunque se dan cuenta de la gran incertidumbre que los rodea.

c. Por Resignación:

A veces los riesgos se deben asumir por resignación, como ocurre en el caso del hombre enfermo que no puede obtener seguro de vida, el acreedor que no consigue seguro para sus cuentas o el inversionista que no puede obtener un seguro contra la devaluación de la moneda.

d. Asunción Intencional

Ocurre muchas veces que se desea asumir un determinado riesgo porque se considera que la pérdida posible no afectaría suficiente como para justificar el seguro.

e. Autoseguro:

Un sistema de seguro interno que establecen aquellas grandes Compañías que reúnen un número de unidades similares tan grandes que les permite valerse ella misma de los beneficios de la Ley de los Grandes Números. Hacen al efecto previsiones especiales, que se asemejen bastante a las de una pequeña Empresa de Seguros. Crean un fondo de reserva que mantienen de gran liquidez, y al cual van abonando periódicamente cuotas técnicamente fijadas. En vista de la fragilidad de este fondo en los años de su formación, contratan seguros especiales de “exceso de pérdida” por evento, y van elevando paulatinamente el techo de su autoseguro, a partir del cual empieza a funcionar el seguro. Contratan personal especializado para inspeccionar los riesgos, prevenir las pérdidas y protegerse contra ellas. El mecanismo requiere que se maneje con gran cuidado y seguir todas las técnicas del seguro.

 

RIESGOS ESPECULATIVOS

Son aquellos cuyas consecuencias pueden ser favorables (de ganar) o adversas (de perder). Por ejemplo, el juego de caballos, el juego de lotería, en los cuales el individuo al realizar una apuesta introduce otro elemento que es el azar y, por lo tanto, la posibilidad de ganar o perder.

 

RIESGOS EXCLUIDOS

Se denominan así los riesgos que el Asegurador no está dispuesto a asumir. Esta es materia de gran complejidad, pues si bien existe una gran semejanza en la actuación de los Aseguradores a este respecto, no hay que olvidar que por convenios particulares se pueden garantizar, y de hecho se garantizan, riesgos que por regla general están excluidos por las normas y prácticas corrientes.

Para conocer los riesgos excluidos en cada ramo, véase la Póliza original respectiva.

 

RIESGOS FÍSICOS (u Objetivos)

Se entiende por Riesgo Físico todas aquellas características que presentan cada uno de los bienes descritos en la solicitud que recibe la Compañía.

Por ejemplo: en Automóvil Casco, el Riesgo Físico es la clase de automóvil, su modelo, su uso.

En el Seguro de Accidentes Personales el Riesgo Físico es la profesión y eventualmente la edad.

 

RIESGOS DE MAR – Seguro Marítimo

Por riesgos de mar, en un sentido amplio, se entienden todos aquellos que pueden entorpecer la navegación y que son precisamente los que enumera nuestro Código de Comercio en su Art. 816; tempestad; naufragio, varamiento, con rotura o sin ella; abordaje fortuito; cambio forzado de ruta, de viaje o de nave; echazón; fuego; apresamiento; saqueo; declaración de guerra; retención por orden de algún Gobierno; represalias y, generalmente, todos los casos fortuitos que ocurran en el mar, salvo los exceptuados literalmente en la Póliza.

 

RIESGOS NOMBRADOS

Las Pólizas que mencionan específicamente los riesgos cubiertos, son llamadas de riesgos nombrados. Ejemplo; Póliza de Incendio.

 

RIESGOS ORDINARIOS O NORMALES

En el Seguro de Vida, son aquellos que satisfacen las normas usuales de la Compañía en cuanto a límite de peso, límite de presión sanguínea, historial familiar u ocupacional, etc.

 

RIESGOS PROPIOS DE LA ACCIÓN DEL HOMBRE

1° Los que están encaminados a conjurar peligros más graves del transporte y de las circunstancias.

En este primer grupo encontramos los actos o acciones deliberados del ser humano (capitán) frente a los peligros del mar tendientes a preservar, conservar la nave, y a conjurar dichas amenazas en beneficio común de la carga y la nave; son los llamados Avería Gruesa o Común.

El Código de Comercio Art. 751 define la Avería Gruesa y establece algunos hechos que la constituyen y los valores contribuyentes.

2° Los actos malintencionados o delictivos que igualmente producen pérdidas o daños.

En este segundo grupo podemos citar la baratería del capitán, el cual es un acto malintencionado que tiende a beneficiarlo a él o a su tripulación. La baratería del capitán o patrón se encuentra excluida de las Póliza de Transporte, de acuerdo al Condicionado General de las mismas.

También se excluye en este segundo grupo, los actos humanos de lama fe y con intención dolosa, como robo, hurto, falta de entrega de las mercancías, pillaje, rotura y derrames debido al mal manejo y mala estiba en forma negligente.

 

RIESGOS PROPIOS DE LA ACCIÓN DE LA NATURALEZA

Existen dos modalidades:

1°) Los que provienen de la naturaleza externa

En este primer grupo podemos citar la tempestad o el mal tiempo en el mar que haga zozobrar violentamente la nave, produciéndose daños a la mercancías o al casco, o que produzcan su naufragio. Las vicisitudes atmosféricas que ocasionen, por la violencia del movimiento en la aeronave, daños a la mercancía, al casco, o su caída de tierra.

En la transportación por tierra encontramos desbordamientos, derrumbe, temporal, alud.

También podemos incluir en este primer grupo, los denominados climatéricos, entendiendo por tales, aquellos fenómenos normales y constantes de la naturaleza, pero que ocasionan daños a la mercancía, sin ser de carácter catastrófico. Ejemplo: bajas temperaturas, altas temperaturas, lluvia normal, nieve, granizo, etc. Estos fenómenos pueden producir daños irreversibles a los objetos asegurados, por mojadura, evaporación o pérdida de las propiedades físicas o químicas de los componentes transportados, ocasionando su imposibilidad de ser utilizados para los fines propuestos en la producción o manufacturación del objeto final. Podría añadirse el riesgo de oxidación, ya que el mismo se debe al contacto entre algunos mentales y la humedad o el agua, siendo más frecuente o corrosiva la acción del agua de mar, por la salinidad que presenta.

 

2°) Los que provienen de la naturaleza intrínseca del objeto o bien asegurado.

En este segundo grupo encontramos los denominados vicios propios que significa el proceso natural de descomposición de los productos. Por lo general, afecta a los productos vegetales y las carnes. También puede darse en ciertas maquinarias. Los vicios propios se encuentran excluidos en casi todas las Pólizas.

Si observamos el Art. 565 de nuestro Código de Comercio, podemos darnos cuenta que la exclusión por vicio propio no está muy clara; principalmente excluye el vicio propio, pero después menciona que por estipulación expresa, el Asegurador puede tomar sobre sí, la pérdida proveniente de vicio propio.

Lamentablemente no tenemos en Venezuela la jurisprudencia al efecto, y eso es particularmente lamentable considerado la redacción del artículo.

 

 

RIESGOS PROPIOS DE VEHÍCULO TRANSPORTADOR – Seguro de Transporte

Son aquellos que se originan como resultado directo de una falta mecánica o propios del trayecto y el elemento en que se desplaza; básicamente serían tres:

1. Por barco, elemento agua (marítimo, lacustre) la encalladura, varadura, colisión, incendio, pérdida de fuerza propulsora y pérdida de mercado.

2. Aéreo elemento aire.

Colisión y caída de la nave por fallas mecánicas o incendio a bordo, por la explosión de sus aparejos, instrumentos, turbinas, etc.

3. Terrestre, por carretera o rieles.

Choque con otro u otros vehículos, volcamiento, embarrancamiento, descarrilamiento, fallas mecánicas o eléctricas e incendio.

 

RIESGOS DE PUERTO, Cláusula del Instituto para

Bajo esta denominación se conoce los contratos establecidos para garantizar un buque mientras permanece en puerto única uy exclusivamente; son los que llevan implícitos la estancia de un buque en puerto para cumplir los propósitos o finalidades para los que permanezcan en dicho puerto. Al levantar amarras y pretender salir al mar, habrían llegado a su fin las garantías previstas si se probara que el buque estaba pertrechado y equipado para ir a la mar y que llevaba a bordo la tripulación y los permisos necesarios para ello.

Por lo general, las tasas de prima son menos elevadas que las previstas en los contratos suscritos respecto de riesgos de navegación a efectos de paralización del buque y las garantías se adaptan perfectamente a las circunstancias en que se encuentra en buque cuando permanece en puerto o en una zona de fondeo.

Para dar una idea de su contenido, vamos a referirnos a las principales Cláusulas del Instituto para Riesgos de Puerto.

A. Cláusula de Abordaje

B. Cláusula de Buques Hermanos

C. Cláusula de Protección e Indemnización

D. Cláusula de Tráfico

E. Cláusula de Venta del Buque

F. Cláusula de Negligencia y Defectos Latentes

G. Cláusula de Avería Gruesa

H. Cláusula de Participación en los Gastos de Conservación.

 

RIESGOS PUROS

Son aquellos cuyas consecuencias son totalmente adversas (dan lugar a pérdidas) por ejemplo, en el casi del incendio de un edificio, la rotura de una maquinaria, el robo de mercancías, etc. Vemos que es esta clase de riesgo sólo existen las pérdidas o daños a las propiedades, no habiendo la posibilidad de lucro o ganancia, como es el caso de los riesgos especulativos.

Para el seguro, el riesgo puro es su esencia y razón de ser; no así el riesgo especulativo que puede conllevar al lucro o ganancia e introduce el azar.

 

ROBO

Apropiación de objeto mediante entrada forzosa y actos de violencia que dejen huellas visibles.

 

ROBO, Seguro de

La garantía que por este seguro cubre el Asegurador, es la de los daños que se ocasionen por pérdida, deterioro o destrucción, a causa de robo o de tentativa de robo.

 

ROTURA DE MAQUINARIA, Seguro de

El Seguro de Rotura de Maquinaria tiene por objeto cubrir los daños físicos que sufran las maquinarias e instalaciones por causa accidental, súbita e imprevista en sus componentes internos. Mediante este seguro se ampara:

- Errores de diseño, cálculo o montaje.

- Defectos de materiales de fundición, de construcción, de mano de obra.

- Corto circuito, exceso de voltaje o de corriente

- Acción indirecta de la caída de rayo.

- Daño por fuerza centrífuga

- Explosión física por exceso de presión e implosión

- Falta de agua en calderas

- Falta súbita de agua, aceite u otro elemento de refrigeración y autocalentamiento

- Defecto de engrase y lubricación, aflojamiento de piezas, esfuerzos anormales, fatiga molecular.

- Falta en los dispositivos de regulación.

- Impericia, negligencia y manejo inadecuado.

- Daños malintencionados y maliciosos

- Cuerpos extraños que se introduzcan en los bienes asegurados.

Adicionalmente se puede asegurar:

- Huelga, motín y conmoción civil, como una extensión de la cobertura de Daños Malintencionados y Maliciosos

- Responsabilidad Civil Extracontractual para cubrir los daños o pérdidas que la maquinaria, caldera y generadores de vapor puedan causar a terceros, accidentalmente, o por negligencia o imprudencia.

 

ROTURA DE VIDRIOS Y ANUNCIOS, Cláusula de

Ampara el monto de la reposición e instalación de los vidrios o anuncios que hayan sido destruidos.

La responsabilidad de la Compañía queda limitada al costo de la reposición e instalación de los vidrios o anuncios en el mismo sitio en donde se encontraban al momento del siniestro, sin que ello exceda de la suma asegurada correspondiente y para que exista indemnización por grabados, letreros, pinturas, cerraduras, marcos o cualquier otro trabajo sobre los vidrios, o elementos de fijación o soporte, debería haber sido incluido su costo en la suma asegurada de tal vidrio o anuncio.

 

RUIDO, CONTAMINACIÓN Y OTROS RIESGOS, Cláusula de o Cláusula Especial “AV46B”

Cláusula Inglesa que cubre perjuicios derivados del ruido, las vibraciones o estampidos supersónicos, y otros daños relacionados con la contaminación. La misma tiene vigencia cuando los daños no sean causa o consecuencia de una caída, incendio, explosión u otras emergencias que demanden acciones fuera de las comunes.

Como es bien sabido, las operaciones aéreas pueden ocasionar pérdidas de gran cuantía.

Todavía está fresca la experiencia francesa, de las tres líneas aéreas obligadas a pagar a más de diez municipalidades de la zona de Orly, una indemnización equivalente a Bs. 550.000.000,00 por la contaminación ruidosa que originaban los aterrizajes y despegues de los aviones.

 
SALARIO Y EFECTOS PERSONALES, Seguro de

Este Seguro es ofrecido por los Clubes de P. and I., contra percepción de una prima y obligación de aportaciones complementarias. El Club toma de su cargo el asegurar la responsabilidad del Asegurado derivada de la Ley o convenios salariales, por los siguientes conceptos:

1. Salarios de la tripulación, o a sus deudos, en caso de naufragio, muerte, enfermedad o accidente.

2. Pérdida de efectos personales pertenecientes a la tripulación u otras personas que navegan con el buque y que desarrollan su actividad a bordo.

 

SALARIOS Y MANUTENCIÓN, Cláusula de
(Cláusula del Instituto de Aseguradores de Londres)

(Cláusula a Término del Instituto para Casco)

Excluye las reclamaciones por concepto de avería particular por los salarios y mantenimiento del Capitán, Oficiales, Tripulación o de alguno de sus miembros, excepto en el caso de que incurra en ellos únicamente por el traslado necesario del buque de un puerto a otro, a causa de reparaciones o por viaje de prueba consecuentes de las reparaciones y entonces solamente por aquellos importes de salario y manutención correspondientes al tiempo en que el buque se halle en marcha.

Sin embargo, el Asegurador responderá solamente de aquella proporción de los mencionados importes de salarios y manutención que presenten los costos de reparación recuperable bajo la Póliza en comparación con el costo total de los trabajos realizados en el puerto en que se haya efectuado la reparación.

 

SALVAMENTO

Se da el nombre de Salvamento a lo que resta de los bienes asegurados después del siniestro y que tenga valor económico para las partes contratantes. Se considera “Salvamento” tanto los bienes que hayan quedado en perfecto estado como los parcialmente destruidos o dañados.

El siniestro, cualquiera que haya sido su extensión, no da derecho al Asegurado a hacer abandonado del salvamento a los Aseguradores con el fin de recibir la respectiva indemnización total. Por lo tanto, el Asegurado deberá guardar y conservar el salvamento hasta la liquidación final del siniestro, o hasta que se llegue a un convenio sobre el mismo, tomando todas las providencias necesarias para ello.

 

SEGURO

Es la institución económica que elimina o reduce los perjuicios que en el patrimonio de una persona producen determinados acontecimientos fortuitos, distribuyendo aquellos perjuicios sobre una serie de personas en las cuales gravita el mismo riesgo, aunque no se haya cumplido. Es la cima de la previsión que, como institución económico social y para satisfacer las necesidades de igual carácter producidas por la posible realización de un hecho incierto, diluye los riesgos homogéneos en que se hallan sometidas una serie de economías, mediante la cobertura basada en términos técnicos adecuados.

 

TABLA DE MORTALIDAD

Es una de las bases técnicas para el cálculo de las primas en el Seguro de Vida, así como para la determinación de las reservas matemáticas. Una Tabla de Mortalidad se compone, en la práctica, de una serie de columnas, que contienen los valores correspondientes a las diferentes funciones empleadas en el cálculo de las primas, reservas y demás elementos técnicos necesarios en la explotación del Seguro de Vida. Estas funciones tienen el nombre genérico de “funciones biométricas”, y generalmente son:

· Número de personas que continúan en vida al principio de cada edad

· Número de fallecimientos ocurridos entre dos edades consecutivas

· Probabilidades de hallarse con vida a la edad que sigue a la que se considera, es decir, de vivir un año más.

· Probabilidad de morir en cada edad, es decir, de fallecer, dentro del año.

· Tasa instantánea de mortalidad

· Vida media, o sea el número de años que en promedio han de vivir las personas que hayan alcanzado determinada edad. También existe una función similar llamada “vida media completa”, que es medio año más alta que la anterior.

 

TABLA DE PLENOS DE CONSERVACIÓN

Se forma por el Asegurador fijando su pleno de conservación por cada categoría de riesgos; para ello escoge el que estime mejor de todos los que tiene en su cartera, sin perder de vista sus recursos financieros. Establecido el pleno para la mejor categoría de riesgos, se forma la Tabla con las restantes categorías, procediendo en sentido descendente, de mejor a peor, disminuyendo proporcionalmente por categoría, el primer pleno de conservación fijado, en forma que los plenos decrezcan a medida que la probabilidad de siniestro va en aumento.

 

TARIFA
Es el instrumento mediante el cual se determina el pago de una prima en función de tipo de seguro y riesgo.

Se clasifican las tarifas en dos grandes grupos: Tarifas obligatorias u oficiales, y tarifas privadas o particulares.

 

TARIFA COMPUESTA

En este tipo de tarifa intervienen dos tipos de primas: las cuales para su cálculo se suman:

Ejemplo:

a) Prima Básica Fija: es igual para cada clase de vehículo

b) Prima Adicional: se aplica al valor asegurado del vehículo

 

TARIFACIÓN

Actividad encaminada, previos cálculos técnicos y estadísticos oportunos, a determinar las tasas o tipos de prima aplicables a los diferentes riesgos, cuya cobertura puede realizarse a través de una rama o modalidad de Seguro.

En sentido vulgar, aunque incorrectamente, se conoce también por TARIFICACIÓN.

 

TARIFAS DECRECIENTES

Se llaman decrecientes debido a que la desaparición de los objetos no será total, sino que en caso de siniestro, lo más probable es una pérdida parcial.

Entre estas tenemos las del Seguro contra Robo, las cuales se basan en que a menor capital asegurado, se fija una tasa de prima más alta, la cual va decreciendo a medida que aumenta el capital.

 

TARIFAS OBLIGATORIAS U OFICIALES

Son las que tienen igual reglamentación por estar previamente establecidas y no son competitivas. Son éstas: Tarifa de Incendio: de Automóvil; Robo y la tarifa establecida por la Superintendencia de Seguros para los Colectivos de Vida.

 

TARIFAS PARTICULARES O PRIVADAS

Son competitivas de acuerdo a estudios y experiencias de cada Compañía; de modo que pueden variar de una Compañía a otra. Son todas aquellas que no estén contempladas en las oficiales, tales como: Vida Individual; Accidentes Personales; Transporte; Hospitalización, Cirugía y Maternidad; Equipo de Contratista; Responsabilidad Civil, excepto la de Automóvil, etc.

 

TARIFAS PROPORCIONALES

Se llaman proporcionales debido a que al aumentar el capital, aumenta la prima. Entre éstas podemos mencionar las tarifas de Incendio, que se basan en el tipo de negocio; las tarifas de Vida que se basan en el plan y en la edad; las tarifas de Accidentes Personales de acuerdo a la profesión y las tarifas de Hospitalización, Cirugía y Maternidad de acuerdo al contrato.

 

TASA DE PRIMA
Porcentaje (o tanto por mil) que se aplica sobre el Capital Asegurado, para obtener la prima pura o de riesgo de acuerdo con cada tipo de riesgo. Por ejemplo, un riesgo cuya tasa de prima sea de 5% y su valor asegurado Bs. 1.2000.000,00 devengará una prima de riesgo de 60.000,00 bolívares.

 

TEMBLOR DE TIERRA

Terremoto de carácter leve

 

TEMPORAL CONVERTIBLE, Seguro

Consiste en un Seguro Temporal transformable en un cierto plazo (5,6 ó 10 años), sin nuevo examen médico, en un Seguro de Vida Entera o en un Seguro Misto, mediante el pago de la diferencia de las primas efectivamente satisfechas y las que hubieren debido ser pagadas para la nueva Póliza, hasta el momento de la conversión, con todo interés compuesto, siendo exigible en lo sucesivo la prima normal del nuevo seguro.

Este seguro se practica en los Estados Unidos y en Alemania con gran éxito.

 

TEMPORAL DECRECIENTE, Seguro

Cubren el riesgo de muerte del Asegurado durante un lapso determinado. El capital nominal asegurado, decrece a medida que transcurre la vigencia del contrato, según la escala convenida. Esta categoría de contratos comprende un tipo especial, que tiene cada día mayor aceptación: el seguro por deuda hipotecaria. Este tiene por fin, cubrir un saldo de una hipoteca o sustituir al Asegurado en el pago de las cuotas, en caso de su fallecimiento. Como se puede apreciar, es un seguro eminentemente social, ya que garantiza a la familia la vivienda, si llegare a faltar el propietario, cabeza de tal familia.

Las primas de este seguro se pagan por un período inferior a la duración del seguro; por ejemplo, Temporal Decreciente: 20 años. Primas pagaderas en 14 años. Temporal Decreciente: 15 años: Primas Pagaderas en 10 años y Temporal Decreciente: 10 años: Primas Pagaderas en 6 años.

 

TEMPORAL O EN CASO DE MUERTE, Seguro de

Cubre el riesgo de muerte del Asegurado, durante lapso determinado (generalmente de 1 a 25 años). En ellos los beneficios del contrato se hacen únicamente efectivos al fallecimiento del Asegurado, si el fallecimiento ocurre dentro del período contratado o convenido.

Estos seguros no tienen “Valores de Rescate”, ni “Seguro Saldado”, no “Seguro Prorrogado”.

 

TENDENCIAS DEL NEGOCIO

Son las variaciones de año a año que implica incremento o decremento en el monto de Ingreso Bruto por Venta, respecto a años venideros.

 

TENTATIVA DE ROBO

Está constituida por la interrupción de la comisión de dicho delito por causas independientes de la voluntad del agente o sujeto activo del robo. Nuestra Póliza de Robo garantiza los daños resultantes de la tentativa de robo.

 

TERGIVERACIÓN FRAUDULENTA

Declaración hecha con la intención de engañar al Asegurador y que el que la hace sabe que es falsa o temeraria.

Una tergiversación fraudulenta que cause pérdida al Asegurador le da derecho a acción (al margen del contrato) por los daños y perjuicios derivados de ella.

Esta es una violación de la obligación de Máxima Buena Fe.

 

TERGIVERACIÓN NO FRAUDULENTA

Declaración inexacta referente a hechos sustanciales, que quien la realiza cree veraces.

Esta es una violación de la obligación de Máxima Buena Fe.

 

TERREMOTO

Es un fenómeno propio de la naturaleza, consiste en perturbaciones o sacudidas súbitas originadas en el interior de la tierra, las cuales se manifiestan en su superficie. Existen dos tipos de terremotos: los volcánicos y los tectónicos; éstos últimos son debido a los súbitos desplazamientos de grandes masas de rocas, generalmente, a lo largo de las fallas.

 

TERREMOTO O TEMBLOR DE TIERRA, Cláusula de

Mediante la inclusión de esta Cláusula a la Póliza de Seguro contra Incendio, la Compañía Aseguradora indemnizará las pérdidas o daños directos que ocurran a los bienes asegurados que sea ocasionados por o a consecuencia de Terremoto o Temblor de Tierra, Maremoto (Tsunami), Erupción Volcánica o Fuego Subterráneo, incluyendo Incendio y Explosión causados por dichos fenómenos.

Los daños y pérdidas ocasionados por cualquiera de los fenómenos de la naturaleza antes mencionados darán origen a una reclamación separada por cada uno de ellos. Pero si varios de estos fenómenos ocurren dentro del período de 72 horas consecutivas, contados desde el inicio de cualquiera de los fenómenos citados, los daños o pérdidas ocurridos durante tal período de 72 horas serán considerados como un solo siniestro. Tal inicio será establecido por las autoridades oficiales competentes en la materia.

 

TODO RIESGO, Cláusula de
(Cláusula del Instituto de Aseguradores de Londres 1.1.63)

Esta Cláusula cubre las pérdidas y daños por cualquier causa accidental externa, pero sujeto a los términos, condiciones y exclusiones de la Póliza.

La Cláusula Todo Riesgo, forma inglesa cubre lo siguiente:

a. Pérdida Total Absoluta e Implícita

b. Pérdida Total de Cualquier Bulto en el Embarque, Transbordo y Desembarque.

c. Responsabilidad Directa por Sacrificios en Avería Gruesa

d. Contribución de Avería Gruesa

e. Gastos de Salvamento

f. Gastos Particulares, incluyendo los del tipo “Pleito y Trabajo”

g. Averías Particulares sin Franquicia

h. Riesgos Extraños o Adicionales, tales como: Robo, ratería y falta de entrega y extravío.

i. Daños por Agua Dulce, de Mar o ambas.

j. Herrumbre, Oxidación y Derrame, siempre y cuando se trate de riesgos

k. Rotura

l. Abolladura, Desportilladura, Raspadura, Rayadura, etc.

m. Ganchos

n. Manchas por Aceite, Lodo Ácido, etc.

o. Sudor y Vaho de Bodega

p. Calor

q. Contacto con Otra Carga, Contaminación.

Como exclusiones principales pueden considerarse la negligencia deliberada del Asegurado; pérdidas y daños que resulten de demora aún cuando se deba a un peligro asegurado; vicio propio; merma, filtración; pérdida natural de peso por evaporación; pérdidas y daños cuya causa próxima sea un riesgo de guerra, huelga, motín y conmoción civil; y riesgos que es ilícito cubrir, tal como contrabando.

Esta Cláusula ha sido reemplazada por la Cláusula (A) del Instituto para Cargamentos 1.1.82, tal como en la anterior Cláusula la expresión “todo los riesgos de pérdidas física o daño, al interés (u objeto) asegurado” fija la intención de cubrir pérdidas física o daño, no pérdida económica o consecuencia. Se ha suprimido, además el término is against, que puede considerarse más imperativo o determinante que Covers, actualmente empleado. Se han incorporado exclusiones que son tratadas bajo la Cláusula 4 Exclusiones Generales, 5 Innavegabilidad e Inadaptabilidad, 6 Exclusión de Guerra y 7 Exclusión de Huelgas.

La intención ahora es de hacer que las Cláusulas contengan exclusiones expresas sin tener, para los aspectos fundamentales de las Cláusulas, que recurriesen a la ley extranjera para conocer todo lo que antes podía considerarse implícito.

 

TODO RIESGO, Póliza de

Las Pólizas que aseguran todos los riesgos menos los específicamente excluidos son llamadas Pólizas de “Todo Riesgo”. Ejemplo: Pólizas de Artículos Valiosos, la cual cubre todo riesgo de pérdida o daño al bien asegurado, salvo las exclusiones que se estipulan en las condiciones particulares.

 

TODO RIESGO PARA CONTRATISTAS, Seguro de (C.A.R.)

Este Seguro está diseñado para cubrir toda clase de obras civiles en construcción, tanto contra daños sufridos por la obra, incluyendo el equipo de construcción del contratista y/o la maquinaria de construcción, como contra reclamos de terceros por daños a sus bienes o a sus personas cuando éstos ocurran como consecuencia de los trabajos de construcción mencionados en la Póliza.

Como contraste del seguro pueden aparecer: el propietario de la obra y los contratistas que trabajan en el proyecto, incluyendo a todos los subcontratistas.

El seguro C.A.R. ofrece la posibilidad de elegir y combinar el amparo de seguro adecuado para sus propias necesidades. Aparte de la cobertura básica que ampara los riesgos producidos por la construcción propiamente dicha, por ejemplo: incendio; explosión; impacto de rayo; caída de aviones; robo con violencia; daños por trabajos defectuosos debido a impericia, negligencia, actos malintencionados, falla humana y otros accidentes imprevistos; ofrece al cliente las siguientes coberturas adicionales:

 

1. Terremoto, Temblor, Maremoto y Erupción Volcánica

2. Vientos Huracanados de todas clases, Marea, Avenida, Inundación, Lluvia, Nieve, Aludes; Hundimientos del Terreno, Deslizamiento de Tierras y Caídas de Rocas.

3. Responsabilidad Civil, Daños Materiales

4. Responsabilidad Civil, Lesiones Corporales

5. Remoción de Escombros

6. Período de Mantenimiento.

a) Cobertura Estándar del Período de Mantenimiento

En este caso la responsabilidad de la Compañía Aseguradora, durante el período de mantenimiento se limita a cubrir pérdidas o daños que el contratante de seguros produce a los bienes cubiertos, cuando durante dicho período ejecuta los trabajos a que le obliga la cláusula Contractual de Mantenimiento.

b) Cobertura Ampliada de Mantenimiento

Adicionalmente a la Cobertura Estándar de Mantenimiento, se indemniza bajo esta cobertura también daños cuya causa remota al período de construcción.

 

TOLERANCIA

Es el margen o la cantidad de un objeto, género o mercancías que el Asegurador consiente que tenga en su poder el Asegurado, entre otros efectos, sin aplicar la prima correspondiente a dichos objetos, género o mercancías, más elevada que la que corresponde a los objetos que forman el núcleo principal del seguro.

También constituye una tolerancia, la no aplicación, por parte del Asegurador del prorrateo, en alguna clase de seguros taxativamente previstos por las tarifas, en los que la cantidad de existencias están en continua variación, siempre que no sobrepase en una proporción determinada, la parte del capital asegurado.

 

TONTINAS, SOCIEDADES

El nombre de tontinas viene de su inventor Lorenzo Tont, no disponemos sino de informaciones incompletas acerca de Tonti; parece que nació en 1630 en Nápoles y que murió el 1695 en París. No hay seguridad si efectivamente fue médico o no. Lo que sí sabemos es que él elaboró los proyectos para mejorar la situación financiera del Estado en el siglo XVII. En aquella época sucedió frecuentemente que la tesorería del Estado gastaba más de lo que disponía y el Estado buscaba dinero. Las ideas básicas de estos proyectos tenían cierta relación con los Montepíos.

La base teórica de lo que se llama hoy en día Tontina es la siguiente: Para procurar dinero del tontinario (Estado, Banco, etc.) abre una suscripción pública y el suscriptor entrega cierta cantidad, adquiriendo el derecho a una renta vitalicia en su favor o a favor de otra persona (hijo, hija, etc.). El beneficiario recibe la renta hasta la muerte del tontinista que puede ser también una cuarta persona. Generalmente el beneficiario era también el tontinista, pero para evitar el inconveniente de probar que el beneficiario estaba en vida a la exigibilidad de cada pago de la renta, escogieron en Francia, por ejemplo, los compradores como tontinista a algún miembro joven de la familia real y a la muerte del tontinista el beneficiario no recibía más rentas. Por ejemplo, por la ejecución de Luis XVI en 1793, dejaron de pagarse rentas por un valor anual de francos 400.000. Es lo característico que la renta anual individual no sea constante sino creciente. Se dividían los suscriptores o mejor dicho los tontinistas en varios grupos, cada grupo para algunas edades consecutivas, y cada grupo recibía anualmente la misma cantidad para repartirla entre los sobrevivientes del grupo. A la muerte de último superviviente se extinguía el grupo y el tontinario quedaba libre de pagar la renta a ese grupo.

Encontramos tontinas no solamente en Francia y Holanda, sino también en algunos principiados de Alemania, en Dinamarca, Inglaterra, etc.

En 1776 Euler publicó un estudio sobre un forma nueva de tontina que ha sido practicada por Compañías Aseguradoras, las llamadas Asociaciones de Supervivencia.

En Venezuela ha habido Compañías que anexaron a sus Seguros de Vida. Bonos Especiales con repartición entre supervivientes, llamado los anexos Bonos de Perseverancia, Bonos de Acumulación Tontina, Bonos de Acumulación Especial, etc., pero la nueva “Ley de Empresas de Seguros y Reaseguros” del 1° de Julio de 1965 en su artículo 5, prohibe tales anexos igual que el funcionamiento de las sociedades Tontinas o Chatelusianas y la forma mixta de ellas, también fueron prohibidas en la legislación europea y norteamericana, por su defectuosa gestión financiera.

Podemos sintetizar que las tontinas son una aplicación inmediata del principio de la mutualidad, en las que mediante el pago de ciertas cuotas se constituye un fondo común que se liquida en un época prefijada.

 

TORMENTA Y TEMPESTAD

Se entiende una u otra perturbación atmosférica sea en forma de viento, lluvia o tormenta de nieve. Las dos palabras son casi siempre intercambiables; de ahí que se las emplee juntas.

 

TRANSACCIÓN

En términos generales viene a ser un sinónimo de “arreglo amistoso”.

En las liquidaciones de pérdidas en siniestros, muchas veces por la complejidad de los casos que se presentan, donde cada una de las partes sostienen criterios diferentes sobre determinada materia, siempre hay en el ánimo del Asegurador de llegar a un razonable “arreglo amistoso”, sobre todo, si el aspecto de discusión, tiene matices confusos de interpretación o ambigüedad.

 

TRANSITO, Cláusula de –(Incorpora a la Cláusula de Almacén a Almacén)

(Cláusula del Instituto de Aseguradores de Londres)

Cubre el transporte desde el almacén en origen al almacén en destino, y prevé un máximo de 60 días de plazo, a partir del momento en que se descargue la mercancía al costado del buque en el puerto final, señalado al efecto, además de prevenir la entrega en lugares de almacenaje distintos de los reflejos en la Póliza.

En las nuevas Cláusulas del Instituto para Cargamentos 1.1.82, esta Cláusula se denomina “Cláusula de Tránsito”. La misma no ha experimentado cambio con respecto a la anterior 1.1.63, el único cambio notable se encuentra en la sub-cláusula 8.3. En las antiguas Cláusulas, al final del último párrafo de la Cláusula de Tránsito para F.P.A. y W.P.A. (no en Todo Riesgo) aparece lo siguiente: “Pero en ningún caso se considerará ampliado para cubrir la pérdida, daño o gastos cuya causa próxima sea retraso, vicio propio o cualidad intrínseca del objeto asegurado. Esto no aparece en cláusulas (B) y (C) de 1.1.82, dado que ahora estas exclusiones constan en la Cláusula 4 “Cláusula de Exclusiones Generales”.

 

TRANSPORTE, Seguro de

Ampara la mercancía contra las pérdidas o deterioros a que se vean expuestas durante su transporte normal. En otras pérdidas, cubre los riesgos o azares propios del transporte.

Cabe aclarar que el Seguro de Transporte no responde por toda clase de daños o pérdidas, sino exclusivamente por pérdidas, o daños fortuitos y cuya causa debe hallarse, por consiguiente, fuera del control del Asegurado.

Las diferentes categorías del Seguro de Transporte, según la vía del transporte son:

1. Seguro Marítimo

2. Seguro Terrestre

3. Seguro Fluvial o Lacustre

4. Seguro Aéreo o de Aviación.

La mercancía objeto del Seguro se puede cubrir en tres formas:

1.F.P.A. Free of Particular Average, que significa: Libre de Averías Particulares (Cláusula del Instituto para Cargamentos ©1.1.82).

2.W.P.A. With Particular Average, que significa: Con Avería Particular (Cláusula del Instituto para Cargamentos (B) 1.1.82).

3.A.R. All Risk, que significa: Todo Riesgo (Cláusula del Instituto para Cargamentos (A) 1.1.82).

Las tres coberturas básicas, antes mencionadas, son muy comunes en el Seguro de Transporte Marítimo. En el Seguro de Transporte Terrestre, sin embargo, se toma en cuenta una sola cobertura básica, la cual es F.P.A. Terrestre; no se otorga ninguna de las otras dos que se conceden en transporte marítimo, salvo que se dé Todo Riesgo, de manera que la Compañía asume riesgos mayores o diferentes a los conocidos.

El Seguro de Carga Aérea, se efectúa normalmente sobre la base de Todo Riesgo Cubriéndose las mercancías desde el momento del despacho hasta la llegada a su destino.

 

TRANSPORTE MARÍTIMO – Siniestralidad

El elevado índice de siniestralidad en el transporte marítimo constituye uno de los rubros fundamentales que mayor índice de pérdida produce en las Compañías Aseguradoras.

El puerto de La Guaira figura como uno de los que tiene mayor índice de siniestralidad en el mundo. Por lo general casi todas las mercancías llegan en buen estado, y el siniestro se produce, fundamentalmente, en el desembarque. Las mercancías se pierden en el depósito debido, especialmente al desorden, a veces están mal embaladas, o son descargadas con grúas inadecuadas. Existen otros factores que inciden en el nivel de siniestralidad, pero el más común y más nombrado es el robo, que se realiza desde las formas más simples hasta las más sofisticadas.

 

TRANSPORTE MARÍTIMO INTERIOR

Corresponde al Transporte por Ríos y Tierra; en este último podría señalarse específicamente el Transporte Ferroviario, motorizado por carreteras y tracción de sangre, como se utilizaba con las llamadas carreteras.

 

TRANSPORTE OCEÁNICO

Corresponde a aquellos transportes por mar, entre puertos de distintos países en que haya una parte de la travesía por alta mar y, además aquellos entre puertos oceánicos de un mismo país, llamados también Transporte de Cabotaje.

 

TRATADO DE REASEGURO

Convenio establecido entre el Asegurador y el Reasegurador por el cual se estipula el modo y las condiciones en virtud de las cuales éste último aceptará, en reaseguro, las sumas que le sean citadas en tal concepto por el Asegurador.

El tratado de reaseguro, es llamado así, y no contrato de reaseguro, porque no se refiere a una relación jurídica determinada, sino a un complejo de relaciones y operaciones futuras.

El tratado de reaseguro, es una convención que regula todas las cuestiones inherentes a las cesiones que, de acuerdo con él, serán reaseguradas: ordena el modo; las condiciones; la cuota de las cesiones; el procedimiento por el que se liquidarán los siniestros que sobrevengan; el importe de las reservas que deberán ser constituidas, según fuere el montante de los riesgos en curso; la posible constitución de depósitos de garantía de dichas reservas; la participación del cedente o reasegurado en los beneficios, que por razón del tratado verifique el cesionario o reasegurador; la regulación recíproca de sus créditos activos y pasivos; las comisiones a satisfacer por el reasegurador sobre el importe de las cesiones que reciba (que no constituyen otra cosa que una participación del reasegurado, en los gastos de adquisición y gestión que paga el Asegurador; la consuetudinaria cláusula de sometimiento de todas las cuestiones que surjan del tratado a un arbitraje; y lo referente a la renovación del tratado, así como su denuncia por alguna de los partes,

 

TRATADO DE RETROCESIÓN

Convenio que regula las relaciones entre el Retrocedente y el Retrocesionario.

Las formas más usuales de cesión en retrocesión son: La retrocesión en participación pura o de cuota; la retrocesión excedente; la retrocesión cuota y excedente, y el pool.

 

TRATADOS INTERNACIONALES

Son Acuerdos o Convenios celebrados entre Estados, o entre éstos y Organismos Internacionales. Para que tengan fuerza obligatoria en Venezuela requieren:

a) Que haya sido celebrado por el Presidente de la República a través del Ministerio de Relaciones Exteriores.

b) Que haya sido aprobado por el Congreso Nacional a través de una Ley especial.

 

ÚLTIMA OPORTUNIDAD MANIFIESTA, Doctrina de la

En virtud de este razonamiento legal la persona o parte que en última instancia tiene la oportunidad manifiesta de evitar el accidente, no obstante la negligencia de la otra parte, es considerada como responsable.

 

UNILATERAL

Acto jurídico que solo impone obligaciones a una sola de las partes.

 

UTILIDAD BRUTA

Es la suma de las utilidades derivadas de las operaciones del negocio, más todos los gastos, permanentes o fijos; es decir, todos aquellos gastos que no obstante una paralización, continúan; excluyendo cualquier ingreso o egresos imputables a la cuenta capital.

 

UTILIDAD NETA

La utilidad de las operaciones (excluyendo todo ingreso o salida imputable a cuenta capital) que resulta del negocio del Asegurado en los locales, luego de haber hecho provisión adecuada para gastos permanentes y otros cargos inclusive depreciación.

 

VALOR

En el seguro el concepto valor se mueve más en terreno jurídico que en terreno económico, en vista de la fuerte regulación que ejercen sobre este negocio la Ley y los Contratos de Seguro. Nuestro Código ce Comercio habla en muchos artículos del concepto valor en el ramo de seguro, por ejemplo: Arts. 550, 551, 554, 555, 556, 574, 575, 596, 597, 810, 812,813 y 814; pero no nos da una verdadera base establecer cómo el valor debe ser determinado, lo único que nos dice, en realidad, es que el valor debe ser estimado en dinero (Art. 551) y que el valor que cuenta para los efectos de la indemnización es el valor en el momento del siniestro (Arts. 554, 574 y 596).

Si esperamos que, en ausencia de una clasificación del concepto valor, es necesario tener en cuanta el principio de indemnización. El Asegurador debe poner al Asegurado en el mismo estado en que se encontraba antes de la pérdida. Se le debe dar un valor igual al que perdió, sujeto al alcance, por supuesto de su seguro.

Las normas aplicables en casi todos los países se han ido inclinando a el valor de reposición al estado en el momento del siniestro.

 

VALOR ACORDADO, Cláusula de
(Ver: Valor Declarado, Cláusula de)

 

VALOR ACTUAL
(Ver: Valor de Riesgo)

 

VALOR DE AFECCIÓN

El valor de afección objetivo, como el de una colección de sellos de correos, autógrafos, reliquias, etc. es asegurable, y por tanto, puede ser objeto de indemnización en caso de siniestro; el valor de afección subjetivo, al afectar elementos incorpóreos, queda excluido del seguro.

El Código de Comercio, Art. 551, pone como una de las condiciones que deben reunir las cosas asegurables “que tengan un valor estimable en dinero”. Debemos entender según esto por sentido común “objetivamente estimable”, ya que valores subjetivos no se pueden ni estimar por terceras personas ni son expresables en dinero.

 

VALOR ALZADO

Es un sistema que permite determinar un valor subjetivo a la cosa objeto del seguro, cuando no es posible su determinación real con precisión adecuada. Existe, generalmente, en el Seguro de Transporte de Mercancías que además del interés sobre la substancia de la cosa, cubren el interés sobre el provecho esperado.

 

VALOR ASEGURADO

Se entiende como el máximo valor que el Asegurado atribuye a la cosa Asegurada y constituye la medida de la responsabilidad del Asegurador en cada caso concreto.

 

VALOR DE CAMBIO

El precio que objetivamente se tuviere que pagar por la cosa, considerando sus posibilidades de permuta o trueque.

 

VALOR DE COMPRA

El valor que haya tenido la cosa cuando fue comprada por el Asegurado.

 

VALOR DE CONTABILIDAD

Es el que se considera en los inventarios con castigos y revalorización.

 

VALOR CONVENIDO

Es el valor acordado entre la Compañía Aseguradora y el Asegurado, constituye de esta forma un convenio en cuanto a la suma máxima por la cual responderá el Asegurador en caso de pérdida.

Estipulación que se inserta en una Póliza, mediante la cual se atribuye al objeto asegurado un determinado valor cuyo importe será el que debe satisfacer al Asegurado en caso de siniestro, sin aplicación de la regla proporcional.

 

VALOR CONVENIDO, Cláusula de

Mediante la inclusión de esta Cláusula en la Póliza contra Incendio, la Compañía Aseguradora conviene en asegurar los objetos valiosos o de Arte determinados en el cuadro de la Póliza sobre la base de los valores indicados para cada uno de ellos.

 

VALOR DECLARADO, Cláusula de

Por medio de esta Cláusula se ofrece a los Aseguradores cierta flexibilidad en la liquidación de reclamos por pérdida total o constructiva, o sea permite tales liquidaciones mediante la reposición o reemplazo de la aeronave por otra de igual tipo y condiciones.

Este tipo de cobertura es el más común y mayormente usado en el mercado de seguro de aviación.

 

VALOR DE DEMOLICIÓN

Es el valor que pagaría por un edificio un demoledor. Este valor puede ser una pauta, cuando el edificio estaba por demolerse, o ya demoliéndose en el momento del siniestro.

 

VALOR ECONÓMICO

Se entiende como el valor que representa una cosa en función de su rendimiento.

Puede que una casa vieja produzca una renta muy alta por una serie de motivos especiales. Haciendo un pequeño cálculo de interés, podríamos calcular el valor económico a base de tal renta.

 

VALOR EN EFECTIVO

La cantidad asequible al Asegurado cuando entrega la Póliza de Vida a la Compañía Aseguradora. Durante los primeros años de la Póliza, el valor en efectivo equivalente a la reserva menos un recargo por la devolución en los últimos años, el valor en efectivo por lo general equivale al total de la reserva acumulada en la fecha de entrega.

 

VALOR FISCAL

Lo que el Impuesto sobre la Renta toma como base para el cálculo de los impuestos.

 

VALOR INDEMNIZABLE – De los Objetos Asegurados

Es una regla general en la práctica aseguradora venezolana, que el valor máximo que puede alcanzar la indemnización por un Asegurador, en el supuesto de que el seguro esté bien hecho, es aquel que tenga dichos objetos en el momento del siniestro.

 

VALOR DE LIBROS

Es el valor que representa la cosa asegurada en los Libros del Asegurado.

 

VALOR DE MERCADO

Se entiende que es el precio que tendría el Asegurado que pagar por las cosas en un determinado momento; en nuestro caso, en el momento del siniestro.

 

VALOR NETO DE REPOSICIÓN

Es el valor de reposición obtenido menos el valor residual calculado.

 

VALOR NOMINAL

La cantidad por la cual se asegura el riesgo a ser pagado cuando ocurra la muerte del Asegurado o el vencimiento de la Póliza. No incluye cantidad adicional alguna por concepto de doble indemnización, etc.

 

VALOR DE RAREZA

Cuando un artículo es muy escaso, se podría hablar de un “valor de rareza”, que en muchos casos es sinónimo del valor del mercado, estando sujetos ambos a las leyes de demanda y oferta.

 

VALOR DE RECONSTRUCCIÓN

Este valor, aplicable a los activos fijos, ha sido enfocado por algunos tratadistas y representan el costo de reconstrucción de la cosa perdida en el siniestro. Su principal inconveniente estriba en que, al haber un siniestro, el Asegurado lograría un cambio de viejo por nuevo, y por tanto habría una violación del principio de indemnización, ya que habría un aumento de su patrimonio, en Vista del estado de desgaste en que se encontraba la cosa antes del siniestro.

 

VALOR DE REMATE

Lo que la cosa hubiera producido en el momento de un remate, esto puede ser superior o inferior al valor de libros.

 

VALOR DE REPOSICIÓN

El precio que hubiera costado reponer la cosa dañada, tomando en cuenta el estado de desuso en que se encontraba en ese momento, o sea, en el momento del siniestro.

 

VALOR DE REPOSICIÓN NUEVA PARA MAQUINARIAS, Cláusula de

De acuerdo a esta Cláusula, al igual que con la reconstrucción del edificio, la base de la liquidación es el costo de la reposición o sustitución por otra cosa nueva, pero el costo debe ocasionarse y la sustitución llevarse a cabo con prontitud razonable.

La suma asegurada debe ser suficientemente para cubrir el costo de reposición; en otro caso se aplica la regla proporcional.

En caso que el Asegurado no sustituya la maquinaria, la Compañía se limita a pagar el valor de reposición nuevo, menos depreciación.

 

VALOR RESIDUAL

Valor que se puede obtener como chatarra.

Toda máquina o instalación después de su vida útil tiene un valor, ya sea como chatarra o uno mayor si durante su uso ha sido objeto de reparaciones y se ha mantenido en buenas condiciones.

 

VALOR DE RIESGO

Llamado también valor de seguro o valor depreciado o valor actualizado, es el valor real-actual (término que proviene de la terminología inglesa-americana “Actual Cash Value”), que representa el bien o la suma monetaria que traduce las pérdidas existentes, en el momento del siniestro, causadas por su depreciación, o deterioro. Se obtiene a partir del valor de Reposición o Reconstrucción, corregido por las necesarias deducciones de depreciación real o por uso (los Aseguradores lo llaman “demérito”) y los factores correctores.

Los factores correctores que pueden modificar las valorizaciones son: factor de depreciación o demérito real, factor de obsolescencia, factor de mantenimiento, factor de mejoras y factor de inflación.

Factor de depreciación o demérito real: Viene dado por la pérdida de valor del bien, utilizado en condiciones normales de su uso o destino; año de adquisición, vida prevista, carga de trabajo, calidad, etc. Este factor suele determinarse con un porcentaje anual. Factor de Obsolescencia: Consiste en la pérdida del valor de uso o utilización del bien y por tanto también de su descenso drástico de valoración económica debido a avances tecnológicos o nuevas invenciones o a la moda. Factor Mantenimiento: Visto desde el prisma negativo el que dicho mantenimiento no se ha realizado conforme a necesidades, ambientales (corrosión, vibración, etc.) o accidentales. Factor de Mejoras: si durante la vida normal del bien se han introducido modificaciones mejorándolo. Por lo tanto, el bien tiene que ser revalorizado adecuadamente. Factor de Inflación: Es decir, la continua alza de precios debido a la inflación o pérdida del valor monetario influyen al desvalorizar el valor dado a los bienes.

Este valor puede fluctuar entre un 5% en adelante.

 

VALOR VENAL

Se entiende como el precio que se hubiera obtenido por la cosa asegurada, si se hubiera podido vender el día del siniestro. Esta teoría puede servir en algunos casos, pero también puede violar fuertemente nuestro principio de indemnización. Al tratarse de mercancías u objetos fácilmente vendibles, habría una utilidad para el Asegurado. Al tratarse de cosas difíciles de vender, esto podría perjudicar considerablemente al Asegurado, a quien posiblemente no le hubiera interesado la venta forzada de tales objetos. Hay el caso clásico de los fluxes se los pudo haber puesto solo una o dos veces y su venta produciría una miseria.

En el caso del os edificios, el valor venal tal vez puede ayudar en la estimación pero se corre el riesgo de producir una dura injusticia contra el Asegurado, a causa de factores que pueden pesar, tales como el punto en que se encuentran, la renta que estén produciendo en el momento de la venta, etc.

En caso de iglesias, conventos o escuelas, cuyos edificios no se suelen poner en venta, la situación se volverá aún más fácil.

 

VALORES

Significa documentos y contratos negociables que representan dinero.

 

VALORES DE RESCATE

Es la cantidad asequible al Asegurado cuando entrega la Póliza de Seguro de Vida a la Compañía Aseguradora.

Generalmente después del tercer año, y estando la Póliza en plena vigencia, el Asegurado tiene derecho de rescindir el contrato, mediante solicitud escrita dirigida a la Compañía, y a recibir de ellas las sumas indicadas en la “Tabla de Valores”, mediante la entrega y cancelación de la Póliza.

 

VARADAS, Cláusula de

(Cláusula del Instituto de Aseguradores de Londres)

(Cláusula a Término del Instituto para Casco)

Refiriéndose a los lugares geográficos en que las varadas son frecuentes, establece que éstas no tendrán en los mismos, la consideración de encalladuras, o embarrancadas, y que por ello, cuando el buque vare en el Canal de Suez, en el Canal de Panamá, en el Canal de Manchester – para la entrada de buques – y en ciertas zonas del río Mersey, y del Río de la Plata y sus afluentes, del Danubio, del Demerara o de la Barra del Yenikale, los Aseguradores no se harán cargo de los gastos de inspección de fondos. Tampoco, lógicamente, las varadas en esto mismos lugares darán base para salvamento no declaraciones de avería gruesa.

 

VARAR

Consiste en que un barco toque fondo blando, arenoso, o playa estando en calma y tenga que permanecer allí toda vez que, por sus propios medios no pueda liberarse. Cuando esto sucede por mal tiempo y en barco permanece por algún tiempo sin movimiento, entonces se considera que es una encalladura.

 

VARSOVIA, Convención de

Convención Internacional (1929), con la participación de treinta (30) naciones principales, en este momento preocupadas por la urgente solución del problema referente a la responsabilidad del transportista y la unificación de ciertas reglas en cuanto a sus pasajeros y equipaje desde el punto de vista internacional. El techo de limitaciones previsto es: Responsabilidad de Pasajeros (incluyendo muerte, lesiones corporales y demora) aproximadamente diez mil dólares (U.S.$ 10.000), Responsabilidad de Equipaje (incluyendo daños, destrucción, pérdida o demora) aproximadamente veinte (U.S.$ 20) por kilo y cuatrocientos dólares (US$ 400) por pasajero.

 

VEJEZ – Seguro Social Obligatorio

Contingencia cubierta bajo el régimen de Seguro Social Obligatorio.

 

VENCIMIENTO (De la Prima)

Momento en que debe ser satisfecho el precio del seguro, o prima, por el período que haya sido estipulado.

 

VENCIMIENTO (Del Seguro)

Finalización de los efectos de una Póliza como consecuencia de las condiciones previstas y determinadas de ello (por ejemplo, cumplimiento del plazo, desaparición del riesgo, etc.)

 

VICIO OCULTO

Defecto interno de un objeto, no distinguible a primera vista y del cual el Asegurador no es responsable.

 

VICIO PROPIO

En general se puede decir que el seguro tiene por objeto indemnizar pérdidas originadas por causas externas, y jamás las consecuencias de defectos o imperfecciones inherentes a la naturaleza de la cosa asegurada. Podríamos definir el vicio propio, como un defecto de calidad que la cosa normalmente no debiera tener. Esta es la definición a que se ha llegado en muchas jurisprudencias extranjeras, pero falta ver si sería aplicada en esa misma forma por un Tribunal Venezolano; cierto es que ha habido muchas opiniones sobre la interpretación que se le debe dar al vicio propio.

En el Seguro de Vida, el vicio propio no tiene importancia, ya que, como claramente lo expone el Art. 565 del Código de Comercio, la exclusión se refiere únicamente a las cosas. Como la muerte generalmente ocurre por un defecto de calidad en la salud de la persona asegurada, si se pudiera hablar de vicio propio, podríamos decir que el Seguro de Vida lo incluye siempre.

Al analizar el Art. 565 es preciso observar lo siguiente: en primer lugar no está demás señalar que lo que se excluye es la #pérdida o deterioro proveniente de vicio propio de la cosa”, aunque la formulación de la frase, ha dado en el extranjero bastante que hacer, se debe interpretar, y así se ha hecho, que se refiere a pérdidas o deterioro de la cosa misma y no a otras cosas que corran riesgo en conjunto con ellas.

El vicio propio juega un papel de gran importancia en el Seguro Marítimo, en que ha sido causa de una voluminosa jurisprudencia extranjera. Nuestro Código de Comercio menciona específicamente la exclusión del vicio propio, en la parte que trata de los seguros marítimos, en el párrafo 4° del Art. 842. Aunque el Art. 565, establece que el vicio propio puede asegurarse “por estipulación expresa”, en vista de la opinión de muchos jueces y tratadistas en el sentido de que la no exclusión es una cobertura amplia – por ejemplo “todo riesgo” – se puede interpretar como inclusión, los Aseguradores se vienen salvaguardando, excluyendo el vicio propio específicamente, salvo naturalmente cuando hayan aceptado asumir el riesgo.

 

VIDA, Seguro de

Es un contrato por el cual la Compañía Aseguradora conviene en consideración al pago de cierta suma de dinero (prima), en pagar a la persona o personas designadas como beneficiarios en el contrato, una suma estipulada, a la muerte del Asegurado, o al vencimiento del contrato.

Ese Seguro se puede contratar en forma individual o colectiva.

El Seguro Colectivo está regulado por la Superintendencia de Seguros y se define como: un contrato de seguro celebrado por un período máximo de un año, entre una o varias empresas de seguros y una entidad, de naturaleza pública o privada, con el fin de asegurar a un grupo de personas que tengan un vínculo común con dicha entidad.

Cláusulas Adicionales

A) Invalidez o Incapacidad Total o Permanente

Si un Asegurado queda incapacitado total y permanentemente a causa de enfermedad o accidente, hasta el punto de no poder dedicarse a ninguna ocupación que le produzca remuneración o ganancia; la Compañía Aseguradora asume el pago de las primas de la Póliza, continuando ésta en pleno vigor y sin que sufran alteración los Valores de Rescate y Prestaciones, es decir, que serán los mismos que si él hubiera continuado pagando las primas.

Normalmente esta cobertura se da en el mismo momento que se emite la Póliza básica y se concede gratuitamente y hasta la edad de 60 (sesenta) años, aunque algunas Compañías Aseguradoras contemplen un recargo.

Si la Póliza básica se convirtiera en Seguro Saldado o Seguro Prorrogado, esta cobertura queda automáticamente sin efecto ni valor alguno.

B) Desmembración o Muerte por Accidente (Doble Indemnización)

Bajo esta cobertura adicional se ampara:

1. La muerte accidental del Asegurado

2. Se garantiza una determinada cantidad como indemnización, en caso de que el Asegurado, sufra la separación física de algún miembro del cuerpo.

La cobertura de doble indemnización ampara a los Asegurados generalmente hasta que cumplan la edad de 65 años, garantizándole en caso de muerte accidental el doble del capital básico asegurado.

Normalmente esta cobertura se da en el mismo momento que se emite la Póliza básica, cobrando una prima adicional. Al convertir el Seguro Básico en Seguro Saldado o Seguro Prorrogado, esta cobertura queda automáticamente sin efecto, ni valor alguno.

C) Desmembramiento o Muerte por Accidente en Ciertas Circunstancias.

Esta Cláusula se agrega a la Póliza básica de Seguro de Vida, siempre y cuando ésta lleve la Cláusula de “Doble Indemnización”. Las condiciones de esta Cláusula son las mismas que las de “Doble Indemnización”, pero si el accidente que ocasiona la muerte o desmembración ocurre en las siguientes circunstancias: mientras estuviese viajando como pasajero en cualquier vehículo, no aéreo, impulsado mecánicamente, maneja y despachado regularmente por una empresa de transporte público, contra pago de pasaje por un itinerario establecido para servicio regular de pasajeros; o mientras estuviese viajando en un ascensor normal (excluyendo los ascensores de minas y los montacargas), o a consecuencia de un incendio en cualquier teatro, hotel o edificio abierto al público, en el cual se encontrase el Asegurado al comienzo del incendio; la Compañía Aseguradora le pagará al beneficiario tres veces el capital básico asegurado.

Normalmente esta cobertura se da en el mismo momento en que se emite la Póliza básica. Al convertir este seguro en Seguro Saldado o Seguro Prorrogado, esta cobertura queda automáticamente sin efecto ni valor alguno.

D) Protección Adicional

Esta Cláusula es un “Seguro Temporal”, pero con una prima más reducida. Es conveniente en muchas ocasiones para aumentar la protección de la Póliza básica durante el período de duración de ésta o durante los primeros años; es decir, 10, 15 ó 20 años. Algunas Compañías Aseguradoras fijan como capital máximo de venta el 100% del capital básico, otras por capitales equivalentes al 50%, 100% y 200% del capital básico asegurado.

Cabe mencionar que en el mercado venezolano existen otras Cláusulas adicionales a la Póliza básica, aunque menos usadas, éstas son: “Protección Creciente Garantizada”, “Renta por Incapacidad Profesional”, “Renta Familiar”, “Pago del Capital en caso de Incapacidad Total y permanente”.

 

VIDA ENTERA A PAGOS LIMITADOS, Seguro de

Este plan es una modalidad del Seguro Ordinario de Vida en el que el período de pago de primas se limita a un período máximo de 10, 15, 20, 25 ó 30 años. Las primas son pagaderas durante el período convenido.

Las características de este plan son las mismas que las del Seguro Ordinario de Vida Entera.

 

VIDA ÚTIL

(Ver: Duración Técnica)

 

VIGENCIA

Período de tiempo previsto en la Póliza durante el cual surten efectos sus coberturas.

 

VIOLACIÓN DE GARANTÍAS

El no llevar a cabo o cumplir una promesa que el Asegurado haya garantizado realizar, o hacer declaraciones falsas garantizadas como verdaderas.

 

VIOLACIÓN DE GARANTÍAS, Cláusula de

Mediante esta Cláusula se conviene que en caso de ocurrir un siniestro causado por negligencia del Asegurado y no cubierto por la Póliza, los Aseguradores están obligados a pagarle al “Acreedor” hasta el saldo adecuado al mismo (menos la suma de las cuotas vencidas, intereses no devengados o gastos de manejo, si los hay), o hasta la suma asegurada, cualquiera que sea menor.

 

VOLUMEN ANUAL DEL NEGOCIO

Se entiende por volumen anual del negocio, la cifra de ventas registradas durante los doce (12) meses inmediatamente anteriores a la fecha del siniestro.

 

VOLUMEN DEL NEGOCIO

Se entiende por volumen del negocio la suma de todos los ingresos percibidos por el Asegurado por bienes vendidos o suministrados que se hayan producidos o terminados en la empresa, así como por los servicios prestado en los locales de su empresa asegurada en el curso de sus operaciones.

 

VOLUMEN DE VENTA

Se define como el importe pagado o que deba pagarle al Asegurado por las mercancías vendidas y entregadas y por los servicios prestados durante la marcha del negocio. El volumen de ventas se descompone en tres partes: Gastos Variables, Gastos Fijos y Beneficio Neto.

 

VUELCOS

Se entiende como el accidente que sufre un vehículo terrestre por descarrilamiento, crecimiento de ríos, huracán, terremoto, roturas de puentes, derrumbes, caídas al agua del vehículo transportador durante las operaciones en muelles o a bordo de buques (ferry o balsas).

 

 

W.P.A., Cláusula “Con Avería Gruesa”.

(Cláusula del Instituto de Aseguradores de Londres 1.1.63)

Esta Cláusula cubre pérdida total con garantía de avería parcial cuyo importe supere la franquicia estipulada en la Póliza. Incluye la cobertura que otorga la Cláusula F.P.A., y además los daños a la constitución física de las cosas, aseguradas en su normal transporte, como consecuencia directa de tempestad, varamiento, colisión fortuita, naufragio, echazón, fuego, cambio de ruta, de viaje o daños a las maquinarias de la nave, explosiones, carga y descarga y avería general común o gruesa, y también los daños que sufran dichas cosas en el traslado del punto de desembarque al interior del país, o del interior del país al punto de embarque por accidentes terrestres. El amparo de avería particular no incluye daños ocasionados por agua dulce, aceite, grasas, óxido o lodo ni tampoco contaminación de mal olor, abolladuras, merma, filtración, derrame, rotura, robo, extravío o falta de entrega, ni tampoco el mal empleo de ganchos.

Esta última exclusión, tiene singular importancia para Venezuela, toda vez que no todos los puertos nacionales poseen la maquinaria y técnica de descargas sofisticadas de los europeos y norteamericanos; por tal razón a diario se suceden pérdidas por la mala utilización de los ganchos en la descarga de toda clase de mercancías, o mercancías objeto de esta operación.

Esta Cláusula ha sido reemplazada por la Cláusula (B) del Instituto para Cargamentos 1.1.82, la cual contiene restricciones mayores que la anterior W.P.A. del 1.1.63.

Cubre la pérdida o daño al interés asegurado que se pueda atribuir razonablemente a:

1) Fuego o Explosión, pero no cubre combustión espontánea aunque puede ser contratada la protección en forma especial.

2) Encalladura, varadura, hundimiento, o zozobra del buque. Este riesgo estaba cubierto por las Cláusulas 1.1.63, pero siempre que excediera el porcentaje establecido en la Cláusula W.P.A., ahora se cubra como avería particular y como avería total sin estar sujeto a franquicia alguna.

3) Volcamiento o descarrilamiento del medio de transporte terrestre. Estos términos son nuevos y no aparecen en las Cláusulas 1.1.63.

4) Colisión o contacto del buque, embarcación o medio de transporte con cualquier sustancia externa excepto agua.

5) Descarga del cargamento e un puerto de arribada.

6) Terremoto, erupción volcánica o rayo. Estos términos no aparecían en las Cláusulas de 1.1.63.

7) Sacrificio de Avería General.

8) Echazón o Barrida de Olas

9) Entrada de agua de mar, lago o río en el Buque, embarcación, bodega, medio de transporte, contenedor, furgón o lugar del buque o embarcación.

Esta nueva Cláusula B cubre averías particulares específicas sin franquicia o deducible, salvo lo pactado en contrario.

No cubre daños a la carga resultante de corrimiento de la estiba durante tempestad. Ninguna forma de robo.

Bajo la sub-cláusula 4.7 se libera a los Aseguradores de responsabilidad por incendio premeditado, hundimiento intencionado o cualquier otra forma de sabotaje u otros actos maliciosos o maléficos por los cuales el interés asegurado es deliberadamente dañado o destruido. Esta exclusión se aplica también a ciertos actos de baratería del capitán o tripulación del buque.

Para anular el efecto de esta sub-cláusula 4.7 debe incorporarse sujeto a prima adicional la Cláusula de Daño Malicioso del 1.1.82.

No cubre el riesgo de piratería el cual está excluido de las Cláusulas de Guerra, pero puede ser contratada en forma especial..

 

 

Liberty Auto
 
Liberty Salud
 
Liberty Accidente
 
Liberty Life
 
Liberty Empresa